Público
Público

El castigo a latigazos a una saudí violada genera más protestas

PÚBLICO

El caso de una joven de 19 años violada, cuya sentencia fue elevada la semana pasada de 90 a 200 latigazos por el Tribunal General de Arabia Saudí sigue despertando
reacciones de condena en todo el mundo.

A la candidata presidencial demócrata Hillary Clinton, que calificó el miércoles la sentencia como “un escándalo”, se han unido otros. El senador Barack Obama escribió una carta a la secretaria de Estado, Condoleezza Rice, pidiéndole que condene la decisión judicial de uno de los principales aliados de Estados Unidos. Otro candidato, John Edwards, se declaró “indignado ante el hecho de que el presidente Bush se niegue a condenar la sentencia”.

En Australia, la web de noticias news.com.au lanzó una petición contra la condena y recibió 1.300 mensajes de lectores para el Gobierno saudí.

La joven, cuya identidad es secreta, fue inicialmente condenada a 90 latigazos por violar las leyes saudíes al haberse reunido con un hombre a solas. La ley islámica que se aplica en el país impone la segregación sexual y prohíbe a una mujer estar sola con un hombre que no sea familiar. La joven, que se había reunido con él en un coche para recuperar una foto, fue secuestrada junto a éste por siete hombres que violaron a ambos.
Los agresores han recibido penas muy inferiores a las habituales en Arabia Saudí por estos delitos.

El abogado de la joven, Abdulrahman al-Lahim, uno de los defensores de derechos humanos más conocidos recurrió la condena. Pero el tribunal no sólo elevó la pena sino que le retiró la licencia para trabajar al letrado.
Una fuente judicial dijo al diario en inglés de Arabia Saudí Arab News que el castigo se había aumentado “por el intento de la víctima de influir en los jueces usando la prensa”.
Según el columnista de ese diario Abeer Mishkhas, este caso “cuestiona el sistema judicial y muestra el secreto en que los tribunales prefieren operar”. “La Justicia está ausente en muchos tribunales”, concluye Mishkhas. En declaraciones a CNN, el abogado al-Lahim confió en que casos como éste fuercen una reforma judicial “y hagan renacer el país”. La organización Human Rights Watch ha pedido al rey Abdalá que anule el veredicto.

Más noticias de Internacional