Público
Público

El Gobierno tendrá que retirar el vídeo sobre reforma laboral

La Junta Electoral Central estima la denuncia presentada por el PSOE y veta el spot hasta después de las elecciones andaluces y asturianas

JORGE YUSTA

El Gobierno tendrá que esperar hasta el lunes para volver a emitir el vídeo en el que mostraba su visión de la reforma laboral. La Junta Electoral Central (JEC) ha obligado al Ejecutivo a esperar a que terminen los procesos electorales en marcha, con las elecciones del domingo en Andalucía y Asturias.

La Junta justifica esta decisión además en su escrito en que, al tratarse de un vídeo financiado por los poderes públicos y estar en periodo electoral en Andalucía y Asturias, se deben extremar las garantías de este proceso. Por ello, ha acordado suspender la emisión del mismo hasta que concluya la votación de la jornada electoral del domingo.

La JEC entiende que, "dado que la difusión a través de Internet es un medio que tiene alcance universal" y los electores pueden votar por correo desde otras partes del territorio español, la suspensión es la "única solución" para evitar su difusión en Andalucía y Asturias. 

La JEC, que se ha reunido en su sede en el Congreso de los Diputados, ha respondido así a la denuncia presentada ayer por el PSOE por suponer una vulneración de la Ley Electoral, en lo que calificaron de "nuevo despilfarro" del Ministerio de Empleo y Seguridad Social en una campaña de publicidad "ilegal y engañosa" y promovida además en medio de dos procesos electorales, cuando la legislación lo "prohíbe expresamente".

Para el PSOE, el vídeo publicado en el portal de Youtube del Ministerio de Empleo vulneraba la legislación vigente en periodos electorales al hacer "una encendida loa" de la reforma laboral aprobada por el Gobierno de Rajoy. "Mezcla de adulación y panegírico, introduce falsedades y datos inexactos con la intención de 'vender' la reforma laboral aprobada por el Gobierno del PP ocultando con todo descaro el abaratamiento general del despido", sostienen los socialistas.

El PSOE censuraba también en su denuncia que el Ministerio de Empleo y Seguridad Social utilice el "presupuesto público para hacer publicidad engañosa". En este sentido, recordaban que ya denunció "la utilización del dinero de las pensiones para enviar dos cartas a los pensionistas, una de ellas también claramente propagandística".

En el vídeo, continúa el PSOE, se utiliza de forma "sesgada e interesada" imágenes de los secretarios generales de UGT y CCOO, así como de otros representantes de organizaciones sociales con, dice este partido, "la intención de hacerles partícipes de los elogios que una voz en off hace de la reforma laboral".

Los propios aludidos también han denunciado el "mensaje engañoso" del vídeo y han sostenido que "distorsiona la realidad para irrumpir en los procesos electorales" de Andalucía y Asturias. Ignacio Fernández Toxo ha denunciado que con el vídeo se recurre a la propaganda y ha dejado claro que no aparecen imágenes de reuniones colectivas sino siempre por separado.

Además, ha afirmado que el vídeo es "lamentable" porque da a entender que la reforma generará una situación parecida "al cuento de Alicia en el país de las maravillas" y, sin embargo, "no tiene nada que ver con la realidad del mercado de trabajo" español, según Toxo.

En este sentido, Cándido Méndez ha lamentado el "intento baldío de gastar dinero público para relatar lo contrario de lo que está pasando".

Bajo el título "Una reforma por el empleo", el spot institucional del Ministerio de Empleo, de casi cuatro minutos, asegura que el principal objetivo de la reforma es "la creación de empleo" y que además será "estable", a pesar de que abarata el despido para todos los trabajadores y permite encadenar contratos temporales durante dos años. El Gobierno parece ignorar este hecho y asegura en el vídeo que la reforma "incluye iniciativas dirigidas a fomentar la contratación estable y a frenar la sangría de destrucción de puestos de trabajo".

El vídeo omite el abaratamiento del despido y la disminución de derechos de los trabajadoresEl vídeo recuerda que desde el inicio de la crisis "en nuestro país se han perdido 2.700.000 puestos de trabajo y se ha alcanzado la cifra de 5.300.000 parados". Por eso, destaca que el objetivo de "la agenda reformista" emprendida por el Gobierno es el de "cambiar con esta tendencia", pese a que no cita que en los próximos meses esa misma tendencia indica que habrá 600.000 parados más en España.

La reforma se ha aprobado, según el vídeo, "desde el respeto al diálogo social, ha recogido las aportaciones realizadas por los agentes". Sin embargo, la gran parte del texto fue aprobada unilateralmente por el Consejo de Ministros y posteriormente convalidada en el Congreso gracias a la mayoría absoluta con la que cuenta el PP. Lejos de ser una reforma consensuada, los sindicatos la han criticado con dureza, no solo por su contenido que disminuye sensiblemente los derechos de los trabajadores, sino también por no haber sido fruto de un consenso entre los distintos agentes sociales.

Además, el vídeo promete que la reforma facilitará "más empleo y más conciliación de la vida personal, familiar y laboral a través de fórmulas flexibles de contratación". Sin embargo, los sindicatos CCOO y UGT han denunciado que pone en peligro la igualdad entre hombres y mujeres ya que, entre otras cosas, limita la lactancia y la jornada reducida.

"En España la mayoría de las empresas han recurrido al despido como principal medida de ajuste para afrontar la crisis. Para evitarlo, la nueva reforma ofrece mayores posibilidades para que empresa y trabajadores puedan encontrar juntos soluciones alternativas y que el despido sea siempre el último recurso", se afirma en el vídeo. Pero la realidad es que se facilita la opción empresarial del despido tan solo argumentando los ingresos o ventas hayan disminuido durante tres trimestres consecutivos. Incluso, también podrá servir que la empresa haya previsto dichas pérdidas. 

Más noticias de Política y Sociedad