Público
Público

'Pitoño', condenado a 15 años de prisión por la muerte de Álvaro Ussía

Los otros dos acusados, David S. y David A., condenados a cinco años de prisión por cómplices del delito

AGENCIAS

La Audiencia Provincial de Madrid ha condenado a 15 años de prisión a Antonio Sánchez Serrano, alias Pitoño, como responsable del homicidio de Álvaro Ussía ocurrido el 15 de noviembre de 2008 a las puertas de la discoteca 'El balcón de Rosales'.

Además, condena a los otros dos acusados David Alonso de Aubarede y David Sancio Gutiérrez a 5  años de prisión cada uno por haber sido cómplices del delito.

Los tres fueron declarados culpables de esta muerte por un jurado popular que consideró que Pitoño era autor de un delito de homicidio con la agravante de abuso de superioridad, tal y como lo ha considerado el juez presidente de ese tribunal.

La sentencia notificada señala que Pitoño actuó "de forma consciente, esto es, pudo apreciar el peligro de su acción y de su potencial local y ello no le hizo desistir de la misma, asumiendo así el resultado de la muerte de su víctima".

Una agresión, señala la sentencia, "con consecuencias fatales contra una víctima en situación de inferioridad física, un joven embriagado y tumbado en el suelo y cuyo autor ha demostrado un total desprecio hacia la vida de otra persona".

La Audiencia considera probado que sobre las 05:15 horas del día en que ocurrieron los hechos, Álvaro Ussía, de 18 años, se encontraba en el interior de la discoteca, en la que Antonio S.S. actuaba como coordinador de porteros junto a dos amigos.

Como consecuencia de un incidente con dos chicas, Ussía fue expulsado del local y, ya en el exterior, protestó e insultó a unos porteros que se encontraban en la entrada de la discoteca, entre los que estaban los condenados.

Cuando Álvaro estaba en el tramo de escaleras que llevan de la discoteca a la calle Pintor Rosales, Pitoño, seguido por los otros dos porteros, fue hacia él y le condujo por la fuerza hasta el final de las mismas y luego le derribó con una zancadilla "cayendo éste al suelo de espaldas, donde quedó boca arriba".

Tras ello, Pitoño se "tiró de rodillas sobre el pecho de Álvaro, impactándole con todo su peso, sabiendo que esta acción podía causar la muerte" del joven debido a la fuerza del impacto en una zona "tan vital", y se mantuvo encima de él mientras le seguía golpeando hasta dejarle inconsciente "y provocarle una rotura traumática del corazón por aplastamiento".

Esta rotura le causó la muerte a las 07:00 horas en el hospital Clínico, al que fue trasladado por el Samur tras ser atendido en el lugar de los hechos.

La sentencia señala que mientras el joven era golpeado por Pitoño, los otros dos porteros se mantuvieron allí e impidieron que los amigos del joven y otras personas acudieran en su ayuda "favoreciendo de este modo que Álvaro perdiera la vida".

Pitoño, según la sentencia, "se aprovechó conscientemente de su situación de superioridad sobre Álvaro, derivada de su mayor corpulencia física, el apoyo de otros porteros y la disminución de reflejos" del joven, a causa del alcohol consumido.

Más noticias de Política y Sociedad