Público
Público

Hallan los restos del submarino ARA San Juan un año después de su desaparición

El submarino argentino desapareció el 15 de noviembre del año pasado con 44 tripulantes a bordo, cuando se dirigía desde Ushuaia a Mar del Plata. El Gobierno argentino reconoce que no cuenta con medios técnicos para reflotarlo. Los familiares de las víctimas exigen saber la verdad.

Publicidad
Media: 5
Votos: 1

José Aramayo (c.i), padre de uno de los tripulantes del submarino argentino ARA San Juan, habla al cumplirse el primer aniversario de su desaparición hoy, jueves 15 de noviembre de 2018, en Mar del Plata (Argentina). EFE/ Eduardo López

El Ministerio de la Defensa de Argentina y la Armada informaron este sábado de que la compañía estadounidense Ocean Infinity encontró el submarino argentino ARA San Juan, desaparecido hace un año en aguas del Atlántico.

La Armada argentina tuiteó: "El Ministerio De Defensa y la Armada Argentina informan que en el día de la fecha, habiéndose investigado el punto de interés N°24 informado por Ocean Infinity, mediante la observación realizada con un ROV a 800 mts de profundidad, se ha dado identificación positiva al Ara SanJuan".

Según indicó Ocean Infitiny, que cobrará 7.5 millones de dólares por el hallazgo, el submarino estaba localizado a 800 metros de profundidad, a unos 600 kilómetros de Comodoro Rivadavia, donde se había montado el centro de operaciones durante la búsqueda.

Ahora el debate en Argentina es si se va a recuperar el submarino, y sobre todo los restos de los 44 miembros de la tripulación que perecieron hace un año. El Gobierno argentino ya ha reconocido que no cuenta con medios técnicos para reflotar el submarino, mientras que los familiares de las víctimas piden el rescate de la nave para saber toda "la verdad" sobre los hechos y recuperar los restos de sus seres queridos.

El Ejecutivo de Mauricio Macri ya ha anunciado duelo nacional en honor a los 44 tripulantes del buque, en una jornada marcada por una mezcla de alivio, dolor y rabia entre sus seres queridos y con la sociedad impactada por conocer dónde reposan los restos de la nave tras 366 días de incertidumbre.

"Necesitamos saber qué pasó y por qué el submarino se fue a pique de la manera que lo hizo sin mediar tiempo y sin que ellos pudieran hacer nada, porque esa es una de las explicaciones que nadie se puede dar", remarcó el ministro de Defensa, Oscar Aguad, en una comparecencia de prensa en Buenos Aires.

Mientras, en la ciudad bonaerense de Mar del Plata, donde el ARA San Juan tenía su base y era destino de la travesía en la que desapareció, los familiares escuchaban expectantes por televisión esas palabras y las de las autoridades de la Armada.

"Yo confiaba que lo iban a encontrar. Lo único que quiero es que haya verdad y justicia y que los verdaderos culpables de esta tragedia paguen", afirmó Hilda Colombani, madre de Fernando Mendoza, teniente de navío del sumergible.

Las imágenes tomadas por la empresa estadounidense Ocean Infinity, contratada por el Gobierno para la búsqueda, confirman que el submarino se desmembró en varias partes, aunque buena parte de los familiares ya han expresado sus dudas en que se esté diciendo la verdad, principalmente por haberse encontrado el San Juan en un lugar que ya fue rastreado intensamente con medios humanos y técnicos de multitud de países en 2017, después de que diversas agencias internacionales registraran en esa zona una explosión tras desaparecer.

Los trabajos de búsqueda en el océano, en los que participaron en los primeros meses diversos países, se delimitó a 430 kilómetros de la costa, en torno a una zona donde varias agencias internacionales señalaron que se detectó una explosión horas después de que desapareciera la nave.

Fue a principios de septiembre pasado cuando la empresa estadounidense Ocean Infinity, contratada por el Gobierno, retomó el rastreo del lecho marino, pero tampoco hubo suerte.

"El primer lugar donde ellos empezaron a buscar era donde se dio la ultima comunicación. Ahí no están. Nosotros empezamos a pedir que los empiecen a buscar donde se escucharon los golpes del casco" del submarino, señaló el pasado jueves la hermana de Alberto Sánchez, tripulante del sumergible, durante un homenaje al cumplirse un año de la desaparición, al que asistió el presidente del país, Mauricio Macri.

Un hombre sostiene una pancarta con imágenes de algunos tripulantes del submarino argentino ARA San Juan hoy, jueves 15 de noviembre de 2018, durante homenaje al cumplirse un año de su desaparición, en Mar del Plata (Argentina). Los familiares de los 44 tripulantes desaparecidos en el submarino ARA San Juan hace hoy un año en aguas del Atlántico Sur reconocieron estar viviendo el aniversario de la desaparición de sus seres queridos "con la misma tristeza del primer día". EFE/ Eduardo López

El submarino argentino desapareció el 15 de noviembre del año pasado con 44 tripulantes a bordo, cuando se dirigía desde Ushuaia a Mar del Plata.

La nave participó en unas maniobras en el puerto austral de Ushuaia y el 13 de noviembre partió de nuevo hacia Mar del Plata, trayecto en el que, a unos 400 kilómetros de la costa y dos días después, hizo su última comunicación.

Horas antes, el comandante alertó de un fallo provocado por la entrada de agua por un conducto de ventilación (snorkel), que se filtró en el compartimiento de las baterías eléctricas y produjo un principio de incendio.

Aunque la Armada argentina aseguró en varias ocasiones que ese fallo fue "subsanado" y que el San Juan continuó navegando hacia Mar del Plata, lo cierto es que se perdió su rastro y nunca arribó al puerto de esa ciudad, donde tenía prevista su llegada el 19 de noviembre.

En medio de una gran incertidumbre, varias agencias internacionales reportaron una explosión horas después de desaparecer el submarino, cerca de donde se perdió su pista.

Fue ahí donde comenzó un operativo de búsqueda sin precedentes en Argentina en el que participaron naves de Rusia, Gran Bretaña y Estados Unidos, y que finalizó cinco meses después.