Público
Público

Pere Navarro: "No estamos en nuestro mejor momento pero ni me resigno ni me rindo"

El candidato del PSC ha recibido hoy en Santa Coloma el espaldarazo del socialismo español de manos de José Antonio Griñán y Carme Chacón. Navarro ha centrado su intervención en atacar el desmonte social de CiU

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Una peña sevillista y otra bética, una hermandad rociera, centros regionales extremeño, andaluz y aragonés, pocas esteladas independentistas en los balcones, y un ayuntamiento de 120.000 habitantes gobernado por el PSC desde la recuperación de la democracia. Santa Coloma de Gramenet, el octavo municipio más poblado de Catalunya, reunía unas condiciones idóneas para que Pere Navarro, cabeza de lista en las elecciones catalanas del próximo domingo, recibiera esta mañana el espaldarazo del socialismo estatal de manos de Jose Antonio Griñán, presidente de la Junta de Andalucía y del PSOE.

'No estamos en nuestro mejor momento, pero ni me resigno ni me rindo', ha admitido Navarro por dos veces, consciente de lo complicado del momento que atraviesa el PSC, al que las encuestas vaticinan entre 10 y 12 escaños menos de los 28 que ahora ostenta. Tal vez por eso, Griñán ha querido comenzar su intervención declarando su orgullo por la campaña que está firmando el PSC y exponiéndose como ejemplo palmario de la reversibilidad de la demoscopia: 'hace ocho meses me invitaron a hacer las maletas y ahora soy presidente de Andalucía', ha tronado.

Pero no sólo Griñán ha querido acompañar a Navarro en este sprint final de campaña. Mientras los 1.600 asistentes tomaban asiento en el polideportivo y el pop español de los 90 se adueñaba de la megafonía, Carme Chacón aparecía de forma sorpresiva para visualizar su apoyo al cabeza de lista socialista, con el que ha discrepado en las últimas semanas a raíz de la inclusión del derecho de Catalunya a decidir su forma de estado en el programa del PSC. Eso sí, ambos comparten la línea única del partido en contra de la independencia, algo que en Santa Coloma ha vuelto a repetirse hasta la saciedad.

Sin embargo, Navarro ha preferido poner el acento en el eje social, una estrategia que le permite atacar en paralelo a CiU y PP. 'Justifican los recortes diciendo que no hay dinero, pero al mismo tiempo quitan el impuesto de sucesiones y pactan la amnistía fiscal', ha denunciado. 'Ya veréis como sí que hay dinero: subiremos los impuestos a aquellos que ganan más de un millón de euros anuales, quitaremos el euro por receta y lucharemos contra el fraude fiscal que resta 5.000 millones de ingresos sólo en Catalunya'.

Según el candidato socialista, estos comicios anticipados suponen la crónica de un triple fracaso de Convergència i Unió. 'Prometieron reactivación económica, priorización de políticas sociales y el pacto fiscal. Y no han conseguido nada, porque no sirven al país sino al partido', ha azuzado. En materia de financiación, ha lamentado que Artur Mas y Mariano Rajoy únicamente sólo dedicaran una reunión de dos horas para enterrar el pacto fiscal. 'La mejor financiación la acordaron José Montilla y José Luis Rodríguez Zapatero después de meses de negociaciones', ha contrapuesto. Navarro ha abundado en la denuncia del desmontaje social del PP en Madrid y CiU en Barcelona. 'Seguro que al día siguiente de las elecciones ambas fuerzas pactan un recorte de las pensiones', ha vaticinado, al tiempo que exigía acabar con el 'drama humanitario' de los desahucios hipotecarios.

Por su parte, Griñán ha expuesto su salida alternativa a la crisis: 'En Andalucía tenemos una sanidad que no ha recortado derechos y cuesta 200 euros menos por habitante. ¿Cómo? Reduciendo las cuentas de las empresas farmacéuticas, subastando medicamentos para conseguirlos más baratos y practicando cirugía ambulatoria'. Acto seguido, el presidente del PSOE ha exigido a los socialistas lealtad a sus valores tradicionales, 'que no tienen fronteras, ni están escritos en piedra o agua'. 'No se es más andaluz por ofender a Catalunya, ni más catalán por ofender a Andalucía', ha pregonado entre aplausos. Eso sí, Griñán no ha pronunciado ni una vez la palabra federalismo, la vía que ha elegido el PSC para escapar de la dualidad independencia-centralismo.

El acto, que había arrancado entre clásicos del pop español, ha terminado con los sones de Stand, de Lenny Kravitz, convertido en himno de campaña del PSC. Más allá del ritmo, su letra puede resultar reveladora: 'no te rindas, vas a ver como mañana estarás de nuevo en pie'. Un mensaje esperanzador en medio de un panorama más bien mustio. Kravitz lo canta y Navarro quiere creérselo.

Más noticias en Política y Sociedad