Público
Público

EEUU libera a nueve diplomáticos iraníes

Fueron arrestados “por espionaje” en el Kurdistán iraquí

GUILLEM SANS/AGENCIAS

El Ejército de EEUU liberó ayer a nueve diplomáticos iraníes que mantenía detenidos en Irak acusados de espionaje. Así lo anunció el portavoz de las tropas en ese país, Winfield Danielson, quién señaló que todos los liberados "ya han sido entregados al Gobierno iraquí".

Los servicios de inteligencia estadounidenses consideran que estos ciudadanos iraníes ya no suponen una amenaza para la seguridad de Irak. Los nueve habían sido acusados de espionaje a las órdenes del cuerpo de los Guardianes de la Revolución iraní y de apoyar a grupos insurgentes.
Entre los afectados se encuentran Bruyered Cheyini y Hamid Reza Asgari Shukuh, trabajadores de una oficina dependiente de la embajada iraní hasta su arresto en enero. Los demás excarcelados fueron detenidos en operaciones militares en Faluya en 2004 y en Ramadi en 2005.

Todos los detenidos trabajaban en la oficina diplomática de Irán, "bajo la supervisión y el permiso del Gobierno iraquí", según informó entonces el ministro iraquí de Exteriores, Hoshiar Zebari. Los arrestos desataron las críticas de Teherán, que calificó la acción estadounidense de "terrorismo".

El Gobierno iraní indicó que "la toma como rehenes" de cinco de sus diplomáticos se practicó tras "asaltar el consulado de Irán y eliminar documentos" lo que, a su juicio, supone una violación de "las convenciones internacionales y las normativas sobre la inmunidad diplomática".
Como medida de presión para lograr su liberación, Teherán cerró su frontera con la región kurda de Irak.

Intereses comerciales

EEUU denuncia que Irán facilita entrenamiento y armas a las milicias chiíes que atacan a las tropas desplegadas en Irak.Teherán siempre ha negado este supuesto. Irán exigió ayer la "inmediata liberación" de otros tres diplomáticos que siguen retenidos por las tropas de EEUU.
Por otro lado, diversas multinacionales europeas con contratos firmados en Irán, como Repsol o Siemens, han comenzado a recibir presiones de Washington para que pongan fin a estas relaciones comerciales. Uno de los países con mayor presencia económica en Irán es Alemania.

Alemania tiene intereses económicos de primer orden en Irán. Exporta cada año a ese país bienes por valor de 4.000 millones de euros. Unas 5.000 compañías germanas tienen negocios entre manos con empresas iraníes.

Hace sólo pocas semanas, el Gobierno alemán no tenía intención de reforzar las sanciones contra Teherán hasta final de año. Pero tras las últimas provocaciones del presidente iraní, Mahmud Ahmadineyad, EEUU ha reforzado su presión sobre los gobiernos europeos con más intereses en Irán.

Según el semanario Der Spiegel, el subsecretario de Estado del Tesoro, Stuart Levy, se reunió ya en julio pasado en Berlín con varios altos funcionarios del Gobierno alemán. Levy les pidió que cortaran los "créditos hermes" con empresas iraníes.

Estos créditos son una especie de garantía estatal para exportadores alemanes al extranjero, es decir, si una empresa iraní no paga un encargo, el Gobierno alemán cubre las pérdidas. El Gobierno de Gerhard Schröder, predecesor del de Merkel, elevó considerablemente el volumen permitido de créditos "hermes".

La canciller Angela Merkel se hospeda este fin de semana en el rancho de George Bush en Texas. A la espera de los resultados del "plan de acción" acordado entre Teherán y el Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA) sobre las inspecciones, Merkel está convencida de que el presidente "será todo oídos" cuando le explique que Alemania está dispuesta a reforzar las sanciones contra Irán.

Más noticias de Internacional