Público
Público

El PP vasco se queda solo en su rechazo a hablar sobre convivencia y autogobierno

Los conservadores se aíslan de la mayoría política de Euskadi y votan en contra de las ponencias que abordarán ambos asuntos en el Parlamento Vasco. El portavoz de Elkarrekin Podemos, Lander Martínez, advierte que el partido de Alfonso Alonso está situado “fuera de la realidad”.

El presidente del PP Vasco, Alfonso Alonso, conversa con la secretaria general de su partido, Nerea Llanos, en el pleno del año en el Parlamento Vasco. EFE/ADRIÁN RUIZ DE HIERRO

DANILO ALBIN

@danialri

BILBAO.- Solo, minoritario y en contra de la mayoría política. El PP vasco ha escenificado este jueves su distanciamiento del nuevo escenario que vive Euskadi, y lo ha hecho en dos asignaturas clave de esta legislatura: la paz y el autogobierno. Tal como habían advertido sus principales dirigentes durante los últimos días, los nueve parlamentarios conservadores se han posicionado en contra de la creación de dos ponencias que abordarán estos aspectos. Solo ellos defendieron el no.

El primer pleno del Parlamento Vasco tras el receso navideño venía cargado de distintos asuntos, entre los que destacaban las votaciones sobre la puesta en marcha de ambos grupos de trabajo. Se trata de dos áreas consideradas de primer orden por el Gobierno Vasco que encabeza el lehendakari Iñigo Urkullu, tal como quedó plasmado en el acuerdo de coalición alcanzado con el PSE para esta legislatura.

Del mismo modo, tanto EH Bildu como Elkarrekin Podemos (segunda y tercera fuerza política de la oposición, respectivamente) también entienden que se trata de unos aspectos esenciales en Euskadi, donde el cese de la violencia de ETA (decretado hace ya más de cinco años) ha abierto una nueva realidad política. Sin embargo, los populares han optado por automarginarse de estos debates, destinados a convertirse en parte esencial del actual periodo.

El Parlamento Vasco ha rendido homenaje con un minuto de silencio a Gregorio Ordóñez, asesinado por ETA en San Sebastián el 23 de enero de 1995 cuando era portavoz del PP en la capital guipuzcoana. EFE/ADRIÁN RUIZ DE HIERRO

La memoria y la convivencia conforman uno de esos asuntos centrales. En el pleno de este jueves, PNV, PSE, EH Bildu y Elkarrekin Podemos votaron a favor de la creación de la ponencia que trabajará en torno a esos temas en la Comisión de Derechos Humanos del parlamento.

“Su misión se concentrará en la búsqueda de amplios consensos en torno a todas las cuestiones que planteen los grupos parlamentarios en la misma, en relación con la memoria, la convivencia, las víctimas, la deslegitimación del terrorismo y la violencia, la política penitenciaria, la libertad, la paz y los derechos humanos”, dice el texto de la enmienda de transacción que ha sido aprobada en la mañana de este jueves.

Mientras que EH Bildu aceptó la inclusión del concepto “deslegitimación del terrorismo y la violencia”, el PP consideró que no era suficiente, por lo que votó en contra. Los conservadores se mostraron muy molestos con la inclusión de la política penitenciaria, ya que sostienen que se trata de una competencia exclusiva del gobierno estatal. En efecto, la mayoría del Parlamento Vasco reclama que el ejecutivo de Rajoy haga cambios en ese ámbito, lo que supondría, principalmente, acercar a los presos abertzales a cárceles del País Vasco y dejar en libertad a aquellos reclusos que sufren graves enfermedades.

“Lío imprevisible”

El PP vasco tampoco quiere hablar sobre la profundización del autogobierno, una asignatura en la que existen sustanciales diferencias entre el sentir de la mayoría política vasca y el gobierno central.

En ese contexto, PNV, PSE y Elkarrekin Podemos han llegado a un acuerdo sobre el contenido de esa ponencia, que buscará “el máximo consenso posible entre diferentes” para “alcanzar una formulación abierta, pero concreta, de Bases y Principios para la reforma y actualización de nuestro Autogobierno”. Con ese objetivo, se establecerá la “fórmula o procedimiento más adecuado para la elaboración de un borrador de texto articulado que enuncie una Reforma del Estatuto de Gernika, respetando el ordenamiento jurídico”.

Según consta en la enmienda transaccional aprobada este jueves, sus promotores buscarán que “una mayoría amplia y plural de vascos y vascas renueve el pacto político y social que le permita hacer frente a los retos presentes y futuros”. En ese contexto, subrayan que esta ponencia “respetará la voluntad política democráticamente expresada por la ciudadanía vasca”.

La parlamentaria de EH Bildu Jone Goirizelaia (i) conversa con el parlamenatrio del PP Javier Arbulo, en el Pleno del Parlamento Vasco. EFE/ADRIÁN RUIZ DE HIERRO

EH Bildu consideró que estos términos resultan “insuficientes”, por lo que se decantó por la abstención. Por su parte, el PP apostó directamente por el no. El motivo, en este caso, ha sido el habitual rechazo de este partido a cualquier tipo de profundización en materia de autogobierno. Su portavoz parlamentario, Borja Sémper, cree que el Parlamento Vasco podría meterse “en un lío de imprevisibles consecuencias” y en un “callejón sin salida”.

El portavoz de Elkarrekin Podemos, Lander Martínez, se dirigió a Sémper para pedirle que reflexione sobre su decisión de ubicarse “fuera de la realidad”. “Son ustedes ya la quinta fuerza de este país, y eso ocurre porque se alejan cada día más y más de lo que realmente sucede”, apuntó.

La postura de los populares también marcó el discurso del parlamentario del PNV Joseba Egibar. “No se sitúen como el corregidor del Reino”, recomendó. Mientras, en la bancada conservadora, sus nueve integrantes se mantenían firmes en el no.

Más noticias de Política y Sociedad