Estás leyendo: Hijos acogidos sin fecha

Público
Público

Hijos acogidos sin fecha

El 67% de las familias desconoce el tiempo que tendrá que hacerse cargo del menor

MARTA HUALDE

Matrimonio con hijos. No es el nombre de una conocida serie de televisión, sino el perfil de las familias que se atreven con el acogimiento de menores en España. El 59% de las que se hacen cargo de un niño tiene hijos propios, según el informe Evaluación de resultados del acogimiento familiar en España, cuyas conclusiones se presentarán en primavera. La mitad, incluso, cuenta con dos o tres niños biológicos.

Así, el perfil de los acogedores no ha variado mucho en los últimos años: el matrimonio tradicional es el más animado, con el 82% de menores acogidos, frente al 15% de las mujeres que lo hacen solas y el 3 % de los hombres, recoge el informe, encargado por el Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales y desarrollado en 2006 y 2007 sobre 800 familias de 6 autonomías.

Por culpa de la selección

El motivo es que los gobiernos 'han buscado este perfil en sus criterios de selección', argumenta el coordinador del análisis, el profesor de Psicología Social de la Universidad de Oviedo Jorge Fernández Del Valle. Pero augura un cambio hacia monoparentales y parejas homosexuales, ahora 'escasos'.

Las familias cuentan con el problema del tiempo: el 67% no sabe hasta cuándo tendrá que hacerse cargo del menor. Son pocas las que no resultan idóneas para acoger, puesto que lo relevante es que tengan estabilidad. De ahí que no haya muchas inmigrantes. 'Todavía no tienen su vida en España muy estabilizada', señala Raquel González, técnico de la Fundación Meniños.

Preferentemente, eligen niños pequeños. El 35 % de 4 a 8 años; el 31 %, de 0 a 3; el 22 %, de 9 a 12, y el 11 %, mayores de 13 %, concluye el informe del Grupo en Investigación Familiar e Infancia. Del Valle dice que se da prioridad a los de edades más cortas porque son los más necesitados de un ambiente familiar. Sólo un 8% son inmigrantes con familias en España (de países del Este y Sudamérica).

Los adolescentes resultan más problemáticos. Una de cada cuatro familias interrumpe el acogimiento por problemas de conducta cuando el niño llega a la pubertad. El 70% vuelve a un centro de menores. 'La adolescencia en estos niños es doblemente complicada', añade González. El principal escollo es la 'adaptación'. Recomendaciónes: flexibilidad, paciencia y poner límites.

La familia biológica suele tener deficiencias económicas pero también problemas de drogas (25,6% y 18% en el caso de la madre y el padre, respectivamente), mentales (20% en las madres) y de cárcel (14% en los padres). Pero el acogimiento en España está todavía un poco verde. Sólo el 15 % de los niños acogidos viven con familias ajenas; de los 30.368 niños tutelados por la Administración, 2.487.

Para Del Valle, la solución es invertir, seleccionar bien las familias, formación, apoyo, seguimiento y remuneración. Pide a las administraciones que apuesten por el acogimiento 'Es difícil, pero no hay que echarse a atrás', concluye este experto.

De todo a nada

Las diferencias entre regiones se notan en las ayudas a las familias de acogida. Con una media de 250 euros al mes, hay las que no dan nada y otras llegan a los 400 euros.

Acogida por regiones

Las autonomías donde más éxito tiene esta figura son Navarra, País Vasco, Castilla y León, Castilla-La Mancha y Madrid, con un 20%, frente a Canarias, Cantabria, La Rioja, Murcia y Extremadura, con un 5%.

Familias extensas

El 85% de los niños tutelados están acogidos por parientes que no son sus padres (familia extensa). Son un total de 14.670.

Punto crítico










Más noticias