Público
Público

La UE y EEUU obvian los escáneres en su pacto antiterrorista

Los ministros de los Veintisiete impulsan crear un registro europeo de pasajeros de aviones

PEDRO ÁGUEDA

La Unión Europea y Estados Unidos firmaron ayer en Toledo su primer acuerdo marco en materia antiterrorista. La preocupación que han suscitado a un lado y otro delAtlántico los renovados intentos de Al Qaeda por atentar contra aviones en vuelo les ha llevado a poner por escrito una declaración de intenciones para garantizar la seguridad aérea.

Sin embargo, la ausencia una vez más de una posición común europea, esta vez respecto al uso de escáneres corporales en los aeropuertos, ha evitado que este instrumento sea mencionado en la declaración conjunta firmada ayer. Uno de los puntos de la declaración de Toledo se refiere únicamente a la utilización por los países implicados de "tecnologías avanzadas" en la detección de explosivos que pretendan ser embarcados.

Es la primera directriz transatlántica contra el terrorismo

El ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, y su colega estadounidense, Janet Napolitano, insistieron al término de la reunión en que la implantación de escáneres en los aeropuertos de la UE no estaba en el orden del día, por ser competencia de la Comisión de Transportes. Ante la insistencia de los periodistas europeos, Napolitano dijo que existen otras "necesidades más urgentes" en materia de seguridad.

También enumeró todos los mecanismos antiterroristas ya en marcha, incluidos los perros que detectan explosivos, en un intento de despojar a los escáneres corporales de la importancia vital que se les otorga desde el atentado frustrado de Detroit.

Por si acaso, Estados Unidos ya tiene funcionando cuarenta de estos detectores en otros tantos aeropuertos y espera llegar a los 450 en lo que resta de 2010. "Nosotros hemos apostado por esa tecnología", zanjó Napolitano.

Bruselas acelerará el informe sobre pros y contrasde los escáneres

Por contra, Europa aún no ha decidido al respecto. Aunque algunos países se han apresurado a respaldar la implantación de escáneres, caso de Holanda, Reino Unido o Francia, otros, como España, aguardan a los estudios en marcha que deben determinar su utilidad, posibles perjuicios para la salud y el riesgo de intromisión en la intimidad de los viajeros. En este sentido, el vicepresidente de la Comisión Europea, Jacques Berrot, se comprometió a acelerar el informe que la UE prepara al respecto e instó a "no obsesionarse" con el asunto.

El carácter informal de la reunión de ministros de Justicia e Interior de los 27 obliga a esperar a la cumbre del próximo abril para la aprobación de medidas concretas. Aun así, Rubalcaba calificó el primer acuerdo antiterrorista entre Estados Unidos y la UE de "excelente punto de partida" para la relación transatlántica en materia de seguridad que España quiere poner en marcha durante este semestre.

Los países europeos se intercambiarán datos de los usuarios de avión

Pero antes de establecer ese vínculo con Estados Unidos, se necesita una política europea común de seguridad, el otro gran objetivo para el semestre de presidencia. En este plano sí que hubo avances concretos.

Las compañías aéreas que operan en Europa ya estaban obligadas a informar a las autoridades norteamericanas de la identidad de los pasajeros que compran un billete para viajar a Estados Unidos. Sin embargo, los países europeos no cuentan aún con su propio PNR (registro de nombres de viajeros, en sus siglas en inglés). La iniciativa para extender entre ellos el acuerdo que los países de la UE ya tenían con Washington existía, pero se encontraba paralizada. Ayer, a petición de España, se acordó darle un impulso a ese "gran registro europeo de pasajeros", según lo definió Berrot.

Por el momento, funciona la Información Adicional sobre Pasajeros, un sistema acordado por España con algunos países para que las autoridades de destino reciban los datos de los viajeros en el momento en que estos embarcan en el avión.

En este caso, la lucha contra el terrorismo de ETA se quedó fuera de la gran reunión de ministros del Interior, pero no de la agenda del titular español. Rubalcaba mantuvo sendas reuniones con sus colegas francés y portugués. Con el primero repasó la "excelente" colaboración existente porque, según dijo después, esta siempre puede mejorar. Por la tarde, a Rui Pereira le agradeció la operación que permitió detener a dos terroristas en suelo portugués el pasado día 10 y aprovechó para urgirle la entrega de ambos a las autoridades españolas, proceso que ya se sigue a través de una euroorden.

Más noticias de Política y Sociedad