Público
Público

Otegi pide al PSE retomar el proceso de paz en marzo

Los socialistas hacen oídos sordos al mensaje enviado desde la cárcel por el líder abertzale.

ÓSCAR LÓPEZ-FONSECA

Arnaldo Otegi no tira la toalla. El líder de la izquierda abertzale ha enviado recientemente desde la cárcel donostiarra de Martutene, donde cumple condena, un mensaje claro y directo a los dirigentes del PSE para retomar el frustrado proceso de paz lo antes posible: “Hay que volver a intentarlo después de marzo”, en referencia a las próximas elecciones generales. Así lo han asegurado a Público fuentes políticas vascas, las cuales añaden que, para ello, el dirigente de la ilegalizada Batasuna ha utilizado a una de las personas que le han visitado en la prisión de Martutene en las últimas semanas.

Siempre según estas fuentes, los dirigentes del PSE a los que iba dirigido el mensaje –entre los que se encuentra su presidente, Jesús Eguiguren, muñidor de los contactos con Batasuna que desembocaron en la tregua de ETA de marzo de 2006– han hecho oídos sordos a la petición de Otegi, en línea con la postura mantenida por el PSOE, tanto en Madrid como en Vitoria, de que hasta que ETA no abandone definitivamente las armas no hay nada de que hablar. “Ni se le ha contestado hasta ahora ni se va a hacer en el futuro”, recalcan conocedores de la existencia del mensaje.

Salir del ostracismo carcelario

El discreto ofrecimiento de Otegi es interpretado desde las filas del PSE más como un demostración ante ellos de que ‘sigue pintando algo en Batasuna’ que como un intento serio de retomar un diálogo que “él sabe que en las actuales circunstancias es imposible”, recalca un dirigente socialista vasco. De hecho, desde que ingresó en prisión el pasado 8 de junio, el que ha sido rostro de la izquierda abertzale en los últimos diez años había caído en un significativo ostracismo incluso para las propias bases de la izquierda abertzale, que pronto abandonaron las movilizaciones para reclamar su libertad. Una entrevista en Gara y algunas referencias sobre su estado realizadas por su abogada, políticos extranjeros y sindicalistas que le han visitado en prisión habían sido hasta ahora las únicas fuentes para conocer su posición tras la ruptura de la tregua.

Curiosamente, su mensaje al PSE ha coincidido en el tiempo con uno idéntico lanzado públicamente el 13 de noviembre por otro de los dirigentes abertzales que más se implicó en el proceso de paz, Rafa Díez Usabiaga, secretario general del sindicato LAB. Éste, en declaraciones a Radio Euskadi, insistió que tras las elecciones generales de marzo “se puede abrir una nueva situación” de diálogo para retomar la negociación Gobierna-ETA.

Más noticias