Público
Público

Brett Kavanaugh El Senado acepta que el FBI investigue al nominado de Trump al Supremo por las acusaciones de abusos

El Comité Judicial de la Cámara Alta dio este viernes luz verde a la candidatura de Brett Kavanaugh gracias a la mayoría conservadora en este órgano.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Brett Kavanaugh, el nominado de Donald Trump para el Tribunal Supremo, testifica ante la audiencia del Comité Judicial del Senado este jueves. EFE/Win Mcnamee

Los senadores republicanos aceptaron este viernes la petición de los demócratas para que el FBI investigue a Brett Kavanaugh, el nominado por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, para el Tribunal Supremo, por las acusaciones de abusos.

La Cámara Alta accedió así a la exigencia de las supuestas víctimas de Kavanaugh y de los demócratas para que el FBI inicie las averiguaciones sobre las acusaciones de Christine Blasey Ford, una de las tres mujeres que ha alegado abusos sexuales por parte del juez.

El Comité Judicial del Senado dio este viernes luz verde a la nominación del candidato de Trump gracias a la mayoría conservadora en este órgano, un día después de que Ford y Kavanaugh acudieran por separado a la cámara a contar su versión de los hechos.

Dicho comité precisó en un comunicado que pedirá a la Casa Blanca que ordene al FBI que acabe las pesquisas sobre las acusaciones en el plazo máximo de una semana. "La investigación complementaria del historial estará limitada a las alegaciones creíbles contra el nominado y deben completarse con un plazo máximo de una semana desde este viernes", informó el escrito.

En una sesión convulsa, el comité votó este viernes a favor de recomendar la nominación de Kavanaugh, con 11 votos a favor y 10 en contra, al pleno del Senado que más adelante tendría que confirmar o no su candidatura al Supremo.

Sin embargo, en el último momento, Jeff Flake, uno de los senadores conservadores, solicitó una investigación del FBI antes de que se aborde el voto final en el Senado, una petición que parece haberse cumplido finalmente.

El propio Trump ya se pronunció previamente sobre el tema y aseguró que dejaría que el Senado gestione la situación, por lo que dejó la puerta abierta a acatar lo que la cámara crea conveniente.