Público
Público

Fascismos Los Lobos Grises, la extrema derecha prohibida en Francia y ramificada por toda Europa

El investigador austríaco Thomas Rammerstorfer habla con 'Público' sobre este grupo de extrema derecha y paramilitar ligado a la máxima autoridad turca, Recep Tayyip Erdoğan.

Imagen de Los Lobos Grises en Estambul.
El investigador austríaco Thomas Rammerstorfer.

Àngel Ferrero

El pasado 4 de noviembre Francia incluyó a los Lobos Grises en la lista de organizaciones prohibidas, después de que grupos de nacionalistas turcos recorriesen las calles de Vienne, al sur de Lyon, amenazando a la comunidad armenia. La prohibición se producía en medio de un ambiente tenso en las relaciones bilaterales entre Francia y Turquía luego que el presidente turco, Recep Tayyip Erdoğan, dijese que su homólogo francés, Emmanuel Macron, necesitaba una "terapia de atención mental" durante un congreso de su formación, el Partido de la Justicia y el Desarrollo (AKP).

Francia no sólo tachó de "inaceptables" las declaraciones de Erdoğan, sino que su ministro de Asuntos Exteriores, Jean-Yves Le Drian, dejó caer en una entrevista el 5 de noviembre con Europa 1 que París podría llevar al Consejo Europeo la propuesta de sancionar a las autoridades turcas. Ese mismo día, el ministro de Exteriores turco, Mevlüt Çavuşoğlu, aseguró que su país tomaría una "respuesta decidida" ante la prohibición, y un día después, en Alemania, la portavoz del partido de La Izquierda en el Bundestag, Sevim Dağdelen, reclamaba que Berlín siguiese los pasos de Francia y disolviese la Federación de Asociaciones de Idealistas Democráticos Turcos (ADÜTDF), la organización paraguas de los Lobos Grises. Antes del encontronazo entre Turquía y Francia, periodistas armenios revelaban la presencia de militantes de este grupo en el frente de Nagorno-Karabakh. En el espacio de unos días los Lobos Grises se encontraban en todos los titulares, cuando hasta poco antes los medios de comunicación apenas parecían prestarles atención mientras la organización iba creciendo en las sombras. ¿Pero quiénes son los Lobos Grises?

"Los Lobos Grises son una corriente de extrema derecha de Turquía que aspira a un Imperio turco extenso que una a todos los pueblos turcomanos", responde a Público el austríaco Thomas Rammerstorfer, autor de Los Lobos grises: la extrema derecha turca y su influencia en Alemania y Turquía (Lit, 2018) y coautor de Lobos grises en piel de oveja: el extremismo de derecha en las comunidades de inmigrantes (Sandkorn, 2012). Como aclara Rammerstorfer, los Lobos Grises están representados en Turquía "sobre todo por el Partido de Acción Nacional (MHP)". Sobre la prohibición en Francia, considera que allí no están "tan presentes como en Alemania y Austria" y se muestra escéptico ante la medida, ya que "podría llevar al surgimiento de organizaciones secretas", mientras "otros partidarios se organizarían en asociaciones próximas al AKP y una pequeña parte posiblemente se radicalizaría todavía más y llevaría a cabo acciones ilegales".

El investigador austríaco Thomas Rammerstorfer.

Vínculos estrechos con Erdoğan

La organización capta "jóvenes que han experimentado la marginación y el racismo"

"En Europa, los Lobos Grises se organizan en la ‘Federación Turca’, que a su vez tiene en cada Estado organizaciones paraguas, la más importante de ellas en Alemania", explica este investigador al agregar que "existen organizaciones paraguas similares en Francia, los Países Bajos, Bélgica, Austria y otros estados". Éstas, a su vez, se componen de "asociaciones locales". En Austria, por ejemplo, "existen una veintena" de estas asociaciones. El reclutamiento de nuevos miembros se produce través de ellas y sus objetivos son dos: "Por una parte, niños y jóvenes, cuyas familias forman parte de este medio de extrema derecha, y de jóvenes que han experimentado la marginación y el racismo, por la otra", continúa. Lo hacen con una propaganda "muy variada" que va desde "música de diferentes géneros, como el rap" hasta "pandillas callejeras y clubes de rockeros que se identifican con los Lobos Grises" pasando por "Internet y películas de propaganda, para cuya proyección con frecuencia se alquilan grandes salas de cine". Todo ello "juega un papel esencial" en esta labor de reclutamiento, "además del trabajo asociativo habitual".

En Turquía, los Lobos Grises se organizan sobre todo a través del MHP, que "desde 2018 gobierna en coalición con el AKP". Este partido de extrema derecha "apoyó también a Erdoğan en las elecciones presidenciales" de 2018 con la llamada Alianza popular (Cumhur İttifakı), de la que también forma parte el Partido de la Gran Unidad (BBP) de Mustafa Destici. Según Rammerstorfer, esta coalición ha llevado a los partidos a "acercarse ideológicamente": "El MHP se ha vuelto más religioso, y el AKP, más nacionalista". Además, "en las fuerzas armadas turcas, sobre todo en las unidades especiales anti-‘terroristas’, que combaten contra los kurdos, los Lobos Grises cuentan con numerosos partidarios". A todo ello hay que sumar "los grupos armados próximos al MHP que combaten en Siria, en parte en alianza con los salafistas, y con toda probabilidad, una vez más, del lado de Azerbaiyán contra Armenia".

¿Por qué se informa tan poco sobre los Lobos Grises en Europa? ¿Por miedo, por presiones políticas, por desconocimiento? "No lo veo igual", contesta Rammerstorfer, para quien aunque "en Alemania es verdad que el tema se trata relativamente poco, en Austria los medios conservadores, entre otros, informan más sobre los Lobos Grises y los islamistas que sobre los militantes de extrema derecha ‘nacionales’, y en los medios liberales es más equilibrado". "En otros países, hasta donde alcanza mi conocimiento, no es un gran tema", añade, "con la excepción, por supuesto, de Francia".

Más noticias de Internacional