Público
Público

Dimite el presidente de Mali y disuelve el Parlamento tras un golpe de Estado

El coronel Assimi Goita, designado nuevo hombre fuerte de Mali tras el golpe.

Mali
Algunos malienses celebran la entrada de las tropas en Bamako / EFE/EPA/MOUSSA KALAPO

Público / Agencias

El presidente maliense Ibrahim Boubacar Keita, en el poder desde 2013, ha presentado hoy su dimisión y ha anunciado la disolución de su Gobierno y del Parlamento en una declaración transmitida esta noche por la televisión nacional. La dimisión se produce después de un golpe de Estado gestado unas horas antes. Los militares alzados aseguraban tener en su poder el presidente y al primer ministro, Boubou Cissé. El coronel Assimi Goita fue designado presidente del Comité Nacional para la Salvación del Pueblo (CNSP), el órgano creado ayer por los golpistas que derrocaron al presidente Ibrahim Boubacar Keita.

En su alocución televisiva, IBK, como se le conoce popularmente, afirmó que se plegaba a la decisión tomada por el Ejército para evitar el "derramamiento de sangre". "Nuestras Fuerzas Armadas concluyen que esto debe terminar con su intervención, me someto a ellas porque no quiero que se derrame sangre para mantenerme en el poder", afirmó, mientras en el rótulo se podía leer: "Presidente saliente".

Keita dio a entender que su renuncia se hacía forzado por los militares participantes en el golpe de estado: "¿Tengo acaso otra opción?", se preguntó, tras recordar que "ciertos elementos de las fuerzas armadas han concluido que esto debía terminar mediante su intervención".

Prometen elecciones "en un plazo razonable"

Por su parte, el grupo  de militares golpistas ha anunciado a primera hora de este miércoles la creación de un Comité Nacional de Salvación del Pueblo, con el objetivo de llevar al país a la celebración de elecciones en "un plazo razonable" y restaurar la estabilidad.

El anuncio ha sido trasmitido por el portavoz del grupo de militares rebeldes, Ismael Wague, en la cadena estatal de televisión ORTM1, la misma que horas antes difundió la renuncia de Keita.

"Nosotros, el Comité Nacional para la Salvación del Pueblo, hemos decidido comprometernos ante el pueblo y la historia, asegurando a continuación del Estado", ha comenzado Wague, quien ha insistido en que se salvaguardarán todos los acuerdos internacionales.

Este alto mando militar ha anunciado que dicho comité "invitará a la sociedad civil y a los movimientos sociales y políticos" para que se unan a ellos con el objetivo de "crear mejores condiciones políticas que conduzcan a unas elecciones generales fiables".

El portavoz de los golpistas ha esgrimido que no buscan el poder sino "la estabilidad del país que nos permitirá celebrar, en un plazo razonable, elecciones generales que permitan a Malí dotarse de instituciones fuertes capaces de gestionar mejor nuestro día a día y restaurar la confianza entre gobierno y gobernados".

Por otra parte, ha informado de que "a partir del 19 de agosto todas las fronteras aéreas y terrestres estarán cerradas hasta nuevo aviso", una medida que también adoptó horas antes la Comunidad Económica de Estados de África Occidental (CEDEAO), que ha suspendido a Malí tras conocer "el golpe de Estado". Los militares también han anunciado que se impondrá un toque de queda desde las 21:00 horas a las 5:00 del día siguiente.

La crisis política en Mali

La renuncia de Keita se produce tras semanas de grave crisis política a raíz de los resultados de las elecciones parlamentarias celebradas el pasado marzo y que vino a sumarse a la grave inseguridad ocasionada por las acciones de los grupos yihadistas, con las filiales de Al Qaeda y Estado Islámico a la cabeza, pero también a la creciente violencia de carácter intercomunitario.

Un sector de la oposición, aglutinado en torno al influyente imán Mahmud Dicko, ha venido reclamando desde el pasado junio la dimisión del presidente, a quien acusaban de la situación actual del país, castigado también por una crisis económica a la que se ha sumado igualmente la pandemia de coronavirus.

El conocido como Movimiento 5 de Junio ha protagonizado multitudinarias manifestaciones en Bamako, la última de ellas el pasado 10 de julio que se saldó con más de una decena de muertos y para esta semana había anunciado una intensificación de sus acciones con una nueva manifestación prevista para este viernes. Por ahora no está claro si existe alguna relación o contacto entre los golpistas y este movimiento opositor

Más noticias de Internacional