Público
Público

Atentado en Londres La Policía británica detiene a ocho personas en seis redadas relacionadas con el ataque

Los agentes registran un domicilio en Birmingham donde supuestamente vivía el autor del atentado en Londres.

Publicidad
Media: 5
Votos: 1

Agentes de Policía e investigadores forenses inspeccionan el lugar del atentado. - REUTERS

La Policía británica ha detenido este jueves a al menos ocho personas durante seis redadas efectuadas en Londres, Birmingham y otros puntos de Inglaterra en relación con el atentado perpetrado el miércoles frente al Parlamento en Londres.

En la operación lanzada en Birmingham, los agentes han registrado el supuesto domicilio del autor del ataque. De acuerdo con las declaraciones hechas por un testigo a la agencia británica de noticias Press Association, una de las ventanas del piso estaba anoche cubierta por cartones. Según esta fuente, varios agentes de policía no uniformados recogieron objetos y evidencias de esa propiedad supuestamente para ser analizados.

La cadena Sky News, que cita a fuentes no identificadas, ha detallado que la operación ha sido llevada a cabo en la calle Hagley. La cadena británica BBC, por su parte, ha indicado que existen pruebas de que el vehículo que se utilizó en el ataque había sido alquilado en Birmingham, si bien no se ha confirmado todavía este extremo.

En una comparecencia ante los medios frente a la sede de Scotland Yard, el jefe de la unidad antiterrorista de la Policía de Londres, Mark Rowley, ha señalado que hasta la fecha no se han detectado evidencias que apunten a "nuevas amenazas terroristas".

Las autoridades, que un principio habían hablado de cinco muertos, han rebajado la cifra a finalmente cuatro, contando al terrorista. Las víctimas son el agente que fue atacado con un cuchillo, una mujer de 43 identificada como Aysha Frade y que se ha confirmado que era de origen español y un hombre de entre 50 y 60 años, que murieron tras ser atropellados en el puente de Westminster.

El atentado se produjo a primera hora de la tarde del miércoles. Un hombre atropelló con su coche a varias personas en el puente de Westminster para acabar empotrándolo contra la valla del recinto parlamentario. Una vez allí, intentó entrar a pie armado con un cuchillo, pero fue abatido por la Policía.

Scotland Yard cree conocer la identidad del agresor, que las fuerzas de seguridad creen que actuó en solitario, si bien por el momento no la han desvelado. De hecho, la Policía ha pedido a los medios de comunicación que no identifiquen al atacante porque están "en una fase sensible de la investigación". De lo que sí ha informado es del nombre del policía que murió apuñalado, el agente Keith Palmer, de 48 años, un padre de familia con 15 años de servicio.

En declaraciones a Radio 4 de la BBC, el ministro británico de Defensa, Michael Fallon, ha vinculado el ataque con el "terrorismo islamista". "Esto es lo que se asume en este momento, aunque (la Policía) todavía no tiene una imagen completa del agresor y sus socios y quien pudo, o no, ayudarle a preparar este atentado", ha comentado. "No es ninguna casualidad que este ataque fuera en Westminster, porque es en Westminster (sede del Parlamento) donde debatimos las diferencias, agudas diferencias, muy libre y respetuosamente entre nosotros, y esta clase de terrorismo islamista no respeta esas diferencias", ha añadido.