Público
Público
viaje al centro de la precariedad

'Viaje al centro de la precariedad': cuando ni trabajando se llega a fin de mes

En España hay muchas familias a las que, incluso con todos sus miembros trabajando, les resulta imposible hacer vida normal. Personas sin estabilidad laboral pese a tener una amplia formación, mayores de 50 años en paro que tienen muy difícil volver trabajar, o estudiantes con un futuro laboral incierto son los protagonistas de esta serie de 'Publico' que ofrece los datos y muestra los rostros de una precariedad en aumento. 

Viaje al centro de la precariedad
'Viaje al centro de la precariedad', una serie que muestra un presente difícil y un futuro incierto.

España lleva más de una década sufriendo una tremenda precariedad estructural. Para explicar la situación en la que nos encontramos actualmente, tenemos que remitirnos a la crisis del 2008 y a las reformas laborales que contribuyeron a aumentar la precariedad de los trabajadores.

Actualmente, y desde hace más de 10 años, hay familias que, con todos sus miembros trabajando, no consiguen llegar a fin de mes. Jóvenes que no han conseguido ningún tipo de estabilidad laboral pese a tener una amplia formación, personas mayores de 50 años que saben que tienen muy difícil volver a encontrar un trabajo, ancianos que tienen que mantener con su pensión a sus hijos y nietos, familias que tienen que vivir hacinadas en habitaciones porque sus sueldos no les permiten alquilar una casa, españoles que han tenido que viajar al extranjero para conseguir un mínimo futuro… En definitiva, una precariedad que cruza de norte a sur y de este a oeste.

Precisamente por este motivo en Público queremos hacer este Viaje al centro de la precariedad para mostrar esa paupérrima situación desde diferentes perspectivas. Detrás de los fríos datos se encuentran familias que sufren, personas con el agua al cuello a las que esas cifras y estadísticas poco les aportan.

En Público contaremos cómo viven y mostrarán una realidad que padecen millones de personas en nuestro país. Son historias de desesperanza y  agotamiento ante un sistema de trabajo que les precariza y les asfixia cada día, porque la precariedad no solo se encuentra entre los jóvenes o en las mujeres o en los migrantes. También se manifiesta en la propia Administración, en familias que aparentemente llegan a fin de mes y en personas que trabajan.

La precariedad en sus carnes

"La precariedad es una forma de regular y de entender las relaciones de trabajo por la cual el trabajador o la trabajadora está sometido a unas condiciones no estándares. Es decir, no cuenta con un puesto de trabajo de carácter indefinido a jornada completa. La precariedad tiene que ver con el tipo de contratación marcada por la temporalidad, con la extrema facilidad para despedir y las condiciones de trabajo". Así entiende la precariedad el secretario general de Comisiones Obreras, Unai Sordo.

Cabe recordar que en España, antes de la emergencia del coronavirus, el 13% de los trabajadores eran pobres según la Organización Internacional del Trabajo, lo que supone que el 13% de las personas que trabajan están por debajo de la línea de la pobreza.

Una de las causas, aparte de la devaluación salarial, se debe a la temporalidad y a la parcialidad en el empleo.

Dentro de la precarización del empleo, el secretario general de UGT, Pepe Álvarez, también señala la precariedad dentro de la Administración Pública. En el Viaje al centro de la precariedad  también hay cabida para los testimonios de los funcionarios de la Inspección de Trabajo y del Servicio Público Estatal de Empleo, dos pilares fundamentales para los trabajadores en España.

Salarios muy bajo con respecto al nivel de vida

Los datos son claros, el sueldo más frecuente en España se sitúa en 18.000 euros brutos al año, lo que se traduce en unos 1.200 euros al mes, una cantidad con la que es muy complicado llegar a fin de mes teniendo en cuenta que en las principales ciudades españolas el precio de alquiler de las viviendas supera los 800 euros mensuales.

"En España una persona no puede vivir con esos salarios. Es imposible  sobrevivir así en una gran ciudad en la que los alquileres están por encima de 600 euros", explica Pepe Álvarez.

Por ello, la famosa frase "me sobra mes al final del sueldo" cobra vida propia  en los protagonistas del Viaje al centro de la precariedad.

Una reforma laboral que consolidó la precariedad en España

La crisis de 2008 se llevó por delante millones de puestos de trabajo. Según el INE, el paro total pasó de un 9,6% en el año 2008 a un 25,93% en el año 2014.

En una situación en la que el paro no dejaba de crecer, los salarios caían en picado y los bancos no daban préstamos a autónomos y familias se aprobó la reforma laboral del Gobierno del Partido Popular en el año 2012 que, entre otras cosas, abarató el despido pasando de 45 a 33 días por año trabajado en caso de despido improcedente y priorizó los convenios de empresa por encima de los convenios sector.

Para los secretarios generales de ambos sindicatos, la reforma laboral consolidó la precariedad laboral en España.

Pepe Álvarez y Unai Sordo/ Europa Press

"La reforma laboral de Rajoy agravó la precariedad laboral en todos los aspectos. La reforma impulsó la contratación precaria y abarató el despido. Sólo quiero aportar un dato, entre el 2012 y la actualidad la media de contratos temporales que tiene cada trabajador ha pasado de 3,5 a 5,6 por año", explica a Público Unai Sordo.

"Los trabajadores vivieron por encima de sus posibilidades"

En ese mismo contexto, esta frase fue repetida durante años calando en una parte de la sociedad. Personas que ahora no pueden irse de vacaciones ni llegan a fin de mes cargaron con esa "responsabilidad" en sus espaldas.

Por ello, para Pepe Álvarez es "una frase hecha, desgraciada, que ha servido para culpabilizar a los trabajadores que no tenían culpa de nada y que en muchas ocasiones no tenían dinero ni para pagar la hipoteca".

Ambos líderes sindicales coinciden en que las personas que se encuentran en una situación de precariedad lo que buscan es salir de la misma cuanto antes.

"Una vez que salen de esa situación, los trabajadores buscan mejoras en la vida como la conciliación, la estabilidad y la seguridad en el trabajo", asegura a Público el secretario general de UGT.

Los jóvenes y el futuro que les espera

La población joven es uno de los grupos que más está padeciendo la precariedad laboral en España. El 31,6% de los jóvenes entre 18 y 29 años viven en hogares que llegan al fin de mes con dificultad o mucha dificultad, según un informe del Observatorio La Caixa. Además, el 22,4% de los jóvenes empleados entre 20 y 29 años tienen un salario bruto por hora inferior a dos tercios del salario mediano, frente al 12,6% de la población total.

Según otro informe elaborado por la Agencia Tributaria, en 2018 tres de cada cuatro jóvenes menores de 26 años no llegaban al salario mínimo anual y el 36% de los jóvenes entre 26 y 35 años tampoco conseguía llegar a esa cifra.

Los sindicatos se muestran cautelosos con respecto al futuro de los jóvenes.

"Mantener el modelo neoliberal o no depende de decisiones políticas y de si la sociedad es o no capaz de organizarse. Por tanto, depende de cómo se articulen las políticas económicas el futuro será uno u otro. No creo que esté predeterminado", explica el secretario general de CC OO.

La propuesta de 'Viaje al centro de la precariedad'

En la serie Viaje al centro de la precariedad se mostrará, a través de varias entregas de informaciones y reportajes en Público cuál es la función que realiza la Inspección de Trabajo y en el Servicio Estatal Público de Empleo, así como las personas que forman parte activa de la lucha contra las problemáticas sociales.

También se podrá conocer de primera mano la realidad de familias españolas de diferentes perfiles personales y profesionales. Trabajadores, personas en paro o estudiantes, entre otros, que sufren las consecuencias de la precariedad. Personas anónimas que contarán realidades enormes y muy comunes en nuestro país.

Más noticias de Economía