Público
Público

Clinton ofrece la candidatura a la vicepresidencia a Obama

Ante el empate fáctico de las primarias demócratas, la senadora por Nueva York trata de ganar la posición fuerte en un hipotético ticket conjunto Así van

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La estrategia de la campaña de Hillary Clinton ha cambiado. De la descalificación y burla abiertas, han pasado a la adulación envenenada ofreciéndole a Barack Obama la segunda posición en una papeleta demócrata para la presidencia liderada por la ex primera dama.

Con esta solución salomónica al empate de las primarias, los Clinton podrían estar intentando situar a Hillary en primera posición, cuando hasta ahora no ha conseguido los votos necesarios para asegurarse de que se enfrentaría al candidato presidencial republicano John McCain en las elecciones de noviembre.

La maniobra también podría estar destinada a contrarrestar la imagen presidencial que tienen los votantes de Obama y a ayudar a restaurar un aura como inevitable nominada del partido que Clinton tenía al principio de la campaña, pero que después perdió.

'Si [Clinton] ganara la nominación demócrata para la presidencia, necesitaría a los partidarios de Obama. Pero necesita tener cuidado. Si este discurso de él en la papeleta es visto como una maniobra cínica, podría salirle el tiro por la culata y dañarla', explica Dennis Goldford, profesor de ciencias políticas en la Universidad de Drake, en Iowa.

El ex líder demócrata del Senado Tom Daschle, de Dakota del Sur y partidario de Obama, se burló de la idea: 'Esta sería la primera vez en la historia que la persona que es el candidato número dos ofrece al número uno la posición número dos', declaró Daschle al programa de televisión Meet the Press.

Atascados en las primarias 

Obama sobrepasa a Clinton en la carrera para la nominación del partido, pero es probable que ninguno de ellos alcance los 2.025 delegados necesarios para convertirse en candidato demócrata en las primarias que faltan.

Mientras los líderes demócratas están preocupados por el daño que podría provocar el hecho de que ninguno tenga un liderazgo claro para la convención de agosto, el partido también intenta decidir qué hacer con los resultados de las elecciones de Michigan y Florida, que no cuentan por una disputa sobre la fecha en la que se celebraron.

Tanto Hillary como el ex presidente Bill Clinton han acusado a Obama, un senador carismático de Illinois, de falta de experiencia para manejar una crisis internacional como presidente.

Pero desde que Clinton, senadora por Nueva York, ganó las primeras en Ohio y Texas, ella y su marido han ofrecido a Obama ser su nuevo compañero de candidatura.

Al ser preguntado sobre esta posibilidad la semana pasada, Obama dijo que estaba centrado en conseguir la nominación. 'Creo que es muy prematuro empezar a hablar sobre una papeleta conjunta', afirmó.