Público
Público

Cómo ser empresaria y no morir en el intento

1.500 mujeres, la mayoría ejecutivas y emprendedoras, acudieron el jueves al Congreso 'Inspiration Day', organizado por la red Womenalia

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

¿Qué diferencias hay entre el liderazgo femenino y el masculino? ¿Existe una fórmula mágica para conciliar vida laboral y familiar cuando se dirige una empresa? ¿Cuáles son las claves del éxito?. Todas estas preguntas (y algunas más) fueron planteadas (y respondidas) en el congreso titulado Inspiration Day, organizado por la red de networking Womenalia y que tuvo lugar el pasado jueves.

Unas 1.500 mujeres, la mayoría ejecutivas y emprendedoras, acudieron al encuentro en el que el objetivo principal era, como su nombre indicaba, conseguir inspiración y apoyo para empezar nuevos proyectos. En una jornada festiva en la que los grupos de amigas se incrementaban en cada café, también hubo tiempo para el debate y la reflexión.

“Hoy quizá dedicaría más tiempo a mi familia”, reconoció Amparo Solis, responsable de Transacciones y Reestructuración del Sistema Financiero KPMG España, en la mesa redonda sobre Cómo llegar a ser empresaria y no morir en el intento. Y es que poder conciliar es, según reconocieron la mayoría de las ponentes, una de las principales dificultades de la vida de una mujer encumbrada.

Los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) confirman las teorías. Sólo el 12,3% de las mujeres trabajadoras lo son por cuenta propia, frente a un 87,6% que son asalariadas. Entre los hombres, la primera cifra se eleva hasta a un 20,3% y la segunda disminuye hasta el 79,6%. Además, en 2011, las bajas por maternidad todavía superaban significativamente a las de paternidad: 324.405 frente a 269.715 , respectivamente. 

'En 205 países, sólo hay once jefas de Estado', expuso también Antonio Fontanini, fundador de Informalia Consulting y moderador de una de las mesas. 'Y eso que es evidente que el mundo actual, liderado por hombres, no funciona', ironizó. También expuso otros datos y estudios que ponen de manifiesto que en España hay un millón de mujeres que trabajan por cuenta propia, que el 50% de ellas lo hace para poder dar salida a su título universitario y que lo que más les preocupa es conciliar, conseguir crédito para su proyecto y las técnicas de marketing, en ese orden. 

Aun así, las protagonistas del Inspiration Day -que también contó con la presencia masculina de Emilio Duró (economista y consultor), Javier Rodríguez Zapatero (CEO de Google) y Juan José Azcárate (CEO de CCC), entre otros- no quisieron ofrecer una visión pesimista al respecto. 

'Me he perdido un montón de cosas, pero he ganado otras muchas', asegura una empresaria

'Me he perdido un montón de cosas, la verdad, pero también he ganado otras muchas', continuó Amparo Solis durante su intervención. 'Tuve la duda sobre si dedicar menos tiempo a mis hijos podría afectarles, pero lo superé con el apoyo de mi familia y no llegué a sentirme culpable en ningún momento', aseguró. 'Hay que buscar permanentemente el equilibrio dentro del desequilibrio', concluyó. 

Otra de sus compañeras de debate, María Benjumea, presidenta de Infoempleo, empezó a trabajar a distancia, en horas libres, mientras sus hijos eran pequeños. 'Cuando se hacen mayores, ya no existen los horarios', aseguró. Todas coincidían en una premisa: 'Ser emprendedora no es fácil, pero imposible tampoco', concluyeron.

Unas horas antes, en la mesa de debate Mujeres en la Cumbre, otras cinco grandes empresarias debatían sobre las mejores soluciones para lograr conciliar trabajo e hijos, especialmente en esta época, donde la crisis, el paro y las dificultades impuestas por la Reforma Laboral de Mariano Rajoy no lo facilitan demasiado. 'Hay que aprovechar las nuevas tecnologías para poder trabajar a distancia, con flexibilidad y cobrando por objetivos, más que por horas', resumió Sofía Rodríguez-Sahagún, directora de imagen y marca de Vodafone España. 

'Nos empeñamos en delimitar trabajo y familia cuando hay que buscar compatibilizarlo'

En la misma línea se expresó también Isla Ramos, una de las directoras ejecutivas de Lenovo, que abogó por 'trabajar por objetivos' y por cambiar el modo de pensar de la sociedad. 'Nos empeñamos en delimitar el mundo laboral y separarlo del personal y eso es imposible', exclamó. 'Hoy en día, hay que buscar cómo compatibilizarlo, no cómo separarlo', opinó.  

Ana María Llopis, presidenta no ejecutiva de DÍA, se lo tomó con humor y, tras mucho alabar a su marido, ejemplo de corresponsabilidad, espetó: '¡Cuidado al elegir novio si veis que no es abierto de mente!'. Krista Walochik, presidenta de Norman Broadbent, también lo enfocó de forma positiva. 'Hay momentos en la vida en los que quizá tienes que elegir entre familia o carrera. Y hay que decidir, pero no engancharte a la carrera pronto no significa que te quedes fuera', argumentó. 

'No engancharte pronto a la carrera no significa que te quedes fuera'

Por otro lado, aunque en el mundo de las mujeres autónomas, dado que son sus propias jefas, no existen los techos de cristal ni las brechas salariales, las participantes en el acto de Womenalia sí apuntaron algunas diferencias en el mando femenino. 

'El modelo de liderazgo femenino te lo tienes que inventar, ser muy flexible y reinventarte siempre', aseguró Elizabeth Trallero, CEO de Congost Plastic, un mundo de por sí, dijo, 'muy masculino'. Para Rodríguez-Sahagún, la empatía es la principal característica que distingue a las jefas de los jefes. 'Creo que las mujeres llevamos ganado la parte de la cercanía y la simpatía', apuntó. Isla Ramos, por su parte, cree que las mujeres son más valientes para enfrentar los cambios: 'No tenemos tantos anclajes como los hombres'. 

Walochik, además, valoró que una de los estudios más conocidos sobre un 'liderazgo óptimo' se llevó a cabo basándose en modelos de mujeres. Recordó que 'un líder es una persona que da la vuelta y hay alguien detrás' y, como el resto de sus compañeras, insistió en que 'el talento femenino es necesario porque las mujeres son el 50% de la población'.