Público
Público

Tiroteo en El Paso Al menos 20 muertos y 26 heridos en un tiroteo en un centro comercial de Texas

Un joven de 21 años entró en un concurrido centro comercial de la ciudad de El Paso poco antes del mediodía del sábado (hora local) y empezó a disparar indiscriminadamente a la gente. Finalmente se entregó a la Policía. La Policía local apunta a un "crimen de odio". Este el suceso más grave ocurrido en Estados Unidos en lo que va de año. 

Publicidad
Media: 4.33
Votos: 3

La Policía se prepara para entrar en el centro comercial de Texas donde se ha producido un tiroteo que ha dejado "múltiples heridos". EFE

Un tiroteo masivo este sábado en un centro comercial en El Paso (Texas), ciudad fronteriza con México, ha dejado al menos 20 muertos y 26 heridos, entre ellas dos niños. Entre los heridos hay varios en estado crítico, por lo que el número de víctimas mortales podría aumentar en las próximas horas. Lo ocurrido en El Paso ha vuelto a sacudir a Estados Unidos al convertirse en el tiroteo número 249 en lo que va de año y en el más grave de todo 2019

"Veinte inocentes perdieron su vida hoy en El Paso y más de dos docenas más resultaron heridos", afirmó el gobernador de Texas, Greg Abbott, en rueda de prensa. El gobernador compareció ante los medios a junto a Greg Allen, jefe de policía de la ciudad, quien informó de que se había detenido a un sospechoso, descrito como "un hombre blanco de 21 años".  La Policía no descarta que pueda haber nuevas detenciones.

El detenido ha sido identificado como Patrick Wood Crusius, natural de Dallas, según la cadena ABC. Allen informó de que fue el propio detenido quien se entregó a los agentes de policía sin ofrecer resistencia. La cadena local KTSM ha publicado una imagen del presunto autor, confirmada según sus propias fuentes, en la que se aprecia a un joven vestido con camiseta negra, pantalones cortos y protectores auditivos entrando en el centro comercial con un fusil de asalto. Testigos del suceso han confirmado esta descripción a la cadena ABC.

En cuanto al móvil del crimen, el jefe de Policía afirmó que la investigación preliminar apuntaba "un vínculo con un delito de odio". El detenido habría escrito un manifiesto de cuatro páginas y titulado Probablemente voy a morir hoy, un texto que habría sido publicado en un foro ultraderechista de Internet poco antes de la masacre, según informa The New York Times.  Todo apunta a que Crusius es un supremacista blanco que odia a los latinos. El Paso es una ciudad fronteriza con México y entre sus casi 700.000 habitantes abundan los de origen mexicano.

Cuando ocurrieron los hechos, el centro comercial Cielo Vista contaban con gran afluencia de clientes para realizar compras de cara al próximo inicio del curso escolar. Todo comenzó alrededor de las 10.00 de la mañana del sábado, hora local (las 17.00 horas en España), cuando la Policía recibió un aviso: un joven disparaba indiscriminadamente contra la gente. Así estuvo 20 minutos

Robert Curado, residente en la ciudad y testigo de lo ocurrido, explicó en declaraciones al diario local El Paso Times cómo se escondió junto a su madre entre dos máquinas expendedoras fuera del establecimiento cuando el sospechoso les apuntó con el arma. "Allí es cuando el individuo intentó dispararme, pero falló porque como que me agaché", indicó.

Sólo seis horas después de empezar el suceso la Policía de El Paso ha dado la situación por "controlada provisionalmente" y está investigando si alguien más participó en el tiroteo, según el portavoz policial.

Lugar del tiroteo visto desde el satélite de Google Maps.

Tras el grave suceso, las reacciones no tardaron en llegar. "Es un tragedia para la que, francamente, tengo dificultad en asimilar", dijo Dee Margo, alcalde de El Paso en declaraciones a la cadena CNN.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha afirmado en las redes sociales que "hay muchos muertos" y ha calificado el tiroteo como algo "terrible".  "Qué Dios esté con todos ustedes", rezaba el político republicano.

Por su lado, los líderes demócratas en el Congreso emitieron sendos comunicados en los que instaron a actuar para controlar el acceso a armas de fuego en Estados Unidos y criticaron a los republicanos, que cuentan con mayoría en el Senado, por su rechazo a diversas propuestas legislativas en este sentido en los últimos años.

"Demasiadas familias en demasiadas comunidades se han visto forzadas a sufrir el horror diario de la violencia de armas de fuego. Ya es suficiente. La continuada inacción del Senado republicano deshonra nuestra obligación de proteger a hombres, mujeres y niños inocentes y poner fin a esta epidemia de una vez por todas", subrayó Nancy Pelosi, presidenta de la Cámara de Representantes.

El pasado fin de semana se produjo otro tiroteo masivo en un festival gastronómico en Gilroy (California), que dejó cuatro muertos.

López Obrador confirma la muerte de tres mexicanos

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, expresó este sábado sus condolencias por las víctimas del tiroteo ocurrido en la ciudad estadounidense de El Paso (Texas), donde confirmó que entre la veintena de fallecidos hay tres mexicanos.

"Se me informa que tres mexicanos perdieron la vida en este tiroteo en un centro comercial. Ya está atendiendo este asunto la Secretaría de Relaciones Exteriores", afirmó López Obrador a través de un vídeo en redes sociales.

El mandatario mexicano informó que ha dado la orden al consulado mexicano en El Paso para que se de "toda la atención a los connacionales" que viven en esta ciudad.

"Mis condolencias a los estadounidenses y mexicanos que perdieron la vida", dijo el líder izquierdista, quien expresó su "solidaridad al pueblo estadounidense y al Gobierno de Estados Unidos".

López Obrador dijo que "es muy lamentable este hecho" y ensalzó la "convivencia fraterna" que existe entre El Paso y la mexicana Ciudad Juárez, pues ambas comparten frontera.

"Esto es producto de la descomposición, de los problemas que tienen ciertas personas, no es un asunto generalizado. Puede que me equivoque pero El Paso es de las ciudades más tranquilas de Estados Unidos", opinó el mandatario.

A su vez, el secretario de Relaciones Exteriores de México informó que de los 26 heridos en el tiroteo, seis son mexicanos, y se encuentran en un hospital por haber recibido balazos en la espalda, el pecho, la mano o en la pierna.

"Nuestras condolencias a la comunidad de El Paso, Texas, por el horror vivido este día. Solidaridad con los familiares y amigos de las víctimas", añadió Ebrard.