Público
Público

Wert retira los "nacionalismos excluyentes" de EpC, pero no da marcha atrás con la homofobia

La Conferencia Sectorial de Educación termina con desacuerdo entre comunidades sobre el contenido de la asignatura

PÚBLICO.ES

Desde su implantación, en la primera legislatura del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, el PP siempre se empeñó hacer de Educación para la Ciudadanía (EpC) una asignatura polémica. La posibilidad de hacerse objetor de la materia llegó incluso al Tribunal Supremo, que en varias ocasiones sentenció que 'no vulnera derechos fundamentales'. 

Aun así, el actual ministro de Educación, José Ignacio Wert, ha decidido eliminar de los planes de estudios de la asignatura todas aquellas cuestiones que considera 'controvertidas' y 'adoctrinadoras'. Como ya adelantó el diario El País el pasado fin de semana, las referencias a la homosexualidad, al racismo o a las desigualdades de género son algunas de ellas.

Hoy, pese a las críticas recibidas por ello, Wert decidió mantener dichos cambios y defenderlos en la Conferencia Sectorial de Educación celebrada esta tarde. El único punto que sí accedió a modificar, ante la petición de la consejera de Educación catalana, Irene Rigau, es el relacionado con los 'nacionalismos excluyentes'.

'Catalunya nos ha mostrado su preocupación por un párrafo en el que se señalaban el fanatismo religioso y los nacionalismos excluyentes como algunos de los conflictos a nivel mundial', detalló la secretaria de Estado de Educación, Montserrat Gomendio, al término de la reunión con los consejeros autonómicos.

'Nunca pensamos que la referencia a los nacionalimos excluyentes pudiera herir sensibilidades en nuestras comunidades autónomas, pero, si es así, no tenemos ningún problema en eliminarlo del texto', prometió Gomendio.

Al margen de esta cuestión, los responsables de Educación de las comunidades socialistas rechazaron los cambios en la asignatura. 

Para la consejera vasca, Isable Celaa, Wert sólo busca 'satisfacer a la derecha más recalcitrante' y tildó de 'inaceptable' que vayan a desaparecer contenidos como 'el diálogo como fórmula de resolución de conflictos, la cultura de la paz o la empatía'. 

Su homóloga en Andalucía, Mar Moreno, opinó que esta modificación 'aleja a la asignatura de la Constitución' y que hará de los alumnos 'una sociedad más insolidaria'. 

En ambos casos, las consejeras prometieron que, en la medida de los posible, garantizarán en sus comunidades 'los contenidos comprometidos por sus gobiernos'. 

Gomendio: 'Intentamos que la asignatura tenga un contenido neutro'

Gomendio, por su parte, intentó defenderse de las críticas recibidas. 'Intentamos que la asignatura tenga un contenido neutro; que no tenga nada de la carga de adoctrinamiento que se había criticado en el pasado', sentenció en la rueda de prensa.

Asimismo, la secretaria de Estado se escudó en que 'las comunidades podrán definir un porcentaje del contenido de la asignatura' y aseveró que 'no es cierto que [la nueva EpC] se aleje de la Constitución'. 'Todo lo contrario: es uno de los aspectos que hemos reforzado', concluyó.

En la otra cara de la moneda, la mayor parte de las comunidades del PP sí recibieron con los brazos abiertos los cambios en la asignatura. El consejero gallego, Xesús Vázquez celebró 'este paso para eliminar los aspectos negativos' de la materia; mientras su homóloga en Aragón, Dolores Serrá también opinó que 'así se evitará el adoctrinamiento'. 

Figar (Madrid) planteó suprimir  por completo la asignaturaLa sorpresa la dio Lucía Figar, consejera de Educación de Madrid, que al término de la reunión planteó la posibilidad de suprimir definitivamente la asignatura. 'Ha sido un verdadero dolor de cabeza nacional que ha quitado un tiempo precioso a materias instrumentales como lengua, matemáticas o inglés', sentenció. No obstante, Figar felicitó la decisión de Wert, ya que, en su opinón, 'ha hecho valer sus promesas electorales', informó Efe.


intenciones de endurecer

becas-salario



Más noticias