Público
Público

El Ejército sirio se hace con el control del barrio asesiado en Homs

Los rebeldes anuncian una "retirada táctica" de Baba Amro, donde Damasco ha permitido entrar a la Cruz Roja

PÚBLICO.ES

Tras meses de bombardeos y una ofensiva que se ha intensificado en los últimos dos días por tierra, las tropas del régimen sirio han anunciado que se han hecho con el control de Baba Amro, el barrio de la ciudad de Homs asediado durante todo este tiempo.

Una fuente de Damasco, que ha pedido el anonimato, ha declarado a la agencia Efe, que "los soldados han revisado cada calle, túnel y casa, buscando armas y a los hombres armados", a los que el régimen acusa de estar detrás de la revuelta, que comenzó hace más de once meses. 

Por su parte, el Ejército Libre Sirio (ELS) -compuesto en su mayoría por desertores- ha señalado que lo ha puesto en marcha es una "retirada táctica" de sus posiciones. El subcomandante en jefe del ELS, el coronel Malik Kurdi, ha dicho desde Turquía que sus combatientes se retiraron después de una fuerte resistencia para repeler la entrada en el barrio de las tropas leales a Bashar al Asad.

En Homs siguen atrapados miles de civiles

Kurdi explicó que la campaña del ejército sirio estuvo respaldada por intensos bombardeos y la participación de unos 7.000 soldados que han llegado hoy a Homs. Por su parte, el jefe de ese grupo rebelde, el coronel Riad al Asaad, ha explicado que la retirada se ha hecho para "proteger la vida de los civiles y no conceder al régimen un pretexto para seguir bombardeando".

Sólo en Baba Amro han muerto hoy 22 personas junto a otras 13 en distintos puntos de Siria, según han denunciado el grupo opositor de los Comités de Coordinación Local. Las tropas de Al Asad habrían dejado siete muertos en Jabatha, situada en la región de Queneitra, dos en Idlib, otros tantos en Hama, Keranz y Traimsé, y un fallecido en el barrio Dumair de Damasco y en Jabal Zawyé en Idlib.

Miles de civiles siguen atrapados en Homs. El agravamiento de la situación estos últimos días ha hecho que se empezara hablar de una crisis humanitaria. La ONU ha hecho llamamiento incesantes para que el régimen permitiera la entrada de ayuda en Baba Amro. Finalmente, y tras haberse hecho con el control, Damasco ha dado autorización al Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) para entrar en el barrio.

"Trataremos de ingresar a los heridos en hospitales lo antes posible" 

Los miembros de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja tratarán de evacuar a los heridos y de hacer llegar la ayuda precisa a partir del viernes. "Tenemos la aprobación del Gobierno sirio para hacer llegar alimentos y medicinas, y para evacuar a los heridos y los enfermos. Trataremos de ingresar a los heridos en hospitales lo antes posible", ha declarado Saleh Dabakeh, portavoz del CICR en Siria.

En tanto,  el Consejo de Seguridad ha instado al Gobierno sirio a que permita el acceso "inmediato y sin obstáculos" a la subsecretaria general del organismo para Asuntos Humanitarios, Valerie Amos, para hacer llegar ayuda humanitaria a todas las poblaciones que lo necesiten y ha deplorado "el rápido deterioro" de la situación humanitaria que vive el país. 

"El Consejo de Seguridad expresa su decepción por que Amos no haya recibido a tiempo una autorización para visitar Siria por parte del Gobierno pese a sus repetidas peticiones y los intensos contactos diplomáticos en ese sentido", han dicho sus quince miembros en un comunicado que esta vez sí ha sido acordado por unanimidad después de los vetos de Rusia y China a otras resoluciones de condena contra Al Asad.

El Consejo de Seguridad aprueba por unanimidad deplorar el "deterioro" de la situación

El texto aprobado es el de menor rango de entre los que puede adoptar el Consejo de Seguridad, pero necesita del visto bueno de todos miembros, independientemente de si cuentan o no con poder de veto. Además, el comunicado, que se empezó a negociar el miércoles, se ha emitido después de que los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad -Estados Unidos, Francia, Reino Unido, Rusia y China- se reunieran con Ban Ki-moon y con el enviado especial de la ONU y la Liga Árabe a Siria, Kofi Annan.

Annan llegó el miércoles a Nueva York para evaluar con el máximo responsable de la ONU la crisis siria y se desplazará la próxima semana a El Cairo para reunirse con los responsables de la Liga Árabe, para luego tratar de entrar en Siria e iniciar sus labores de mediador. Ban, por su parte, comparecerá el viernes ante el pleno de la Asamblea General de la ONU para informar de la situación en el país árabe y de las acciones que el organismo trata de impulsar para detener la ola de represión y violencia, como pidió la última resolución de condena a Damasco que ese órgano aprobó hace dos semanas.

Más noticias de Internacional