Público
Público

Extranjeros Covid-19 Reino Unido sancionará con más de mil euros a quienes no cumplan la cuarentena a su llegada

El gobierno de Boris Johnson impondrá una sanción a todos los viajeros llegados de otros países que no cumplan la cuarentena de dos semanas.

Boris Jonhson, Primer ministro de Reino Unido / EFE. NEIL HALL/Archivo
Boris Jonhson, Primer ministro de Reino Unido / EFE. NEIL HALL/Archivo

PÚBLICO

Reino Unido supera ya los 250.000 contagiados y más de 36.000 muertes debido a la pandemia que asola el mundo, según cifras oficiales del balance provisional del coronavirus. Tan solo un día después de conocer estas Gobierno de Boris Johnson ha anunciado que pondrá el foco en los puntos de entrada.

Así, ha establecido una sanción de hasta 1.000 libras (unos 1.100 euros) a aquellos viajeros que lleguen del extranjero, en el caso de que no guarden 14 días de cuarentena, medida establecida para prevenir un segundo brote de coronavirus, según EFE.

Según confirmó un portavoz del Gobierno británico, se espera que la ministra británica de Interior, Priti Patel, aporte esta tarde más detalles acerca de esa nueva norma, que será previsiblemente introducida a principios del próximo mes.

Los exentos de cuarentena

Al parecer, quedarán exentos de esa cuarentena los conductores de camiones y funcionarios médicos y tampoco se aplicará a la zona de viaje con Irlanda.

Cualquier viajero que acceda al país en avión, ferri o tren deberá proporcionar una dirección en la que planea aislarse

En cambio, aquellas personas que lleguen al Reino Unido procedentes de Francia sí deberán cumplir con ese requisito, al contrario de lo que se había venido diciendo en los últimos días.

Los viajeros internacionales tendrán que rellenar un formulario a su entrada al país, en el que han de precisar sus datos de contacto y podrían ser sometidos a inspecciones sorpresa por trabajadores sanitarios a fin de asegurar que cumplen con los estipulados.

Las aerolíneas temen que las nuevas órdenes debido a la pandemia limiten la recuperación económica, ya que el sector ha sufrido caídas de más del 99%. La medida ha sido calificada por el consejero delegado de Ryanair, Michael O'Leary, de "idiota" e "impracticable", al tiempo que desde el sector de la aviación británica se han expresado temores a que la decisión termine "matando" los viajes internacionales desde y hacia este país.

Más noticias de Internacional