Público
Público
Únete a nosotros

Italia Las prisas de Salvini por ir a las elecciones

El actual ministro del Interior italiano quiere capitalizar rápidamente el 36% de los votos que le asignan los últimos sondeos.

Publicidad
Media: 2.67
Votos: 3

El primer ministro italiano y líder del partido de la Liga, Matteo Salvini | Reuters

El líder de la soberanista Liga, Matteo Salvini, no quiere perder tiempo y pretende ir a las urnas lo antes posible, tal como pidió de nuevo ayer por la noche. ¿Por qué tanta prisa? En plena crisis del Gobierno italiano, que él mismo ha provocado abandonando al Movimiento 5 Estrellas (M5E) de Luigi Di Maio; el actual ministro del Interior quiere capitalizar rápidamente el 36% de los votos que le asignan los últimos sondeos. Entre otras cosas porque el vicepresidente del Gobierno tiene que intentar desviar la atención lo más hábilmente posible en relación a dos de los mayores escándalos de la Italia reciente: el fraude de 49 millones de euros por parte de la Liga en detrimento del Estado italiano y su trama de financiación rusa por un total de 65 millones de dólares.

Los italianos, mientras tanto, esperan conocer pronto cuál será, finalmente, la fecha de la moción de censura con el premier, Giuseppe Conte. Con toda la Cámara Alta reunida, en el día de ayer Matteo Salvini declaró: "Italia necesita certezas. ¿Acaso hay algo más digno que dar la palabra al pueblo?", preguntó retoricamente en el Senado el ministro del Interior. Y añadió: "No tenemos miedo de escuchar a la gente. Si tienes miedo de los electores, es porque tienes la conciencia sucia y temes de no ser elegido de nuevo. Por esta razón queremos el voto enseguida".

Lo que trata de eludir el vicepresidente del Gobierno transalpino es que Italia es una 'república parlamentaria', en la que el jefe del Estado, hoy Sergio Mattarella, tiene la obligación de descubrir si podría haber un nuevo Gobierno antes de unas nuevas elecciones. Por eso, en la sesión de ayer por la tarde, la senadora Loredana De Petris, del partido reformista Libres e Iguales, le recordó a Salvini que "Italia no es una república basada en los sondeos".

La Liga tendrá que devolver 49 millones de euros a las arcas públicas sobre la base de reembolsos fraudulentos de carácter electoral

Pero cuánto antes la Liga obtenga el poder, mejor. Hace tan sólo una semana, el Tribunal de Casación de la Justicia italiana confirmó que la Liga, hoy liderada por Matteo Salvini, tendrá efectivamente que devolver 49 millones de euros a las arcas públicas del Estado italiano sobre la base de reembolsos fraudulentos de carácter electoral. Los delitos, sin embargo, ya han prescrito para los responsables y no habrá multas para ellos, el propio fundador y ex ministro de la Liga, Umberto Bossi, y para uno de los más importantes directivos del partido, Francesco Belsito.

Umberto Bossi, fundador y ex ministro de la Liga | Reuters

La formación soberanista obtuvo los 49 millones de euros defraudados durante las secretarías de Roberto Maroni –entre 2012 y 2013– y la del actual vicepresidente del Gobierno, Matteo Salvini –a partir de 2013 hasta hoy–. Durante el liderazgo de Roberto Maroni, el Estado italiano pagó a la Liga unos 13 millones de euros y durante la actual secretaría unos 800.000 euros. Ambos 'jefes leguistas' tuvieron en su poder la posibilidad de devolver ese dinero, hecho que finalmente no se produjo, de hecho, la Fiscalía de Génova está investigando adónde fueron a parar. Por el momento, la Justicia ha conseguido secuestrar sólo dos millones de euros del total. Matteo Salvini, actual líder de la formación y vicepresidente del Gobierno, siempre ha intentado mantenerse al margen de la polémica.

Salvini tiene que intentar eludir también la cuestión de su trama rusa

Salvini, por otra parte, tiene que intentar eludir también la cuestión de su trama rusa, en la que la soberanista Liga habría percibido 65 millones de dólares a través de la compra de petróleo y un considerable descuento en el precio, provocando una diferencia económica necesaria para financiar, de manera oculta, el partido soberanista de Matteo Salvini. La operación tiene relación con la venta por parte de una importante empresa petrolera rusa de 3 millones de toneladas de petróleo a la compañía energética italiana ENI. Se calcula que con un 4% de descuento la Liga tenía financiación suficiente: "Nunca he cogido un rublo, un euro, un dólar o un litro de vodka por parte de Rusia", comentó hace unas semanas Matteo Salvini. La Justicia italiana ya tiene en marcha una investigación para investigar el caso.

La Liga de Salvini, socio minoritario del actual Ejecutivo de Giuseppe Conte, llevaba 14 meses en una difícil coalición con el Movimiento 5 Estrellas, el partido protesta fundado por Beppe Grillo. Son dos formaciones muy diferentes, de hecho se han estado peleando prácticamente a diario en los últimos meses. Ante el éxito de las últimas elecciones europeas, donde la Liga obtuvo el 34% de los votos, el M5E de Di Maio ha empezado a notar la presión de un socio que es minoritario sólo sobre el papel.

Tras la negativa de los grillinos de votar a favor de la realización del AVE Turín-Lyon; Salvini, criticado por su campaña permanente vestido con bañador desde las mejores playas del país, ha decidido retirar su apoyo y apostar por la llamada a los comicios "lo antes posible" porque "ya no hay una mayoría de Gobierno" en el Parlamento transalpino.

Por eso el líder soberanista, hoy con el 36% según las encuestas, ha pedido "plenos poderes" a sus compatriotas. Algo que podría lograr junto a Forza Italia (Silvio Berlusconi) y Hermanos de Italia (Giorgia Meloni) en una coalición de centro-derecha con mayoría absoluta. De conseguirlo, el líder de la Liga tendría más fácil encubrir los escándalos financieros de su partido.