Público
Público

EEUU Trump reduce las masacres de El Paso y Ohio a "problemas de salud mental"

"El odio no tiene cabida en nuestro país", afirmó Trump a los periodistas antes de embarcar en el avión presidencial rumbo a Washington tras pasar el fin de semana en su club de golf de Bedminster, Nueva Jersey.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente de EEUU, Donald Trump, responde a los periodistas. REUTERS

El presidente estadounidense, Donald Trump, citó problemas de "salud mental" al comentar los tiroteos de Ohio y Texas, que dejaron 29 muertos y decenas heridos el fin de semana.

"El odio no tiene cabida en nuestro país", afirmó Trump a los periodistas antes de embarcar en el avión presidencial rumbo a Washington tras pasar el fin de semana en su club de golf de Bedminster, Nueva Jersey.

En unas breves declaraciones acompañado de su esposa, Melania, el mandatario indicó que los tiroteos eran parte "de un problema de salud mental". Evitó, sin embargo, responder a las preguntas acerca del supuesto manifiesto anti-inmigrante publicado por el sospechoso de la masacre de El Paso, Texas.

Las autoridades federales ya han anunciado que tratarán el tiroteo en Texas como un acto de "terrorismo doméstico" mientras que aún están investigando la motivación del ocurrido en Ohio. En ambos casos, los sospechosos son hombres jóvenes de raza blanca.

Patrick Crusius, de 21 años, se encuentra detenido en la cárcel del condado de El Paso; mientras que Connor Betts, fue abatido durante el tiroteo en Dayton, Ohio, por las fuerzas de seguridad.

Trump señaló que había hablado con los gobernadores de Texas y Ohio, así como con el fiscal general William Barr, y miembros del Congreso para ver qué medidas se podrían aplicar para frenar la violencia con armas de fuego en EEUU.

Más control de armas, menos mensajes de odio

Mientras, varios miembros del Partido Demócrata insistieron en tomar medidas más estrictas para el control de las armas, mientras que otros vieron en los ataques conexiones con un resurgimiento del nacionalismo blanco y la política xenófoba en el país, informa Reuters.

Trump escribió el sábado en Twitter que el tiroteo de El Paso era "un acto de cobardía" y el domingo dijo que las autoridades estatales y locales estaban trabajando juntas para investigar ambos ataques. Sin embargo, el presidente de EEUU no ha hecho una declaración pública sobre los disparos más allá de sus publicaciones en Twitter, en las que también expresó sus condolencias a las víctimas.

Una declaración de cuatro páginas publicada en 8chan, un foro de mensajes en línea utilizado frecuentemente por extremistas, y que se cree fue escrito por el sospechoso, llamó al ataque de Walmart "una respuesta a la invasión hispana de Texas". También expresó su apoyo al tirador que mató en marzo a 51 personas en dos mezquitas en Christchurch, Nueva Zelanda.