Público
Público

¿Qué es la espada de Bolívar y cuál es su historia?

El arma ha cruzado un largo camino desde que fuera utilizada en las luchas por la independencia de los países latinoamericanos, pasando por un robo histórico, hasta el acto de investidura de Gustavo Petro.

La espada de Bolívar en el acto de investidura de Gustavo Petro como presidente de Colombia. En Bogotá, a 7 de agosto de 2022.
La espada de Bolívar en el acto de investidura de Gustavo Petro como presidente de Colombia. En Bogotá, a 7 de agosto de 2022. Cesar Carrión / Presidencia de Colombia vía Reuters

La espada de Simón Bolívar ha estado en el centro de todas las miradas en los últimos días. Desde que Gustavo Petro solicitase que estuviera presente en su acto de investidura, a pesar de la negativa de su predecesor en el cargo, Iván Duque, hasta el momento en el que Felipe VI decidió permanecer sentado a su paso en la ceremonia que dio el pistoletazo de salida al Gobierno que liderará Petro en Colombia.

Si bien la espada no es es un elemento oficial como una bandera o un himno, tiene una gran carga simbólica para el pueblo colombiano, y ha vivido una larga historia hasta que pasó por delante de la silla de Felipe VI.

Símbolo de la liberación de Colombia

La espada pertenecía a Simón Bolívar, que consagró su vida y su fortuna a la causa de la independencia en América. El arma fue una de las que utilizó durante las campañas y combates que culminaron con la independencia de países como Venezuela, Bolivia o Colombia del imperio español.

Con el paso del tiempo, el símbolo se almacenó en la Quinta de Bolívar, una casa-museo en el centro de Bogotá (Colombia) donde se encontraba en exhibición, pero el destino le tenía muchas más aventuras preparadas.

El robo de la espada por la guerrilla M-19

El 17 de enero de 1974 la guerrilla Movimiento 19 de Abril (M-19) robó la espada de la Quinta de Bolívar, inspirándose en el robo de la bandera de los 33 Orientales sustraída por los Tupamaros (al que pertenecía Pepe Mujica) en Uruguay. El robo de este símbolo fue el primer acto del movimiento guerrillero y se mantuvo en sus posesión hasta 1990, generando todo tipo de historias sobre con quién y dónde se escondía la espada.

Tras la desmovilización de la guerrilla y la firma de un acuerdo de paz en 1990, la espada fue devuelta al Gobierno colombiano del entonces presidente Virgilio Barco. Desde ese momento ha estado depositada en una urna de vidrio en la Casa de Nariño, sede del Ejecutivo.

Para Petro, que en su juventud militó en el M-19, la espada tiene un gran valor simbólico, no solo personal sino para todo el pueblo colombiano, y por eso quería que estuviera en su acto de investidura. "La espada desenvainada, no como símbolo de guerra sino, como dijo su propietario cuando la desenvainó, que solo se debería envainar cuando haya justicia en Colombia".

La espada permaneció oculta durante muchos años. Y tras recuperarla, el Gobierno la almacenó de cara a que nadie pudiera robarla otra vez. Petro es el primero que la utiliza en un acto de este estilo. Por tanto, ha sido la primera vez para muchas personas que han podido ver el símbolo anticolonialista y del pueblo colombiano.

Más noticias de Internacional