Público
Público

Jovenel Moise Haití, en crisis: la oposición nombra un nuevo presidente y el vigente dice que aún le queda un año de gobierno

Los opositores tildan a Moise de "dictador", pero el mandatario asegura que el 7 de febrero de 2022 dejará el poder y se lo entregará al ganador de las elecciones que están convocadas para el próximo septiembre.

Imagen de una protesta ciudadana en Haití contra el presidente Moise.
Imagen de una protesta ciudadana en Haití contra el presidente Moise. REUTERS

Miles de haitianos tomaron las calles de Puerto Príncipe este domingo en una manifestación multitudinaria para exigir la renuncia del presidente Jovenel Moise, una semana después de desatarse una profunda crisis institucional que enfrenta al Gobierno con la oposición y los jueces.

Hace exactamente una semana, el 7 de febrero, es la fecha en la que la oposición considera que acabó el mandato de Moise, pero el presidente afirma que le resta un año de gestión.

Ese domingo, Moise denunció que la oposición preparaba un golpe de Estado y anunció que las autoridades habían realizado una veintena de arrestos, entre ellos un juez de la Corte de Casación, máxima instancia judicial del país.

El lunes la oposición nombró como "presidente interino" a otro magistrado de la Corte de Casación, Joseph Mécène Jean Louis, quien aceptó el encargo en un video grabado difundido ese mismo día.

Las tensiones entre el Gobierno y la oposición han sumido a Haití en una grave crisis institucional entre el poder Ejecutivo y judicial. Moise jubiló a tres jueces acusados de participar en el supuesto golpe de Estado y ha nombrado a tres sustitutos, en una decisión que aparentemente viola la Constitución y que ha sido criticada por Estados Unidos y por la Organización de Estados Americanos (OEA).

El presidente lleva un año gobernando por decreto, desde que en enero de 2020 consideró "disuelto" el Parlamento, debido a que no se pudieron celebrar las elecciones legislativas previstas para otoño de 2019, que fueron aplazadas por las constantes protestas antigubernamentales que paralizaron el país en esa época.

Los opositores tildan a Moise de "dictador", pero el mandatario asegura que el 7 de febrero de 2022 dejará el poder y se lo entregará al ganador de las elecciones que están convocadas para el próximo septiembre.

Desde el pasado domingo, se han producido protestas a diario en Puerto Príncipe, aunque con mucha menor afluencia de manifestantes que la de este domingo.

Un muerto y un herido en las protestas

Al menos un hombre murió este domingo y otro resultó herido de bala durante una manifestación multitudinaria en la capital de Haití, convocada para exigir la renuncia del presidente Jovenel Moise. El cadáver del hombre yacía carbonizado en plena calle, bajo el chasis de su motocicleta todavía en llamas, en la zona de Delmas, según constató Efe, después de que personas no identificadas le hayan prendido fuego.

Según testigos consultados por medios locales, el hombre fue baleado por un miembro de una banda armada, supuestamente favorable al Gobierno de Moise. Un reciente informe de la ONU denunció que la violencia de las bandas, a sueldo del Gobierno o de la oposición, ha sido creciente en las manifestaciones de los últimos años, en las que intervienen con el fin de sembrar el caos.

Según datos del informe, en 2019, las bandas fueron responsables de al menos 67 asesinatos y 333 heridos durante la oleada de protestas antigubernamentales que hicieron tambalearse al Gobierno de Moise en ese año.

En otro punto de la protesta de este domingo, un hombre resultó herido de bala durante un enfrentamiento entre los manifestantes y la Policía, según presenciaron periodistas de Efe. En ese momento, los manifestantes lanzaron una lluvia de piedras contra los uniformados, que respondieron con gases lacrimógenos y disparando munición real.

Miles de haitianos tomaron las calles de Puerto Príncipe este domingo en una manifestación multitudinaria para exigir la renuncia del presidente Moise.
La manifestación se produce una semana después del 7 de febrero, fecha en la que la oposición considera que acabó el mandato de Moise, aunque el gobernante afirma que le resta un año de gestión.

Ese día Moise denunció que la oposición preparaba un golpe de Estado y anunció que las autoridades habían realizado una veintena de arrestos, entre ellos un juez de la Corte de Casación, máxima instancia judicial del país, lo que dio paso a una profunda crisis institucional. Desde el pasado domingo, se han producido protestas a diario en Puerto Príncipe, aunque con mucha menor afluencia de manifestantes que la de este domingo.

Más noticias de Internacional