Público
Público

Pizarro: "Hay que hacer las cosas como Dios manda"

El diputado del PP cree que "el relativismo moral que está instalado en la sociedad afecta tanto a la política como a la economía".

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Mientras Mariano Rajoy pedía en Sevilla 'tolerancia cero' contra la corrupción y proponía un pacto para luchar contra los corruptos, Manuel Pizarro ponía sobre la mesa la necesidad de regir la vida pública de acuerdo a los diez mandamientos de Moisés. '¿Para que necesitamos las prácticas de buen Gobierno si ya tenemos el No Robarás, el No Matarás o el No codiciarás los bienes ajenos? Hay que hacer las cosas como Dios Manda', dijo el diputado del PP en el transcurso  de su ponencia La solución cristiana para salir de esta crisis, pronunciada en el XI Congreso Católicos y Vida Pública, organizado por la Asociación Católica de Propagandistas (ACdP) y el CEU.

Pizarro está tan convencido de que los valores morales y religiosos están tan presentes en el día a día que el que fuera presidente de Endesa cree que 'toda decisión económica tiene consecuencias morales' y aclaró que la actual crisis es más de valores que económica.

Destacó que 'la actual crisis es más una crisis de valores que económica', y añadió que 'el relativismo moral que está instalado en la sociedad afecta tanto a la política como a la economía'.

'Se necesita, por tanto, una vuelta a los referentes morales más elementales, es decir, premiar al que lo hace bien y castigar al que lo hace mal'. En este sentido, subrayó que 'no se puede subvencionar con dinero público al que lo hace mal para que siga haciéndolo mal e impida que entre al que lo hace bien', en referencia al dinero público inyectado en la banca'. Eso, sin embargo, no es lo que defendió hace un año escaso.

A su juicio, 'tampoco son admisibles operaciones fuera de balance, que son un engaño a propios y ajenos y ha sido una práctica realizada con la aquiescencia de los bancos centrales'. En este punto, Pizarro, comentó la salvedad del Banco de España, 'que no ha permitido este tipo de casos'.

Finalmente, el diputado conservador aconsejó no 'sacralizar' la crisis como si fuera a suponer el fin del mundo y mostró su confianza en que ésta sea la oportunidad para que se asienten nuevos modos de comportamiento. Así, apostó por la consolidación de empresas respetuosas con el medio ambiente y con sus propios competidores y que 'no creen ni se aprovechen de situaciones de monopolio'.

Más noticias en Política y Sociedad