Público
Público

El debate soberanista marcará la campaña de las elecciones catalanas

Esta medianoche comienza la cuenta atrás para unos comicios tras la legislatura más corta en Catalunya

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La campaña de las décimas elecciones autonómicas catalanas desde la reinstauración de la Generalitat en 1980 empieza a las 00.00 horas de este viernes, y por primera vez en la historia quedará marcada por el independentismo en los partidos de todas las tendencias.

Los comicios los avanzó el presidente Artur Mas tras el rechazo del Gobierno central de Mariano Rajoy a negociar el pacto fiscal, una propuesta de nueva financiación que aprobó el Parlament en julio con los votos de CiU, ICV-EUiA y ERC, aunque el PSC aprobó parcialmente algunos de sus puntos.

Tras la masiva manifestación independentista de la Diada en Barcelona, Mas se reunió con Rajoy para exigir ese pacto como última vía para el encaje de Catalunya en el Estado: ante el rechazo de Rajoy, Mas abogó por 'estructuras de Estado' dentro de la UE y del euro, aunque CiU no habla de independencia, concepto que distancia a CDC con el líder de UDC, Josep Antoni Duran.

CiU ha centrado su campaña en la figura de Mas y su agenda catalana: que Catalunya sea un Estado dentro de Europa; de ahí la agenda internacional que en las últimas semanas está haciendo el Govern. Su principal objetivo es la mayoría absoluta que Jordi Pujol tuvo en las segundas catalanas de 1984 y que perdió en 1995, y Mas ha pedido el voto del máximo de catalanes posibles bajo el argumento que necesita la mayor fuerza posible para negociar con Rajoy.

El PSC llega con un candidato nuevo, Pere Navarro, aunque las encuestas auguran que puede perder representación: en las catalanas de hace dos años consiguió 28 diputados, los peores datos de su historia, pero ahora confía en el voto oculto que en los últimos tiempos ha empezado a tener.

El PP llega a las elecciones defendiendo abiertamente la continuidad del modelo autonómico actual, aunque los sondeos indican que se estancan a consecuencia de los recortes del Gobierno central.

En cambio, C's puede llegar a duplicar su representación en el Parlament según los sondeos -de tres diputados actualmente-, y con un programa que hace del bilingüismo y el constitucionalismo sus mayores bazas.

El espíritu de la Diada ha dado fuerza a ERC: aunque no ha logrado constituir una candidatura unitaria independentista, parte con buenos pronósticos, tras la renovación que hizo después de las autonómicas de 2010 y que implicó el liderazgo del historiador Oriol Junqueras.

ICV-EUiA confía en subir estas elecciones, abogando por un discurso basado en el derecho a decidir pero también en los derechos sociales y el rechazo a la austeridad, y confía en seducir también a votantes independentistas y a los desencantados del PSC.

En cuanto a los partidos minoritarios, se desvelará si SI es capaz de mantener su fuerza tras romper con el expresidente del FC Barcelona Joan Laporta; y también se sabrá si hay espacio para más partidos, como los independentistas asamblearios de las CUP -hasta ahora presentes en las elecciones municipales catalanas- y PxC.

Más noticias en Política y Sociedad