Público
Público

Erdogan se defiende de las acusaciones de brutalidad policial

"No podéis manifestaros donde queráis", advierte el primer ministro turco, que insiste en que  se han producido actos de vandalismo durante los 18 días de protestas y que los hoteles en la zona están vac&iacute

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El primer ministro de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, ha rechazado este domingo las acusaciones de brutalidad policial, , vertidas tanto dentro como fuera del país, a raíz de la actuación de los efectivos antidisturbios en la céntrica Plaza Taksim, donde en las últimas semanas se han concentrado manifestantes contra el Gobierno turno, y que fueron desalojados por la fuerza en la pasada madrugada.

En un multitudinario mitin en Estambul donde ha concentrado a docenas de miles de simpatizantes, el primer ministro ha asegurado que durante su mandato se han acabado los malos tratos en prisiones y comisarias y se han levantado las limitaciones a la libertad de expresión y manifestación. 'Antes de nosotros, la Policía podía usar la fuerza sin ningún limite. Nosotros vinimos y lo restringimos', ha declarado en relación a su partido, el islamista moderado AKP, en el poder desde hace once años.

Desde la irrupción policial en el parque, Estambul y Ankara han sido escenario de continuas protestas y choques con la Policía, y en la ciudad del Bósforo varias marchas tratan de alcanzar Taksim, bloqueada y ocupada por la policía.

Erdogan, además, ha advertido a la gente de que no se deje engañar y no atienda a las llamadas a manifestarse en la plaza Taksim de Estambul, eje de la ola de protestas antigubernamentales, que fue desalojada el sábado por la Policía. 'No podéis manifestaros donde queráis', ha subrayado, sin embargo Erdogan, quien ha insistido en asegurar que se han producido actos de vandalismo durante los 18 días de protestas y que los hoteles en la zona están vacíos.

'¿Quién pagará por ello?', preguntó a sus simpatizantes, que coreaban gritos de 'Turquía está orgullosa de ti'.

 

Erdogan ha vuelto a usar los argumentos repetidos desde el inicio de las protestas contra su carácter autoritario: que los medios han manipulado, que los manifestantes eran miembros de organizaciones terroristas o instrumentalizados por la oposición y que se trata de una conspiración contra él y los éxitos de su Gobierno. 'Las cámaras lo han grabado todo. Los vamos a investigar a todos. Investigaremos los mensajes en los medios de comunicación social. ¿Qué hacían esos extranjeros entre los manifestantes de Taksim?', se hapreguntado.

Refiriéndose a la multitud de seguidores que le aclamaban, muchos traídos en autobuses públicos para la ocasión, Erdogan ha declarado que esa era la imagen de 'la Turquía real', en contraposición a la que, ha acusado, ha mostrado la prensa internacional. 'Aquí hay hermandad, solidaridad, piedad y belleza', manifestó. Erdogan pidió de nuevo a sus seguidores que respondan a las protestas 'haciendo explotar' las urnas en las elecciones locales de marzo del próximo año.