Público
Público

La cumbre de Minsk busca un alto el fuego en Ucrania mientras los combates se recrudecen

Los líderes de Ucrania, Rusia, Alemania y Francia —aunque la presencia de Merkel y Hollande no está del todo garantizada— empiezan hoy a abordar un plan de paz. Un portavoz de los prorrusos afirma que "es prematuro· hablar de acuerdo.

Publicidad
Media: 1
Votos: 1

El presidente ucraniano, Petro Poroshenko (en el centro), junto a los restos de un misil en la localidad de Kramatorsk al este de Ucrania. / Mikhail Palinchak. / EFE

El día señalado para alcanzar un alto el fuego en el este de Ucrania, no empieza con buenas perspectivas: los combates se han intensificado en las últimas horas y al menos 19 militares ucranianos han muerto junto a la ciudad de Debáltsevo —estratégica plaza situada a medio camino entre las ciudades de Donetsk y Lugansk— y otros 78 han resultado heridos en las últimas 24 horas. Por el lado de los separatistas prorrusos las bajas han sido mayores: según Kiev han muerto 87 rebeldes.

Además, al menos seis civiles murieron hoy y otros ocho resultaron heridos por fuego de artillería en Donetsk, informaron las autoridades de esta ciudad, la principal plaza fuerte de los separatistas prorrusos en el este de Ucrania.

A todo ello, hay que señalar que no hay garantía ninguna de que la cumbre de Minsk, donde se reúne el grupo de contacto formado por los representantes de los separatistas de Donetsk y Lugansk, además de Rusia, Ucrania y la OSCE, logre cerrar un alto el fuego. El negociador jefe de la autoproclamada república popular de Donetsk, Denis Pushilin, afirmó que "es prematuro hablar de un alto el fuego" y que aún no han concluido las conversaciones con las autoridades de Kiev.

"No se descarta que las negociaciones se reanuden hoy [miércoles] por la mañana", en la capital bielorrusa, Minsk, dijo Pushilin a DAN, la agencia de noticias de los separatistas de Donetsk.

Unas 5.300 personas, entre combatientes y civiles, ha muerto en los casi diez meses de conflicto

El negociador prorruso hizo estas declaraciones después de que la agencia oficial rusa TASS informara anoche, citando fuentes anónimas, que Ucrania y los separatistas habían acordaron un alto el fuego y un mecanismo para su supervisión.

El portavoz separatista agregó que la reanudación de la negociaciones dependerá de la disposición de los miembros del Grupo de Contacto y, especialmente de Kiev de responder a las propuestas de las autoproclamadas repúblicas de Donetsk y Lugansk, las dos entidades separatistas en este ucraniano

Por su parte, el representante de los prorrusos de Lugansk, Vladislav Deinego, indicó que en la reunión de anoche del Grupo de Contacto, "se discutieron medidas de carácter político y militar que brindan una oportunidad para llegar a un buen resultado".

Las negociaciones en el marco del Grupo de Contacto se consideraban un preludio clave de la cumbre que tienen previsto celebrar hoy, también en Minsk, los líderes de Ucrania, Rusia, Alemania y Francia —aunque la presencia de Merkel y Hollande no está del todo garantizada— para abordar un plan de paz que ponga fin al conflicto en el este ucraniano.

De acuerdo con datos de la ONU, más de 5.300 personas, entre combatientes y civiles, ha muerto en los casi diez meses de conflicto armado en las regiones orientales de Ucrania.