Público
Público

La fiscalía pide que se juzgue a 41 miembros de Batasuna

Entre los acusados se encuentra Arnaldo Otegi, en relación con el sumario de Garzón su vinculación con ETA y la financiación a través de las "herriko tabernas"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Fiscalía pedirá mañana que se juzgue a 41 dirigentes de la ilegalizada Batasuna, entre ellos a Arnaldo Otegi, en relación con el sumario 35/02 en el que el juez Baltasar Garzón ha investigado la subordinación de esta formación a ETA y la financiación de la banda a través de las 'herriko tabernas'.

Según informaron fuentes jurídicas, el fiscal de la Audiencia Nacional Vicente González Mota tiene previsto elevar mañana esta petición a la sección segunda de la Sala de lo Penal, a la que corresponderá el enjuiciamiento de esta causa.

Una vez que las otras partes en el proceso -defensa y acusaciones- se hayan pronunciado acerca de la conveniencia o no de decretar la apertura de juicio oral, para lo que disponen de un plazo de 20 días, la Sala de lo Penal decidirá al respecto.

Si finalmente considera que debe celebrarse la vista oral, la Sala dará un nuevo plazo a las partes para que éstas presenten su escrito de calificación en el que expondrán la pena que solicitan para los procesados y después dictará el señalamiento de juicio, lo que no ocurrirá antes de un año, según las fuentes consultadas.

Garzón concluyó el pasado 1 de abril la instrucción de este sumario, que consta de 291 tomos y 42 procesados, aunque uno de ellos José Antonio Urrutikoetxea, 'Josu Ternera', se encuentra huido y otro, Jon Salaberria, fue detenido en mayo en Francia, aunque podrá sentarse en el banquillo si es entregado a España.

De los 41 procesados para los que el fiscal pedirá la apertura de juicio, seis están en prisión, aunque el 30 de agosto quedará en libertad Otegi, que está encarcelado por otra causa: el cumplimiento de una condena por un delito de enaltecimiento del terrorismo.

Los otros cuatro presos son Joseba Álvarez, Joseba Permach, Rufino Etxebarría y Juan Cruz Aldasoro, detenido en octubre en la reunión celebrada en Segura (Guipúzcoa) en la que Batasuna trataba de recomponerse, y Karmelo Landa, arrestado el pasado 11 de febrero.

Meses después de abrir el sumario en 2002, Garzón acordó el 26 de agosto suspender por tres años las actividades de Batasuna, 'porque la propia estructura de HB-EH-Batasuna se encuentra integrada en el grupo terrorista dirigido por ETA, habiendo sido creada para complementar su acción terrorista y hacerla más eficaz'.

Esta medida fue prorrogada por otros dos años el 17 de enero de 2006 por el juez Fernando Grande-Marlaska, que sustituía a Garzón.