Público
Público

Brexit 'Bye bye', Reino Unido: así será la última semana de los británicos en Bruselas

Más de tres años después de que los británicos votaran por salir de la Unión Europea, ha llegado el momento de la verdad: este viernes el Reino Unido dejará de formar parte del club comunitario. En Bruselas, las instituciones tratarán de que el momento tenga la menor visibilidad mediática posible, sin grandes eventos ni ceremonias.

La eurodiputada Judith Kirton-Darling, del Grupo de la Alianza Progresista de Socialistas y Demócratas en el Parlamento Europeo, empaca sus cosas en su despacho, una semana antes del Brexit, en Bruselas, Bélgica.- REUTERS / Yves Herman
La eurodiputada Judith Kirton-Darling, del Grupo de la Alianza Progresista de Socialistas y Demócratas en el Parlamento Europeo, empaca sus cosas en su despacho, una semana antes del Brexit, en Bruselas, Bélgica.- REUTERS / Yves Herman

ivo alho cabral

Era el 23 de junio de 2016. Europa se levantaba desconcertada después de que el 51,9% de los británicos votaban yes a salir de la UE. En Bruselas, muy pocos se lo esperaban. Desde entonces han pasado mil cosas: la fecha, que al principio estaba prevista para el 29 de marzo de 2018, se ha pospuesto tres veces, y dos primeros ministros británicos, David Cameron y Theresa May, han caído por el camino. Pero este viernes sí, salvo sorpresa más que mayúscula, el Reino Unido dejará de ser miembro de la Unión Europea de manera oficial.

Los líderes a ambos lados del Canal de La Mancha ya estamparon sus firmas la semana pasada sobre el acuerdo de salida. La presidenta de la Comisión, Ursula Von der Leyen, y el presidente del Consejo, Charles Michel, rubricaban el documento el jueves de madrugada y sin medios. El documento viajó entonces a Londres en una valija diplomática, donde le esperaba un sonriente Boris Johnson, que dejaba su huella en un documento que quedará para la historia del continente.

En realidad, aún quedan un par de formalidades en el lado europeo para que el brexit se convierta en realidad: el voto del Parlamento Europeo este miércoles, y la firma de los jefes de Estado y de Gobierno de la UE, que está programada para el jueves (aunque se hará a distancia, los líderes no se desplazarán a Bruselas). ¿Cómo será la última semana del Reino Unido en la Unión Europea?

Miércoles, en el Parlamento Europeo

A partir de las 15.00 horaas dará comienzo una mini-sesión plenaria del Parlamento Europeo en Bruselas con el único objetivo de aprobar la salida del Reino Unido de la Unión Europea. Para que pase, el acuerdo necesita únicamente una mayoría simple. Se espera que sea un mero trámite ya que la semana pasada, la comisión parlamentaria de Asuntos Constitucionales, que se encarga de seguir este asunto, dio su bendición preliminar por 23 votos a favor y tres en contra.

El coordinador parlamentario para el brexit, Guy Verhofstadt, uno de los defensores más férreos del federalismo europeo en la cámara, será quien abra el debate. Tras la sesión, el presidente del Parlamento, David Sassoli, dirigirá una ceremonia (que se prevé sobria) con los 73 eurodiputados británicos, que dejan sus escaños y que ya han empezado a hacer las maletas.

Por la mañana, Nigel Farage, líder del Partido del Brexit y uno de los principales artífices de la salida del Reino Unido de la Unión, aprovechará para convocar su última rueda de prensa. La ha titulado Brexodus.

Jueves, 30: celebraciones informales

El último trámite burocrátrico llegará el jueves: los jefes de Gobierno y de Estado de los países de la UE darán su respaldo final al acuerdo del Brexit. El proceso se hará por escrito y solo se necesita una mayoría cualificada para que la salida del Reino Unido se haga definitiva.

"No dejaremos que la tristeza y la negatividad del brexit se lleven lo mejor de nosotros"

También será un día de celebraciones en Bruselas. Honrando la tradición de los jueves de copas afterwork frente al Parlamento, los eurodiputados británicos contrarios al brexit han organizado varias fiestas para conmemorar la salida de su país. "No dejaremos que la tristeza y la negatividad del brexit se lleven lo mejor de nosotros: queremos decir gracias a todos nuestros amigos en Bruselas, celebrar todo lo que hemos hecho juntos, y comprometernos por una continuada amistad entre el Reino Unido y la UE", escribe la organizadora de una de ellas, Ellie Chowns (Verdes), en un evento en Facebook.

Viernes, 31: se arrían las banderas

El viernes llegará el turno de retirar la bandera del Reino Unido de manera oficial de todos los edificios de las instituciones europeas. La bandera colocada junto a las otras veintisiete frente a la Eurocámara de Bruselas se retirará de manera discreta a una hora sin determinar (se espera que sea sobre la medianoche), y se llevará a la Casa de la Historia Europea, un museo creado por el Parlamento, situado a unos pocos cientos de metros del edificio. Ahí, la Union Jack descansará con otros objetos históricos del brexit, como una papeleta de la vocación en el referéndum.

Mientras tanto, en Londres, el Gobierno británico proyectará en el muro del 10 de Downing Street, residencia de Boris Johnson, una cuenta atrás hasta las 23.00 hora local, momento oficial de salida. Algunos edificios públicos estarán también iluminados, según informa Politico.

A partir de medianoche, volveremos a hablar de los Veintisiete cuando nos refiramos a la UE, y no de los Veintiocho. Será la primera vez en la historia que la Unión ve su cantidad de miembros reducida desde su creación en 1957.

¿Qué pasa a partir del 1 de febrero?

Los 73 eurodiputados británicos dejarán sus actas y les sustituirán 27 representantes de otros países. Los puestos han sido repartidos de manera proporcional entre los países más infrarrepresentados. España es una de las que mejor paradas ha salido, ya que ganará cinco eurodiputados: Marcos Ros Sempere (PSOE), Margarita de la Pisa Carrión (Vox), Gabriel Mato Adrover (PP), Adrián Vázquez Lázaro (Cs) y Clara Ponsatí, de JxC, perseguida por la Justicia española por el procès, y que se encuentra huida en Escocia.

Londres tendrá que seguir las normas europeas y obedecer a las disposiciones del Tribunal de Justicia Europea hasta finales de año

Para los ciudadanos de a pie no debería cambiar mucho las cosas cuando se levanten el 1 de febrero, ya que hasta el final de 2020 el Reino Unido seguirá formando parte del mercado único europeo y se aplicará la libre circulación de trabajadores como hasta ahora, como parte del período de transición. Londres tendrá que seguir las normas europeas y obedecer a las disposiciones del Tribunal de Justicia Europea, aunque ya no tenga representación en las instituciones comunitarias.

Londres y Bruselas tendrán hasta final de año para acordar su relación futura. Las negociaciones ya han comenzado y se prevén maratonianas. En realidad, el tiempo que tienen los técnicos para cerrar el acuerdo es aún más ajustado que esos once meses ya que, según fuentes diplomáticas españolas, el acuerdo debería estar totalmente listo para el 1 de noviembre si se quiere que entre en vigor el 1 de enero.

Boris Johnson ha dicho que la cantidad de tiempo es "amplia" y ha prometido que no pedirá una prórroga, aunque en Bruselas muchos se muestran algo escépticos, ya que estos acuerdos de libre comercio suelen suponer años de negociación.

Hasta el 31 de junio tendrá tiempo para pedir tal ampliación de ese período de transición. Según fuentes comunitarias, una vez pasada esa fecha, "no hay disposiciones legales" para que ese plazo se prorrogue, así que en principio el día de ruptura estaría sellado. Aunque en esto del brexit, nunca se sabe.

Se prevé que ese acuerdo permita que las mercancías puedan seguir viajando sin aranceles entre ambos lados del canal de La Mancha. Algo importante para España, ya que los británicos son el quinto socio comercial de nuestro país, adonde vendemos bienes y servicios por valor de unos 38.000 millones de euros anuales. Nos compran sobre todo automóviles, frutas y hortalizas, productos farmacéuticos, y químicos. Otro de los caballos de batalla será el de las condiciones para el intercambio de servicios, también capital para España, ya que recibimos alrededor de 18 millones de turistas británicos al año, lo que supone más del 30% de las exportaciones totales de España al Reino Unido. En realidad el brexit no acaba esta semana: ahora empiezan las negociaciones de verdad.

Más noticias de Internacional