Público
Público

Rajoy concentra el poder en Sáenz de Santamaría

De Guindos y Montoro, a la cabeza del núcleo económico del Gobierno. Sólo cuatro de 14 miembros del Gabinete son mujeres  

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

'Serán los mejores'. Era la frase más repetida por Mariano Rajoy cada vez que se le preguntaba por los nombres de sus ministros. Ayer, por fin, los dio a conocer. Presentó el reparto que, a su juicio, está capacitado para sacar a España de la crisis económica y luchar contra el paro.

En este organigrama se cuentan dos puestos menos que en el Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero. Si este sumaba a su cargo de presidente 13 ministerios y dos vicepresidencias, Mariano Rajoy quiso restar ayer uno de cada lado. Ya había anunciado hace tiempo su intención de ahorrar gasto público recortando de la Administración. Fue su primer gesto. Aunque muchos en su partido pensaban que iba a fusionar o eliminar más carteras hasta dejarlas en diez. No fue así.

Una estructura nada paritaria. De las 14 personas que conforman el Gobierno, sólo cuatro son mujeres. Lo que supone el 28,5% del total. Esa será la foto del primer Consejo de Ministros de mañana. La protagonista absoluta será Soraya Sáenz de Santamaría como vicepresidenta, ministra de la Presidencia y portavoz. Todo el poder recae en sus manos. Es la persona en la que más confía Rajoy y no ha querido que nadie le haga sombra. Para ello ha dejado sólo una Vicepresidencia política. La económica la ha eliminado, algo que no ocurría desde 1996 y que sorprende en plena crisis. Fuentes del PP informaron de que será a partir de ahora Rajoy quien presida la Comisión Delegada de Asuntos Económicos, que hasta ahora dirigía la vicepresidenta Elena Salgado.

No lo harán ni el nuevo ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, ni el de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro. Rajoy no ha querido que alguien pudiera pensar que beneficiaba a uno de ellos. De Guindos ha sido en estos años uno de sus grandes asesores. Estando en la oposición consultó con él algunas de las decisiones más importantes que tuvo que adoptar sobre las reformas económicas de los socialistas. Secretario de Estado de Economía con Rodrigo Rato, el principal debe en su currículum es que fue responsable para España y Portugal de Lehman Brothers, una empresa de servicios financieros que desencadenó la crisis y quebró en 2008.

El portavoz del partido, Esteban González Pons, se queda fuera

En cuanto a Montoro, parece que su gestión será clave para reducir el déficit y tener controladas a las comunidades autónomas. Hacienda es para él un ministerio familiar, porque se encargó de este departamento con José María Aznar. Otro que repite es Miguel Arias Cañete, que se ocupará de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente. Desde hace meses, se amontonan sobre su mesa documentos sobre Política Agraria Común, aunque siempre se apuntaba haciaél como titular de Exteriores.

Al final, esta última cartera ha recaído sobre el eurodiputado José Manuel García-Margallo. Rajoy quiere dar prioridad a Europa y desea que alguien que controla sus mecanismos e instituciones pueda defender a España.

Con estos nombramientos, se comprueba que Rajoy focaliza toda su atención en la economía. Para reforzar este flanco, además, ha elegido a José Manuel Soria para Industria, Energía y Turismo, y a Fátima Báñez para Empleo y Seguridad Social. Mientras el líder de los conservadores canarios es gran amigo de De Guindos, la diputada por Huelva ha trabajado mano a mano con Montoro. En el PP piensan que este sexteto es 'redondo'.

Otro de los grandes temas que tendrá que abordar Rajoy será el final de ETA, que el pasado 20 de octubre anunció el cese definitivo de su actividad. Para ello, Rajoy ha elegido al tándem Alberto Ruiz-Gallarón, para Justicia, y Jorge Fernández, para Interior. El primero deja así el Ayuntamiento de Madrid en manos de Ana Botella tan sólo siete meses después de tomar las riendas. El segundo vio cómo al final salía recompensado tras haber perdido la Presidencia del Congreso. Fernández lleva con Rajoy desde 1988, cuando hicieron frente común contra Manuel Fraga y a favor de Antonio Hernández-Mancha.

Tres exministros de Aznar integran el nuevo equipo de Gobierno

Aunque Rajoy es bastante previsible, dio alguna sorpresa. Sobre todo a la hora de elegir al responsable de Educación, Cultura y Deporte. La tarea recayó en José Ignacio Wert, sociólogo y tertuliano. Fue diputado por el Partido Demócrata Popular (PDP), es gran amigo del presidente del PP en Andalucía, Javier Arenas, y de Pedro Arriola, gurú de Rajoy que le ha acompañado en todos sus debates televisivos y le ha ayudado a preparar sus discursos parlamentarios. Rajoy hizo así que uno de los ministerios que él había dirigido, Cultura, dejara de ser una cartera independiente.

También chocó que colocará a Ana Pastor al frente de Fomento. La exministra de Sanidad tendrá que decidir si mantiene las inversiones del AVE a Galicia o las paraliza como medida de austeridad. Con ella son tres los exministros de Aznar en el nuevo Gabinete. Lo que no extrañó en el partido es que la directora de campaña, vicesecretaria de Organización y eterna ministrable con Aznar,Ana Mato, se hiciera con Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad. Para Defensa escogió a Pedro Morenés, ministerio en el que estuvo en su día con Eduardo Serra. Con Rajoy había coincidido en Interior.

En cuanto al reparto territorial, se impuso claramente Madrid con Margallo, Gallardón, Wert, De Guindos y Mato. Pero no hay que olvidar que en este Gabinete figuran tres personas muy vinculadas a Andalucía Montoro, Arias Cañete y Báñez con las elecciones a la vuelta de la esquina. El gran perdedor fue Esteban González Pons. El vicesecretario de Comunicación es el único del Comité de Dirección junto a Jaime Mayor Oreja que no se va a la Moncloa.

Más noticias en Política y Sociedad