Público
Público

Protestas en Ecuador Guillaume Long: “Lenín Moreno no va a derogar el 'gasolinazo'”  

Los arrestos de 'correístas' y las amenazas llevan a la expresidenta de la Asamblea Nacional a refugiarse en la Embajada de México en Quito y el exjefe de la diplomacia ecuatoriana a declarar que “el ciclo de derecha en América Latina será corto si es democrático, pero si es autoritario logrará ser largo”.

Guillaume Long en el Common Action Forum de México y el director general de CAF Rafael Heiber./ Rodrigo Espinoza/CAF-CDMX

María Iglesias

Guillaume Long, excanciller ecuatoriano en los gobiernos de Rafael Correa (2007-2017) –equivalente a Ministro de Asuntos Exteriores- denuncia que el acuerdo para derogar el Decreto 883 de eliminación de subsidios al combustible que causó trece días de fuertes protestas, “no ha sido derogado pasadas ya veinticuatro horas y no se va a derogar”. En palabras de quien también fuera ministro de Cultura y de Coordinación de Conocimiento “ha habido una manipulación de mala fe por el gobierno de Lenín Moreno, mientras el mediador de la ONU, Arnaud Peral, rompía el deber sagrado de neutralidad”. Según Long, en vez de derogar el decreto “se va crear una comisión para aprobar otro, con el fin de ganar tiempo y agotar a los manifestantes para que dejen la calle y pierdan fuerza en la negociación”.

Guillaume Long hizo ayer estas declaraciones en entrevista a Público, durante su participación en la Jornada Una nueva ruta hacia el desarrollo, en Ciudad de México, organizadas por el foro de ideas progresista Common Action Forum (CAF). “Hay vídeos del líder del movimiento indígena, Leónidas Iza, exclamando que eso no es lo acordado”, manifestó el excanciller, “así que no sabemos si los indígenas dejarán las protestas, ni qué harán los transportistas y estudiantes que clamaban contra el gasolinazo y el empobrecimiento de la vida por el decreto”.

El exministro de Exteriores de Ecuador Guillaume Long durante la entrevista concedida a Público./ Rodrigo Espinoza/CAF-CDMX

La detención de Paola Pavón, la prefecta de Pichincha –una de las 24 provincias del país y la que de hecho integra a la capital, Quito, era ayer una de las mayores preocupaciones de Guillaume Long. “Forma parte de la persecución judicial salvaje del gobierno de Lenín Moreno contra todo nuestro Movimiento Revolución Ciudadana, lo que la prensa llama el correísmo”, declaró Long quien informó de que se están produciendo peticiones de refugio como la de la expresidenta de la Asamblea Nacional, Gabriela Ribadeneira ante la embajada de México en Quito para ser protegida junto a sus hijos.

“Conocemos el modus operandi: a Pavón la arrestaron con la excusa de que una camioneta de la prefectura bloqueaba la carretera en las protestas y a partir de ahí allanan domicilio, entra en los móviles y por cualquier chat en WhatsApp que tengas te involucran en la figura de asociación ilícita”, plantea Long.

"Los ecuatorianos tienen motivos para ser contrarios al decreto 883"

Frente a la acusación del presidente Moreno de que es el Gobierno venezolano de Nicolás Maduro quien alentó las protestas y la del embajador de Ecuador en España, Cristóbal Roldán, sobre que el expresidente Rafael Correa estaría detrás cuando “si lo que quiere es ser candidato lo que tiene que hacer es venir y rendir cuentas a la Justicia”, Guillaume Long contesta que “es insultar la inteligencia de los ecuatorianos, que tienen motivos para ser contrarios al decreto 883”. Entre ellos, el gasolinazo, recortes en salarios y derechos de funcionarios como reducir las vacaciones de treinta a quince días, medidas macro económicas “que alentarían fuga de divisas” y “de austeridad violentas exigidas por el FMI”. Recortes, según Long, innecesarios pues “eliminar el subsidio a los combustibles ahorra 1.300 millones dólares año, para conseguir el préstamo de 4.200 millones del FMI cuando se acaban de eliminar impuestos de patrimonio, sucesiones y a rentas altas por valor de 4.300 millones”.

A criterio del exresponsable de relaciones exteriores de Ecuador, “la justicia actual está cooptada por el poder ejecutivo para descorreizar al país. Sufrimos el lawfare, persecución judicial, igual que en Brasil contra Lula y Rouseff y en Argentina contra Kirchner”, asegura Long que apunta a la existencia de una veintena de exministros correístas acusados y en el exilio, de los que se excluye “porque no tengo proceso judicial en contra aunque sé que no puedo volver”.

De izquierda a derecha, Guillaume Long, la abogada de derechos humanos Renata Ávila y el ex ministro de Conocimiento ecuatoriano Andrés Arauz./Rodrigo Espinoza/CAF-CDMX

Ante la actual coyuntura, los dirigentes del Movimiento Revolución Ciudadana, Long, incluido solicitan “el llamado a elecciones generales por graves momentos de conmoción social, una figura prevista en la Constitución que nada tiene que ver con alentar un golpe de estado, como dice Moreno”. Y para argumentar esta disolución del Gobierno elegido en mayo de 2017 Guillaume Long apunta que “de un lado ha habido fraude a los ciudadanos porque Moreno fue vicepresidente de Correa y se le eligió como opción de continuidad pero traicionó la fe ciudadana depositada para cambiar toda la política pública, como el mejor caballo de Troya imaginable”. Además, a su criterio, “su popularidad que ya era solo del 14 por ciento ha bajado a lo abismal por la violación de derechos humanos al reprimir las manifestaciones: 1.150 detenidos sin el debido proceso, cifra oficial de siete muertos que sabemos muchos más, 900 heridos, estado de excepción y toque queda con protagonismo de las fuerzas armadas sobre las autoridades politicas”.

"Encarcelan a Lula y acusan injustamente a Correa porque saben que la ciudadanía les elegiría" 

El ciclo político de derecha en América latina será corto si es democrático, y largo si es autoritario”, afirmó tajante Long. “Vemos en Argentina que el Gobierno Macri será seguramente derrocado porque sus políticas no han gustado a la ciudadanía, pero encarcelan a Lula en Brasil y acusan injustamente a Correa en 29 procesos para que no pueda volver de Bélgica porque saben que la ciudadanía les elegiría”.

Guillaume Long participó este lunes en la mesa redonda El sur global líder del Green New Deal dentro de la Jornada Nueva ruta al desarrollo organizadas en Ciudad de México por el think tank progresista Common Action Forum. “Son importantes foros como este para articular propuestas progresistas frente a situaciones oscuras como la de Ecuador que ha dado un giro de 180 grados a su política exterior que era inserción en un mundo multipolar y diversificación de relaciones exteriores para volver a la sumisión a EEUU y sumarse al eje de derecha dura de Trump y Bolsonaro. Llegando a abandonar UNASUR cuando éramos la sede, que es como si como Bélgica se saliera de UE”.

Long y el también exministro con Correa y ex director general del banco central de Ecuador Andrés Arauz ofrecieron, en el marco del CAF de México una rueda de prensa en la que Arauz fue aún más lejos sobre el Decreto 883 y su no derogación. “Este decreto fue respuesta a la amenaza expresa del FMI de cancelar la entrega de fondos si no se aplicaban medidas austericitas antes del 2 octubre pero al FMI le parece insuficiente y ni con el decreto autoriza el desembolso, sino que exige más medidas”. De modo que, prevé Arauz, “el decreto ni se ha derogado pese a las noticias de la prensa nacional e internacional, ni se derogará porque Moreno se ha plegado a la exigencia del FMI de liberalizar los precios de los combustibles de aquí a 2021”.