Público
Público

Proceso histórico Arranca en Francia un juicio histórico por el atentado contra 'Charlie Hebdo' 

La Justicia francesa sienta en el banquillo a los cómplices de los terroristas, 14 en total. Coincidiendo con el inicio del proceso, la revista satírica vuelve a publicar este miércoles las caricaturas de Mahoma por las que se convirtió en el blanco de los yihadistas.

Juicio 'Charlie Hebdo'
El juicio por el atentado contra 'Charlie Hebdo' ha levantado mucha expectación en Francia. En la imagen, un cartel controla el acceso a la sala donde se celebrará el proceso. (EFE)

Marta Garde (efe)

Cinco años después de los atentados contra la revista satírica Charlie Hebdo, una policía municipal y el supermercado judío Hyper Cacher de París, la Justicia francesa abre este miércoles un proceso histórico que sienta en el banquillo a los supuestos cómplices de los terroristas.

Es el primer juicio sobre un ataque yihadista desde 2017, cuando se juzgó el perpetrado por Mohamed Merah en 2012 en la región de Toulouse, donde mató a 7 personas antes de ser abatido.

El atentado del 7 de enero de 2015 contra Charlie Hebdo, que dejó doce muertos, fue el más sangriento en Francia en medio siglo hasta la matanza de 130 personas el 13 de noviembre de ese año en bares de París y en la sala Bataclan.

Armados con kalashnikovs, los hermanos Saïd y Chérif Kouachi, nacidos en París, acabaron ese día con leyendas de la caricatura como Jean Cabut Cabu o el entonces director del semanario, Stéphane Charbonnier Charb, y mataron además a un invitado, a un guardaespaldas y a un policía.

Consiguieron huir, pero fueron abatidos dos días después en una imprenta al norte de la capital en la que se habían atrincherado.

También el día 9 fue "neutralizado" Amédy Coulibaly, originario de la periferia parisina, que se coordinó con ellos antes de matar la víspera a una agente de policía y de retener después en el Hyper Cacher a una decena de personas y ejecutar a cuatro.

Ataque a la libertad

Charlie Hebdo recibía amenazas desde que en 2006 publicó caricaturas de Mahoma. La libertad de expresión, la autoridad estatal y la comunidad judía estuvieron en el visor de unos ataques reivindicados por Al Qaeda en la Península Arábiga en el caso de los Kouachi y por el Estado Islámico en el de Coulibaly.

Coincidiendo con el arranque del juicio, Charlie Hebdo vuelve a publicar este miércoles las caricaturas de Mahoma por las que en 2006 se convirtió en el blanco de los yihadistas. "Nunca nos doblegaremos. Nunca renunciaremos", escribe Riss (seudónimo de Laurent Sourisseau), que sobrevivió al ataque con graves heridas y hoy dirige el semanario, en el editorial.

En total hay 14 acusados: diez en detención provisional, uno en libertad bajo control judicial y otros tres, incluida la pareja de Coulibaly, Hayat Boumeddiene, en orden de busca y captura, con penas que van desde la cadena perpetua hasta los 10 y 20 años de cárcel.

La Justicia los acusa de participación en una organización terrorista criminal y de distinto grado de complicidad, ya sea en el suministro de apoyo logístico, financiero o material, como armas o vehículos.

El juicio finalizará el 10 de noviembre. Hasta entonces, 49 días de audiencias, con 94 abogados, 144 testigos, 90 medios acreditados y 200 partes constituidas como acusación particular.

Entre esos letrados estará Richard Malka, abogado de Charlie Hebdo, que defenderá los intereses de su editora, Les Éditions Rotative, y que este agosto indicó en el semanario Le Point que su clienta será "la libertad".

De forma excepcional y por su interés, el juicio será filmado, aunque las imágenes no se retransmitirán en directo, sino que serán conservadas por los Archivos Nacionales.

En 35 años será el décimo segundo que se graba en Francia y el primero en materia de terrorismo. Entre los anteriores está el de diciembre de 2010 contra diez antiguos agentes del régimen del chileno Augusto Pinochet, condenados por el homicidio de cuatro franceses durante la dictadura.

El que fuera presidente galo en el momento de los ataques, el socialista François Hollande, destacó este domingo en la cadena France 2 que sus autores fracasaron en su intento de dividir a la ciudadanía.

"Perdieron porque la reacción de la población francesa fue admirable", dijo en recuerdo de una manifestación que el 11 de enero de 2015 popularizó el lema "Yo soy Charlie" y reunió a unos 4 millones de personas en todo el país, con el apoyo en París de otros jefes de Estado y de Gobierno.

Más noticias de Internacional