Público
Público

La industria del foie gras culpa a los activistas del sufrimiento de los patos

"Entraron de madrugada y los animales se alborotaron, normal que sufran estrés o que se les rompa el pico", señalan desde la asociación de granjeros

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Industria del foie gras ha salido a defenderse después de que ayer se publicara un informe e imágenes que denunciaban las condiciones insalubres y de 'maltrato' que sufren los patos en la granja Caracierzos de Teruel.

La Asociación Interprofesional Agroalimentaria de Palmípedas Grasas (Interpalm), a la que pertenece Caracierzos, ha acusado a Igualdad Animal de hacer 'demagogia' y 'falsear' información para 'darse publicidad', según ha expresado a Público el gerente de la asociación, Ramón Puyuelo.

Tanto en su informe como en un vídeo hecho público ayer, la organización por la defensa de los animales denunció la presencia de aves muertas dentro de las jaulas, un pato con el pico roto que era obligado a seguir alimentándose, infencciones oculares en los animales que permanecían en unas instalaciones 'sin sistema de filtrado de aire y/o ventilación' y carentes de 'equipos y controles adecuados', entre otras cosas.

Puyuelo, quien ha asegurado que las granjas de la Interpalm pasan 'constantes revisiones de veterinarios' y llevan 'un control absoluto' por parte del Gobierno de Aragón, ha atribuído la muerte de algunos de los patos a una cuestión estadística.  'Hay 20.000 patos juntos cada vez. Algunos nacen con enfermedades y es lógico que mueran, pero no llega al 1%', ha afirmado.

Pero el gerente de Interpalm, que ha dicho sentirse 'muy enfadado' con el asunto, ha llevado sus acusaciones más lejos y plantea que algunas de las situaciones denunciadas en el vídeo están causadas por los propios activistas.

'Grabaron a la 01.00 de la madrugada. Encendieron las luces y los patos se alborotaron. El pato con el pico roto podría deberse a que se asustó cuando entraron,  es como si entras en casa de alguien cuando está durmiendo. También sacaron a algunos de los patos para grabar al que estaba enfermo. Habría que ver si no son ellos los culpables de los daños. Pero claro, si te dedicas a enfocarles con un zoom es desagradable, eso es obvio, pobre animal'.

Puyuelo ha subrayado, además, que en el vídeo aparecen ventiladores, ventanas y sistemas de filtrado que, según él, prueban que las acusaciones sobre el estado de las instalaciones es 'falsa'.

Preguntado por las jaulas individuales y estrechas en las que viven los patos y que están prohibidas por la UE, la asociación ha reconocido que 'no se adaptan' a lo dispuesto por el Consejo Europeo. 'Estamos transformándonos y haciendo estudios para adaptarlas y poner parques colectivos' como establece la normativa, asegura.

En cualquier caso, ha dicho que no ordenará ninguna inspección adicional a la granja de Caracierzos puesto que al pertenecer a la Interpalm 'está reconocida por el Ministerio de Medio Ambiente y sigue los procedimientos dictados por la normativa'.

Interpalm no ordenará inspeccionar la granja de Caracierzos

En cuanto a la elaboración del producto, Payuelo ha defendido que 'existen informes científicos que dicen que los animales no padecen ningún sufrimiento' y ha negado que se provoque al animal una enfermedad hepática. 'Se baja la temperatura en las instalaciones y su hígado comienza a generar grasa como si fuera invierno. Para nosotros sería una enfermedad, pero para ellos no'. 

'Si grabaron las imágenes en febrero, que denuncien en febrero, no cinco meses después. Les dan igual los animales, lo que quieren es publicidad', ha sentenciado Payuelo.

El presidente de Interpalm, Jordi Terol, es a su vez director de Collverd, una de las empresas de productos de foie gras que compran la materia prima a la granja de Caracierzos. 

Más noticias en Política y Sociedad