Público
Público

Hungría propone un candidato alternativo a comisario para superar el veto del Parlamento Europeo

El Ejecutivo húngaro ya ha propuesto a su embajador ante la Unión Europea, Oliver Varhelyi, como sustituto de László Trócsányi, mientras que Rumanía tendrá que buscar un recambio a la socialista Rovana Plumb, también rechazada.

El primer ministro de Hungría, Viktor Orban, antes de la reunión informal de los líderes de la Unión Europea en Sibiu. | Reuters

público/ AGENCIAS

El Gobierno húngaro ha presentado este lunes a su embajador ante la Unión Europea, Oliver Varhelyi, como candidato alternativo a ocupar una cartera en la próxima Comisión Europea de Ursula von der Leyen, con el objetivo de superar el veto que el Parlamento europeo ha impuesto sobre su primer candidato, el ex ministro de Justicia László Trócsányi, según han informado a Europa Press fuentes europeas.

La comisión de Asuntos Jurídicos de la Eurocámara ha votado en contra del antiguo miembro del Gobierno de Viktor Orban, el conservador húngaro László Trócsányi, como futuro comisario de Ampliación, al considerar que está incapacitado para ocupar ningún cargo en el nuevo Ejecutivo comunitario. Su trayectoria política y su actividad en un despacho de abogados han sido las claves para que su candidatura no siguiera adelante. 

Los eurodiputados también han votado en contra de la candidata de Rumanía, la socialista Rovana Plumb, y han pedido al presidente de la institución, David Sassoli, que exigiera a Von der Leyen medidas. La futura presidenta de la Comisión Europea se dispone a pedir formalmente a Budapest y a Bucarest que presenten candidatos alternativos cuanto antes, aunque ya había mantenido contactos con ambas capitales en los días anteriores para trasladarles la necesidad de buscar soluciones.

En el caso de Plumb, que ha quedado descartada por su falta de transparencia a la hora de informar de forma tardía de un préstamo, que ha según han indicado las fuentes consultadas, el Gobierno de Rumanía no ha designado todavía un nombre para reemplazarla, pero desde Bucarest son conscientes de la demanda de Bruselas. 

La comisión jurídica de la Eurocámara ya emitió una primera opinión negativa sobre Plumb y Trócsányi por conflictos de interés el pasado jueves, pero retomó el asunto este lunes tras pedirle Sassoli que fueran más claros sobre su veredicto.
El visto bueno de esta comisión es un requisito previo inexcusable para que los comisarios designados puedan pasar a la siguiente fase del proceso, es decir, someterse a un examen oral de los eurodiputados antes de que la nueva Comisión en su conjunto se someta al voto del pleno de la Eurocámara.

El veto a Plumb y Trócsany, que tenían previsto someterse a las audiciones esta semana como el resto de comisarios, supone que los exámenes para los candidatos de Rumanía y Hungría quedan en suspenso, hasta que se designen sustitutos. Ello, sin embargo, no afectará al resto del calendario de comparecencias.

Trócsányi se plantea tomar medidas legales 

El ya ex candidato a comisario europeo ha expresado su enfado en Twitter, donde ha publicado un comunicado en el que califica su desestimación por parte de la  comisión de Asuntos Jurídicos como una "flagrante injusticia". "Cuando un jurista es perjudicado no tiene otra opción que considerar defender sus derechos ante un tribunal competente", sugirió el exministro húngaro.

Pese a la rapidez con la que el Gobierno de Hungría ha designado un sustituto, también han querido defender la figura de uno de los hombres fuertes de Viktor Orban, señalando que "el verdadero pecado" de Trócsányi es que ayudó a "defender a Hungría de la inmigración". "Los eurodiputados que apoyan la inmigración no toleran que la nueva Comisión (Europea) tenga un comisario que fue ministro de Interior cuando Hungría cerró las fronteras ante los inmigrantes".

Más noticias de Internacional