Público
Público
FRANCIA

Exmilitares agitan la política francesa con una carta contra el Gobierno

Los militares retirados han publicado una columna en la revista conservadora 'Valeurs Actuelles' en la que declaran que "Francia está en peligro". Así mismo, la extrema derecha ha aprovechado esta misiva para reclamar el apoyo del ejército. 

resiente francés, Emmanuel Macron. EFE/EPA/IAN LANGSDON
Presiente francés, Emmanuel Macron. EFE/EPA/IAN LANGSDON.

El llamamiento de un grupo de exmilitares franceses dispuestos a apoyar a quien defienda el honor de Francia ante "peligros" como el islamismo ha provocado un cruce de críticas entre el Gobierno y la ultraderechista Marine Le Pen, que no ha dudado en pedirles que la apoyen en las futuras presidenciales. 

Los militares retirados publicaron una columna en el 60 aniversario del llamado "golpe de Argel", en el que cuatro generales opuestos a la independencia de Argelia intentaron frente a la política sobre esa entonces colonia francesa del Gobierno, con el general Charles de Gaulle como presidente.

El ejército ha anunciado que sancionará a los militares en activo que apoyen la polémica carta

La tribuna en la revista conservadora Valeurs Actuelles fue respaldada por una veintena de generales, un centenar de altos mandos y más de un millar de militares, todos ellos retirados, que dijeron no poder permanecer como "espectadores pasivos" en un momento en que "Francia está en peligro". 

"Estamos dispuestos a apoyar las políticas que tomen en consideración la salvaguarda de la nación", señaló ese grupo, para el que el aumento de la violencia o el sometimiento de ciertos territorios a "dogmas contrarios a la Constitución" están desintegrando el país. 

La condena del Ejecutivo a ese "levantamiento" es total, indicó este lunes en la emisora France Info la secretaria de Estado de Industria, Agnès Pannier-Runacher, que denunció igualmente la rapidez con la que Le Pen les instó a que se sumaran a su causa. 

Su declaración respalda la lanzada el pasado domingo en Twitter por la ministra de Defensa, Florence Parly, que recordó que aunque esos militares ya no están en activo su columna y es tan "irresponsable" como el intento de Le Pen de que se unan a su "batalla" en favor de Francia. El artículo, divulgado la pasada semana, había pasado desapercibido hasta que los políticos comenzaron a reaccionar.

Florence Parly recordó que aunque esos militares ya no están en activo su columna

La presidenta del partido ultraderechista Agrupación Nacional les respondió, también en Valeurs Actuelles, que compartía su análisis de la situación y que este debía concretarse en "un proyecto de alternancia" como el que ella encarna. 

"La politización del Ejército sugerida por la señora Le Pen debilitaría nuestro aparato militar y por tanto a Francia. El Ejército no está para hacer campaña sino para defender a Francia y proteger a los franceses", respondió Parly. 

El ejército sancionará a los militares 

El Ejército francés va a sancionar a los militares en activo que firmaron una discutida tribuna pidiendo una acción contra lo que consideran riesgo de "guerra civil" en el país, anunció el jefe del Estado Mayor, general François Lecointre. 

En una entrevista con el diario Le Parisien, Lecointre señala que los 18 militares serán sometidos a un consejo disciplinario y "recibirán sanciones", incluyendo la expulsión, y que su objetivo es que esas medidas sean "más fuertes" para quienes ocupan puestos más elevados en la jerarquía. "La neutralidad de los Ejércitos es esencial", afirma, antes de asegurar que se siente "indignado", ya que la institución "no está politizada". 

El jefe militar recordó que los firmantes en activo suponen una cifra mínima respecto a los 210.000 efectivos con que cuentan actualmente las Fuerzas Armadas francesa. 

El jefe militar recordó que los firmantes en activo suponen una cifra mínima

El jefe del Estado Mayor francés asegura igualmente que "no" hay un aumento de la radicalización de ultraderecha en las filas militares. Explica que las últimas investigaciones a nivel interno encontraron a una cincuenta sospechosos, de los que se tomaron medidas contra una treintena.

En España, el rey también recibió cartas 

En diciembre de 2020, hasta 73 exmandos del Ejército de Tierra, ya jubilados, enviaron una carta al rey Felipe VI en que tachan al actual Gobierno de "socialcomunista apoyado por filoetarras e independentistas", un Ejecutivo que pone en peligro la "cohesión nacional".

Días después, otros 270 militares retirados advirtieron en un manifiesto del "deterioro de la democracia" y acusaron al Gobierno de intentar "imponer un pensamiento único". El documento estaba encabezado por el teniente general Emilio Pérez Alamán, el almirante José María Treviño y el teniente general Juan Antonio Álvarez Jiménez, y ha sido suscrito por generales, oficiales, legionarios y soldados.

Más noticias de Internacional