Público
Público

Derechos del Niño Tres niños han intentado suicidarse en el campo de refugiados de Lesbos en lo que va de año

Las precarias condiciones en las que viven las personas bloqueadas en los campos de Lesbos y Samos están repercutiendo severamente en su salud física y mental, según denuncia la ONG Médicos din Fronteras (MSF).

Un hombre sujeta a un niño durante las protestas pidiendo soluciones tras el incendio del campo de refugiados en Moria, Lesbos. / REUTERS
Un hombre sujeta a un niño durante las protestas tras el incendio del campo de refugiados en Moria, en la isla de Lesbos, en septiembre de 2020. - REUTERS

Las malas condiciones de los campos de Lesbos y Samos ponen en peligro la salud física y mental de los refugiados, especialmente la de los menores, entre los cuales se han producido tres intentos de suicidio desde principios de año, según informó este jueves la ONG Médicos sin Fronteras (MSF).

"El año pasado MSF trató a 50 niños con ideas suicidas graves, incluso algunos con tentativas de suicidio", explicaba este jueves en un comunicado la responsable de actividades de salud mental infantil de MSF en Lesbos, Katrin Glatz-Burbakk. La responsable resaltó que desde que comenzó el 2021 se han producido tres intentos de suicidio entre varios menores refugiados que han tratado de ahogarse, cortarse la venas o ingerir pastillas.

No dejan de decirnos: 'Me he rendido. No puedo aguantar más', relató Glatz-Burbakk

"Es realmente doloroso ver a estos niños, que viven en condiciones en las que no hay absolutamente ninguna esperanza para ellos. No dejan de decirnos 'Me he rendido. No puedo aguantar más'", relató Glatz-Burbakk.

El Campamento de Lesbos alberga a más de 2.500 menores

El campamento de Lesbos, levantado para dar respuesta a la crisis generada por los incendios que consumieron Moria el pasado septiembre, alberga a más de 7.000 solicitantes de asilo y refugiados, entre ellos 2.500 menores, incluidos 150 bebés, que viven en tiendas de campaña expuestos al duro invierno.

El año pasado MSF trató a 50 niños con ideas suicidas graves, incluso algunos con tentativas de suicidio

Muchos migrantes se lamentan por no contar con instalaciones higiénicas y sanitarias adecuadas, ya que, en total, hay unos 350 retretes en el campamento, mientras que solo hay 36 cabinas de ducha con agua caliente que funcionan durante 9 horas al día.

Los problemas se reproducen en otras islas, como Samos, donde unas 3.500 personas conviven hacinadas en un centro creado para 648, rodeados de basura, ratas y escorpiones, según sostiene MSF. Estas cientos de personas vulnerables padecen en muchas ocasiones problemas médicos o mentales graves que se agravan con las duras condiciones de los campamentos y las bajas temperaturas.

Varios testimonios de mujeres embarazadas ponen el énfasis en las complicaciones para mantener el calor dentro de las tiendas o conseguir ropa seca. Por todo ello, MSF insta a las autoridades de la Unión Europea y griegas a trasladar de inmediato a todos los solicitantes de asilo a un alojamiento seguro.

Más noticias de Internacional