Público
Público

Los jueces conservadores se unen a las críticas contra Gallardón

La Asociación Profesional de Magistratura cree que, con los anuncios sobre la reforma de la Ley del Aborto, el ministro de Justicia intenta 'desviar la atención' de la ciudadanía

PÚBLICO/EFE

Los anuncios del ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón no suelen pasar desapercibidos. Pero, en esta ocasión, sus declaraciones han molestado incluso a los sectores de la derecha. La pretensión del titular de Justicia de convertir la actual Ley del Aborto, vigente desde 2010, en una normativa más restrictiva incluso que la del año 1985, ha sido criticada no sólo por la oposición y las organizaciones feministas, sino también por las plataformas judiciales más conservadoras.

La noticia (la malformación del feto ya no será uno de los supuestos en los que se permite abortar), publicada ayer por el diario La Razón, fue una 'sorpresa' para el portavoz de la Asociación de Profesional de Magistratura (APM), Pablo Llarena, ya que dicha medida, recordó, 'no se impulsó en las dos legislaturas en las que el Partido Popular gobernó por mayoría'. 

Asimismo, dicha restricción de la Ley ni siquiera formaba parte de las intenciones de Gallardón antes de llegar a gobernar. 'Al principio de la legislatura, el actual ministro propuso volver al sistema de un aborto por indicaciones y no a la restricción de las indicaciones', añadió Llarena. 

Por último, el portavoz de la APM lamentó que el ministro esté tratando de desviar la atención de las críticas a su gestión, 'creando una crispación en la ciudadanía sobre cuestiones éticas de la importancia del aborto', informa Efe.

Por su parte, su homólogo en la moderada Asociación de Jueces y Magistrados Francisco de Vitoria, José Luis González Armengol, también se mostró sorprendido ante la innecesaria reforma. El aborto por malformación del feto era 'una cuestión pacífica, que se estableció hace años sin que haya generado ningún problema', detalló.

De hecho, según los últimos datos del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, sólo un 2,97% de las interrupciones voluntarias del embarazo (IVE) se deben a la malformación del feto. Por ello, en opinión de Armengol, 'no convendría en absoluto hacer modificación alguna' en este apartado, concluyó.

Más noticias