Público
Público

Haidar: "Cuando vuelva a casa, será peor que la última vez"

La activista, tras dos meses en España, teme represalias de Marruecos

SUSANA HIDALGO

Expectación máxima al caer la tarde en una explanada de la Universidad Complutense de Madrid. Unas 200 personas permanecen en silencio, todos mirando hacia un estrado donde una mujer con una melfa (túnica) estampada y gafas está a punto de tomar la palabra. La mujer coge el micrófono y dice que va a hablar en francés, la lengua que mejor domina, por 'culpa del Gobierno español, que ha dejado en manos de la ocupación marroquí la eliminación del español y de la cultura española en los territorios ocupados'.

Aminatou Haidar, la activista saharaui que el pasado diciembre permaneció 32 días en huelga de hambre, empezó su intervención ante un auditorio con mayoría de veinteañeros, en un lugar donde desde el pasado 15 de marzo se celebra una acampada universitaria en solidaridad con la causa saharaui.

Haidar llegó el pasado 21 de enero a Madrid para una revisión médica y, desde entonces, ha visitado entre otros lugares Granada durante la celebración de la cumbre entre la UE y Marruecos, Estados Unidos y, la semana pasada, Palma de Mallorca y Leganés (Madrid) donde ha recibido sendos premios. En dos semanas regresará, después de más de dos meses fuera, a su casa en El Aaiún (Sáhara Occidental). La última vez que intentó volver, en diciembre, Marruecos la expulsó por no reconocer la nacionalidad marroquí y España aceptó que el avión aterrizase en Lanzarote.

A partir de ahí, comenzaron 32 días de lucha y al final el Gobierno marroquí terminó cediendo. ¿Qué va a pasar ahora cuando regrese? 'Será peor que la última vez, estoy preparada para lo que sea, para ser arrestada. O asesinada', subrayó la activista, que cuando rellene la documentación oficial en el avión hará lo que siempre ha hecho: dejar en blanco el hueco donde hay que poner la nacionalidad y en la residencia escribir su dirección poniendo que está en El Aaiún (Sáhara Occidental). La saharaui, acompañada por su letrada Inés Miranda, culpó además a los gobiernos francés y español de la situación de su pueblo e instó a presionar al Ejecutivo de Rodríguez Zapatero.

Al acto acudieron numerosas organizaciones de apoyo al pueblo saharaui. David Carballo, de la Coordinadora Estatal de Asociaciones Solidarias con el Sáhara (Ceas) señaló que espera que 'Marruecos haya aprendido la lección'. 'Pero si volviese a haber algún problema, la movilización está asegurada', agregó. Por su parte, Bucharaya Beyum, delegado del Frente Polisario para España hizo una pregunta y él mismo la contestó. '¿Con qué cuenta Marruecos para ser tan intransigente?. Su intransigencia está alimentada por el apoyo del Gobierno francés y el silencio del español'.

Más noticias