Público
Público

La sociedad civil se agita y moviliza ante las elecciones

El PSOE recibió ayer el apoyo de los artistas y jueces y fiscales emitieron un comunicado contra el programa del PP. Los equipos de campaña prevén una oleada de sms con el "pásalo".

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Se trata de movilizar como sea. De agitar a la sociedad civil para hacer ruido, de apoyarse en los referentes sociales y en argumentos de autoridad para reforzar posiciones. También se trata de hacer demostraciones de fuerza mediáticas. En campaña se aprovecha todo.
Fuentes de los dos equipos de campaña prevén para el sábado y el domingo una oleada de sms, recuperando el '¡pásalo!' de 2004 e incitando al voto. Los dos partidos niegan que estén detrás de las iniciativas y las atribuyen a grupos afines.

Al PSOE le resultó muy eficaz en 2004 la oleada de movilización de la sociedad civil que había hecho músculo en las protestas del 'No a la guerra' y del 'Nunca máis'. El PP ahora tiene la maquinaria engrasada por la docena de manifestaciones en las que ha participado esta legislatura.

No obstante, la tradición de los 'abajofirmantes' está más relacionada con la izquierda y aflora en momentos como éste. Ayer Zapatero cumplió con uno de los rituales de los candidatos de la izquierda: el acto con los artistas. La inercia de Irak mantiene aglutinado en torno al PSOE a un grupo numeroso y activo que a principios de los 90, en plena agonía de Felipe González, se decantó más hacia Izquierda Unida.

El candidato socialista y su mujer se dieron el baño de apoyo de los artistas, entre gestos de la ceja y a los sones de la canción 'Defender la alegría', sobre letra de Mario Benedetti. No es el mitin de cierre de campaña de 1982 en la Complutense de Madrid en el que actuó una docena de artistas y se dijo que hubo un millón de personas, pero les apaña. Ahora les unen también descalificaciones como la de 'untados' que utilizó Rajoy y otras como la de 'titiriteros'. Algún día, el PP debería hacerse mirar la falta de apoyos en ese mundo. Lo más parecido fue la aparición estelar de Julio Iglesias junto a Aznar en el espectacular mitin de Valencia en 1996.

En esa escalada de movilización, se produjo un hecho insólito: por primera vez jueces y fiscales toman partido público en plena campaña. No piden el voto para nadie, pero descalifican el programa del PP hasta hablar de 'irracionalidad'.Son 130 jueces y 16 fiscales, algunos con nombres reconocidos. Por ejemplo, Javier Gómez Bermúdez, el juez que más veces salió en los medios en 2007 y que con su sentencia sobre el 11-M dictó veredicto sobre la controversia política de la legislatura. Está Alberto Jorge Barreiro, que preside el juicio del 'ácido bórico'.

Agenda política y judicial

Los jueces determinan con sus decisiones la agenda política, pero nunca habían hecho público un manifiesto similar. Sí han marcado la agenda política de la legislatura en el ejercicio de sus funciones todos lo que intervinieron en los procesos por la agresión a José Bono, los del 'ácido bórico', los de los sumarios contra ETA y su entorno y los del Constitucional que tienen en sus manos casi todas las leyes aprobadas. También los que anteayer decidieron, en plena campaña, aceptar la objeción de conciencia a la Educación para la Ciudadanía que otros rechazaron.

La Ley del Poder Judicial se limita a impidirles pertenecer a partidos y, genéricamente, les prohíbe en su artículo 395 'tomar en las elecciones legislativas o locales más parte que la de emitir su voto personal'. Que cada uno interprete si traspasan ese límite.

También los obispos hace tiempo que dejaron claro que no comulgan con las posiciones del PSOE y, de forma más o menos explícita, apoyan al PP. Ya salieron a la calle para denunciar los peligros que, según ellos, se ciernen sobre las familias con Zapatero. En ese acto Agustín García-Gasco, arzobispo de Valencia nombrado ayer defensor de las esencias de la doctrina, proclamó que 'nos dirigimos a la disolución de la democracia' y se habló de recortes en los derechos humanos.

Alcaraz en campaña

Ya en campaña, por si había alguna duda sobre su adscripción política, el presidente de la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT), Francisco Alcaraz, ha protagonizado actos públicos en los que ha denunciado que Zapatero sigue en tratos con ETA. Anunció también un comunicado de ETA poco menos que pidiendo el voto para el PSOE. No hay más noticias de la banda que el ataque con explosivos a sedes socialistas. Seguiremos a la espera.

Con ese fin de movilizar a la sociedad civil, el PP ha programado para el viernes un acto con la asociación de consumidores Ausbanc en apoyo a los afectados por las presuntas estafas de Fórum Filatélico y Afinsa. Son 460.000 afectados y sus familiares que votan el domingo. Y para mañana quedan las manifestaciones que convocan asociaciones feministas por el Día de la Mujer Trabajadora.