Público
Público

ENTREVISTA | KOSTADINKA KUNEVA

“Iglesias y Tsipras son los nuevos líderes que necesitamos para que el pueblo pueda gobernar”

La europarlamentaria de Syriza Kostadinka Kuneva vino a España para apoyar “el cambio que debe protagonizar la izquierda en Europa”, algo que considera que pasa por “una victoria de Podemos” y el trabajo hacia un objetivo común: “Poner fin a la austeridad y a la soberanía de los bancos”.

Publicidad
Media: 4.17
Votos: 18

La eurodiputada de Syriza Kostadinka Kuneva, en Zaragoza. JUAN MANZANARA

ZARAGOZA.- La eurodiputada de Syriza Kostadinka Kuneva (1964, Bulgaria) fue rociada con ácido en 2008 por manifestarse por los derechos de los trabajadores griegos y extranjeros en las empresas de limpieza. Perdió la visión de un ojo y sufrió daños en la tráquea y las cuerdas vocales.

Considerada como una de las líderes de este movimiento sindical que denunció los despidos de las empleadas a consecuencia de las políticas de austeridad en Grecia, Kuneva fue elegida eurodiputada en el Parlamento Europeo el 25 de mayo de 2014 y es miembro de la Comisión de Empleo y Asuntos Sociales.

"El puño cubierto por un guante rojo de limpieza fue el símbolo de cientos de mujeres que protestaron durante ocho meses ante el Ministerio de Economía en Atenas"

¿Cómo pasó de la lucha sindical y en la Asociación de Empleadas Domésticas de Ática a la política europea?

Siento que aún soy una sindicalista. Aquello por lo que he luchado, los derechos de los trabajadores y el respeto que les debe el Estado, son cuestiones que están en mi agenda como miembro del Parlamento Europeo. Las limpiadoras despedidas por el anterior Gobierno griego fueron las primeras a las que invité a la Eurocámara. Las ayudé difundir su lucha, a que la gente reconociera a los guantes rojos –un puño cubierto por un guante de limpieza–, el símbolo de cientos de mujeres que mantuvieron, día y noche durante más de ocho meses, una protesta en el Ministerio de Economía y Finanzas en el centro de Atenas por la reducción de personal en el sector público griego desde el comienzo de la crisis.

Estoy muy satisfecha porque el Gobierno ha anunciado que estas limpiadoras se reincorporarán rápidamente a sus puestos de trabajo. El siguiente paso es encargarnos de estas empleadas en el sector privado, quienes trabajan en condiciones muy duras.

Ante la asamblea de Podemos Aragón mostró su confianza en que esta formación siga la misma trayectoria que su partido “y se hagan con el gobierno, y no con el poder, en municipios, autonomías y en las elecciones generales”. En Europa, ¿cuál es el papel de Podemos en la lucha por el cambio desde la izquierda?

Podemos es, sin duda, un nuevo poder en la izquierda a nivel europeo. Han logrado un sorprendente avance desde aquel germen que nació en las plazas, con el movimiento de los indignados. Han conseguido llevar hasta Europa ideas de democracia directa, reflejada en la forma en la que eligen a sus candidatos y representantes y en el programa que presentan para gobernar. Pablo Iglesias y Alexis Tsipras son los nuevos líderes que la izquierda europea requiere para que el pueblo pueda llegar a gobernar.

Pablo Iglesias y Pablo Echenique, con quien trabajo en lo que concierne a la política sobre discapacidad, son para nosotros amigos queridos y compañeros con los que, en muchos asuntos, tenemos una tarea pendiente en común.

"Si la victoria de Syriza viene seguida de una victoria de Podemos y otras fuerzas progresistas en España, el juego político cambiará para toda Europa"

¿Y qué papel considera que juegan otras formaciones tradicionales de izquierdas, como Izquierda Unida?

Desde Syriza mantenemos buenas relaciones tanto con Izquierda Unida como con Podemos. Queremos que cada partido de la izquierda aporte su energía para el cambio en Europa y en España. Todos ellos representan un papel y quien se haga con el de protagonista o el de secundario no es lo que importa. Es el pueblo el que debe representar el rol principal.

En el clima social y político de España y Grecia, ¿hay más semejanzas o diferencias?

La necesidad por el cambio existe en ambos países. España y Grecia coinciden, desgraciadamente, en que tienen las mayores tasas de desempleo de Europa, un paro que incide en los más jóvenes. También se asemejan en que la crisis económica y la corrupción han afectado negativamente a los partidos políticos del bipartidismo y, como resultado de todo esto, según las encuestas de opinión, parece muy difícil que vuelvan a gobernar de nuevo en España, mientras que en Grecia ya han perdido las recientes elecciones. Cada país tiene sus rarezas. Pero te das cuenta de que si la victoria de Syriza viene seguida de una victoria de Podemos y otras fuerzas progresistas en España, el juego político cambiará para toda Europa.

¿Cree usted que el perfil del votante de Syriza existe en España?

Si los votantes que recurren a Podemos son los desempleados, los asalariados de los sectores público y privado que han sufrido la austeridad y los jóvenes, como son la mayoría de votantes de Syriza, entonces hay grandes similitudes. En España existen, claro está, otras características especiales, como el movimiento por la independencia de Cataluña.

Sí sé que la derecha del Partido Popular y el Partido Socialista han fracasado. Una gran parte de los españoles han abandonado a estos dos grandes partidos políticos, requiriendo otra solución, la que promete un cambio. Esto es la democracia, ¿no es así? Y si los votantes confían más en Podemos que en Izquierda Unida, no importa. Lo fundamental es lograr el cambio con la ayuda de todos los poderes, como ha ocurrido en Grecia.

"Syriza es el partido que tiene el mayor porcentaje de mujeres en el nuevo Parlamento, más de un 30%"

Syriza ha formado gobierno sin ninguna mujer al frente de sus 12 ministerios. ¿Qué opina de la paridad en los órganos de dirección y las listas electorales?

Syriza es el partido que tiene el mayor porcentaje de mujeres en el nuevo Parlamento, más de un 30%. Es cierto que en el Gobierno solo seis mujeres están en puestos de la alta administración y que esta representación femenina podría ser mejor. Pero Syriza ha formado un Gobierno con el criterio de salvación social y de elegir a quién encaja mejor para cada necesidad.

¿Esa “salvación” del pueblo griego pasa, sí o sí, por conseguir una quita de la deuda?

El presidente del Parlamento Europeo, Martin Schulz, adopta claramente la posición del liderazgo alemán, y no esperábamos más. Pero lo que hay que recordarle es que en 1953, un gran número de estados perdonaron más del 60% de la deuda que Alemania había acumulado durante las dos guerras mundiales, lo que contribuyó al milagro económico alemán. Nosotros necesitamos algo parecido. Y creo que la victoria de Podemos nos ayudaría en esa dirección. Pero las elecciones españolas aún están lejos y Grecia necesita un acuerdo con respecto a la deuda con rapidez. Soy optimista en que prevalecerá la racionalidad. Todos nos obligamos a ser optimistas, de otro modo no habríamos alcanzado el gobierno de Syriza en Grecia.