Público
Público

Imputado el candidato de IU en Sevilla a las puertas del 22-M

La jueza de Mercasevilla le atribuye "activa participación" en una venta fraudulenta de suelo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La jueza Mercedes Alaya, que investiga el caso Mercasevilla, ha imputado al primer teniente de alcalde y portavoz de IU en el Ayuntamiento de Sevilla, Antonio Rodrigo Torrijos. En un auto del 4 de abril, la jueza atribuye a Torrijos, vicepresidente de Mercasevilla hasta septiembre del pasado año, 'responsabilidad y activa participación' en la adjudicación, supuestamente fraudulenta, de 'la totalidad de los terrenos' de la sociedad mixta a la empresa Sanma, filial de la malagueña Sando.

La imputación es un grave problema para IU en el peor momento posible, con el 22-M a la vuelta de la esquina. Torrijos, candidato de IU a la alcaldía, es seguramente el segundo cargo público de la coalición con más poder municipal, por detrás del regidor de Córdoba, Andrés Ocaña.

Alaya investiga la adjudicación ventajosa de terrenos a Sanma

Si es candidato, se incumplirá el Decálogo por la Ética, la Transparencia y la Austeridad en las Entidades Locales de IU en Andalucía y el Compromiso Ético por la Regeneración Democrática de IU federal, dos documentos de referencia de la coalición ante las elecciones, que impiden presentar a cargos imputados y exigen su dimisión cautelar. Precisamente hoy en Madrid unos setenta candidatos firmarán el decálogo anticorrupción.

La jueza la misma del caso de los ERE, que salió de este como una muñeca rusa investiga por qué Sanma ganó en 2006 la adjudicación pese a presentar una oferta 52 millones inferior a la de la granadina Noga (106 millones frente a 158) por los suelos, ubicados en un zona en expansión urbanística de la ciudad. Los pliegos de condiciones fueron amañados, según la jueza. Torrijos fue quien decidió que la venta fuera por concurso y no por subasta, aunque ha negado que haya irregularidades.

Torrijos es el imputado número 16 del caso Mercasevilla, en una lista que abarca al exgerente de Urbanismo, Manuel Marchena, el actual gerente de Urbanismo, Miguel Ángel Millán, al exconcejal Gonzalo Crespo (PSOE) y a los exdirectivos de Mercasevilla Fernando Mellet y Daniel Ponce, entre otros.

Presentar a Torrijos violaría los códigos éticos de los que IU hace bandera

La imputación cayó como un jarro de agua fría en IU. La dirección federal y la andaluza pidieron tiempo antes de valorar el auto. Las pocas voces que se oyeron respaldaron a Torrijos. El Grupo Municipal en Sevilla emitió un comunicado defendiendo su 'inocencia total' e insinuando motivaciones políticas al tildar de 'sorprendente' que la decisión sea cerca del 22-M. El argumento de IU es que la adjudicación fue aprobada en el consejo de administración, con el voto de todos los partidos.

Salvo sorpresa, Torrijos, que ayer por la tarde suspendió un acto en Sevilla, anunciará hoy en público que no dimitirá. El diputado en el Congreso Gaspar Llamazares declaró: 'En principio, tenemos confianza en su inocencia'.

Salvo sorpresa de última hora, el imputado anunciará hoy que no dimite

En Andalucía, el líder regional de IU, Diego Valderas, ha pedido por activa y por pasiva dimisiones en la Junta por los ERE. Ahora sería difícil explicar un mensaje de condescendencia. Y atacar a la jueza recordaría a la estrategia tantas veces seguida por el PP. ¿Cuáles son los planes de IU en Andalucía, entonces? Consultado por Público ayer a media tarde, Valderas pidió tiempo. 'Estoy en Almería y no he visto el auto. Mañana [por hoy] haremos una valoración', dijo. Pero añadió: 'En todo caso, las decisiones [en Mercasevilla] se tomaban por unanimidad de PSOE, PP, IU y PA'.

La dirección federal evitó dar una respuesta oficial, informa Juanma Romero. Oficiosamente, integrantes de la ejecutiva adelantaban que no habría prisas en analizar el caso, para lo que se estaba en contacto con la cúpula andaluza, e indicaban que la estructura de IU concede autonomía a los territorios.

A ello añadían su convencimiento de la inocencia del concejal. Responsables del federal, que reclamaron el anonimato, daban casi por sentado que Andalucía no haría dimitir a Torrijos. 'Si no se va o no le echan, está claro que esta situación nos deslegitima. Hay que tomar medidas drásticas. El código es sagrado, por encima de Torrijos, Sevilla, Andalucía y el federal. Debemos dar ejemplo', señalan. Hoy, antes de la rúbrica, se reunirá parte de la dirección para evaluar la situación. Pero ayer distintos dirigentes advertían de que si Madrid era complaciente, ellos se desmarcarían.

Con su pipa en la boca y su discurso aguerrido y algo doctrinario, Torrijos es un personaje tan demonizado por los amplios sectores conservadores de la ciudad como reconocible para las bases de su partido.

Hoy por hoy, es el mayor activo electoral de IU en Sevilla, una de las tres únicas capitales andaluzas (además de Córdoba y Jaén) donde el PP no tiene mayoría absoluta. Es, en resumen, un personaje carismático al que no se adivina sustituto, menos con tan poco margen. 'Si no se va él, nadie lo va a echar', opinaba ayer un dirigente andaluz de IU.

Que el caso salpique a Torrijos es una mala noticia para Juan Espadas, candidato del PSOE. Sus opciones de mantener el poder en manos socialistas pasan en parte por un buen resultado de IU que imposibilite a José Ignacio Zoido (PP) la mayoría absoluta. Sevilla (704.198 habitantes) es, tras Barcelona, la mayor ciudad gobernada por los socialistas. Pero la importancia del auto de ayer supera lo local. Con Javier Arenas (PP) lanzado en las encuestas a un año de las autonómicas y el PSOE asediado por el caso de los ERE, IU está ante la oportunidad histórica de ser decisiva para apuntalar un Gobierno andaluz de izquierdas en 2012.

Más noticias en Política y Sociedad