Público
Público

EEUU investiga un posible ataque con gas cloro en Siria

El grupo de rescate Defensa Civil Siria denunció el bombardeo químico sobre la población de Saraqeb.  Supondría la violación de dos resoluciones del Consejo de Seguridad.

Miembros de la Defensa Civil Siria atienden a la población con máscaras tras el supuesto ataque químico. REUTERS

EFE

Estados Unidos está investigando varios informes sobre un supuesto bombardeo con gas tóxico perpetrado el lunes en el norte de Siria, y que si se confirma, supondría una acción "extremadamente grave" y una violación de dos resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU.

La denuncia fue emitida por la Defensa Civil Siria, un grupo de voluntarios que desarrolla labores de rescate, y que informó de que el lunes se produjo un supuesto bombardeo con gas cloro en la población de Saraqeb, en el este de la provincia septentrional siria de Idleb.

"No puedo confirmar la veracidad de esos informes. Estamos examinándolos junto a aliados en la región. Y ciertamente, si son verdaderos, sería algo extremadamente grave", dijo el portavoz del Departamento de Estado, John Kirby, en su conferencia de prensa diaria.

En un comunicado, la Defensa Civil precisó que un helicóptero arrojó dos barriles que contenían cada uno cinco botes de cloro y bolas de hierro de distintos tamaños. La nota agregó que al menos 33 civiles fueron afectados por el gas, entre ellos diez menores y dieciocho mujeres, y que el estado de tres personas es "grave".

La organización, además, publicó un vídeo en el que se ve a varios hombres con dificultades para respirar y que son atendidos con máscaras de oxígeno.

Kirby subrayó que Estados Unidos "condena rotundamente el uso de ataques químicos contra civiles, que viola no solo el cese de hostilidades sino los estándares y normas internacionales, incluida la Convención de Armas Químicas, de la que es miembro el Gobierno de Siria, así como dos resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU".

Agregó que la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas es la responsable de supervisar las denuncias de ataques con sustancias tóxicas, y que "esas investigaciones pueden llevar mucho tiempo para determinar lo ocurrido".

Este bombardeo en Saraqeb se produjo después de que un helicóptero ruso fuera derribado ayer por combatientes en esa zona, aunque la acción no fue reivindicada por ninguna organización.

El Kremlin dio por muertos a los cinco tripulantes del helicóptero Mi-8, alcanzado en Idleb cuando regresaba a su base tras llevar ayuda humanitaria a la ciudad de Alepo.

El Observatorio informó de que los bombardeos se intensificaron en esa área tras la caída del helicóptero ruso, pero no precisó si fueron ataques de la fuerza aérea siria o de la rusa.

Más noticias de Internacional