Público
Público

El País Vasco francés también celebra su consulta

Gana el "sí" a favor de crear un departamento que integre a Lapurdi, Baja Navarra y Zuberoa

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Francia celebró ayer la primera vuelta de las elecciones regionales, pero los ciudadanos en el País Vasco francés o del norte [Iparralde o Ipar Euskal Herria, en euskera] estaban llamados, además, a participar en una consulta sin vinculación legal, como las celebradas hasta ahora en Catalunya, pero de gran trascendencia para el amplio y plural movimiento que pide a París la constitución de un departamento vasco. Y ganó el 'sí' a esta reforma legal.

El recuento final arrojó las siguientes cifras: 28.233 votos (15% de participación), el 78,1% a favor de la creación de un departamento vasco y el 19,08% en contra. El sí ganó también en las principales poblaciones, como Baiona, Donibane Garazi y Maule.

Los tres territorios vascos de Francia están dentro de los Pirineos Atlánticos

La constitución de una administración propia para el País Vasco francés es todo un reto ante las políticas centralistas de los sucesivos gobiernos en Francia, más o menos impermeables para esta petición desde hace décadas. Así, el País Vasco francés, formado por tres territorios [Lapurdi, Baja Navarra y Zuberoa], no constituye aún hoy una unidad administrativa, sino que está integrado en el Departamento de los Pirineos Atlánticos, dentro de Aquitania.

La pregunta en la consulta era única ['Euskal lurralde elkargo baten sortzearen alde zira?'] para conocer si la ciudadanía está a favor de crear una institución que integre los tres territorios vasco-franceses.

La iniciativa, sin ser vinculante, fue la segunda derrota del día para Sarkozy

La iniciativa estaba convocada por Batera, una organización constituida ya en 2002 en el País Vasco francés por más de 110 asociaciones, sindicatos y movimientos sociales con el propósito de reivindicar, además de la creación de un departamento vasco en Francia, la oficialidad del euskera. Su alegalidad es otro ejemplo más del centralismo francés.

Hasta ahora, esta consulta ha sido la acción más atrevida llevada a cabo por Batera. Después de muchas dificultades e, incluso, pese a una carta de la Prefectura de Pau con severas advertencias a los alcaldes que la apoyasen, finalmente las urnas se instalaron en 116 localidades; es decir, en tres de cada cuatro y con el apoyo además de 90 alcaldes. En total, 189.422 habitantes, el 91% de todo el electorado, estaban llamados a votar.

La creación del departamento vasco no es sólo una reivindicación de los partidos nacionalistas con implantación en el País Vasco francés [Abertzaleen Batasuna, Batasuna, EA y PNV], sino que también es compartida por cargos en el País Vasco francés de todas las fuerzas políticas, desde el UMP de Nicolas Sarkozy hasta el PSF de Martine Aubry.

El departamento vasco fue ya una promesa de Mitterrand y Chirac

Sin embargo, ninguna de estas dos formaciones ha satisfecho esta reivindicación estando al frente del Gobierno galo. François Mitterrand en 1981 y Jacques Chirac en 2002 llegaron a incluir la formación de un departamento vasco en sus respectivos programas electorales, pero ninguno de los dos cumplió ese compromiso a la postre. El actual Gobierno de Sarkozy tampoco está por la labor, incluso, mantiene una actitud más cerrada, hasta el punto de identificar el movimiento plural a favor del departamento vasco con los objetivos en exclusiva de los partidos nacionalistas vascos. En cualquier caso, la victoria ayer del 'sí' en esta consulta, aun sin ser vinculante, es una derrota más para el jefe del Estado francés, que sufrió un severo castigo en la primera vuelta de las elecciones regionales.

Los ciudadanos vascos de Francia saben que la victoria del 'sí' tiene, más que nada, un valor simbólico. 'El departamento estaría bien, pero creo que a los políticos de París no les gusta mucho la idea'. 'Para nosotros, Pau y Burdeos nos queda muy lejos. Necesitamos la capital en Baiona'. 'Es una bonita idea, pero difícil'. Eran algunas de las opiniones de los vecinos de la localidad fronteriza de Hendaia, acostumbrados a tener una relación fluida al otro lado de la desembocadura del Bidasoa, en Hondarribia (Guipúzcoa), con los 'vasco-españoles', como los llaman a modo de broma los 'vasco-franceses'.

Esta consulta es la enésima acción de los últimos años a favor de crear un departamento vasco. En 1999, 12.000 personas participaron en una manifestación. En 2005, el 64% de los alcaldes del País Vasco francés apoyaron ya la colocación de urnas, aunque fuera sin valor legal; y en 2008, 36.000 habitantes del Departamento de los Pirineos Atlánticos suscribieron un manifiesto de Batera.

Más noticias en Política y Sociedad