Público
Público

Detenido un español en la operación contra el grupo anarquista FAI

La Federación Anarquista Informal ha reivindicado en los últimos meses varios atentados con explosivos y cartas bomba en Italia, Alemania y Francia

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Un ciudadano español es uno de los diez detenidos en la operación policial conducida por las autoridades italianas contra supuestos miembros del grupo Federación Anarquista Informal (FAI), que en los últimos meses ha reivindicado varios atentados con explosivos en Italia, Alemania y Francia. Se trata de un varón de 44 años que actualmente se encuentra detenido en Alemania, según un comunicado del grupo especial de los Carabineros italianos ROS, que facilita los detalles de la operación Ardire y que ha llevado a los diez arrestos en Italia, Suiza y Alemania.

Los arrestos se han llevado a cabo en el marco de las investigaciones por los atentados con explosivos cometidos en Italia y las cartas bomba enviadas al Deutsche Bank en Alemania y a la embajada griega de París. A los detenidos se les acusa de ser los cabecillas de la organización anarquista y se les imputa, entre otros, el cargo de asociación terrorista internacional. A todos ellos se les imputa haber organizado la explosión de artefactos contra la Universidad Bocconi de Milán en 2009 y contra el Centro de Identificación y Explusión (CIE) de la localidad norteña Gradisca d'Isonzo (GO), en 2011.

Asimismo, se les considera responsables del envío de paquetes explosivos del pasado diciembre contra Marco Cuccagna, el director general de Equitalia, la sociedad que se encarga de recaudar los impuestos no pagados, así como los mandados al presidente del Deutsche Bank , Josef Ackermann, y a la sede de la embajada griega en París.

Según confirmó el comandante del grupo especial del ROS, el general Giampaolo Ganzer, los detenidos están asimismo vinculados con quien hirió con varios disparos en Génova hace unas semanas al consejero delegado de la sociedad italiana Ansaldo Nucleare, Roberto Adinolfi. Durante la operación se han realizado cerca de 40 registros en toda Italia y hay además 24 investigados, seis de ellos ciudadanos griegos, según los medios de comunicación.