Público
Público

La Fiscalía alemana dice que Lubitz recibió tratamiento psicológico por tendencias suicidas

El Hospital Universitario de Düsseldorf, donde el copiloto había acudido en los dos últimos meses para solicitar un diagnóstico, entrega su historial médico a las autoridades.

Andreas Lubitz en una foto de su perfil de Facebook

AGENCIAS

BERLÍN.- La Fiscalía de Dusseldorf, que está investigando al copiloto del avión de Germanwings Andreas Lubitz, ha señalado que recibió hace varios años, antes de obtener su permiso para volar con aviones, "atención psicoterapeútica por tendencias suicidas" durante un periodo prolongado.

"Posteriormente hubo más visitas médicas con prescripción de baja, sin que en ella se constataran tendencias suicidas o agresivas", subrayó la Fiscalía en un comunicado, en el que señala que de la documentación confiscada no se desprende que el copiloto, Andreas Lubitz, tuviera "ninguna enfermedad física".

El viernes pasado, la fiscalía había revelado que Lubitz tenía un parte de baja roto en su vivienda que le eximía de ir a trabajar el día de la tragedia, si bien no especificó qué enfermedad le aquejaba. Durante el fin de semana, varios medios han publicado informaciones sobre los problemas psicológicos del copiloto e incluso problemas de visión que podrían en peligro su futuro como piloto.

En un comunicado, la Fiscalía ha descartado "especular" sobre los motivos que llevaron a Lubitz a, presuntamente, estrellar de forma intencionada el Airbus A320 con 150 personas a bordo tras hablar con varias personas de su entorno personal y laboral y ha defendido que sustentan su investigación solo en "hechos".

Las autoridades alemanas ya tienen en su poder el  historial médico copiloto de Germanwings. La Clínica Universitaria de Düsseldorf, a la que acudió en los últimos dos meses el copiloto Andreas Lubitz para solicitar un diagnóstico, ya se la ha entregado a la Fiscalía encargada de investigar qué pudo llevar al joven a estrellar el el avión en los Alpes.

Una portavoz de la Clínica confirmó que se han entregado las actas médicas sin añadir más detalles, ante la investigación en marcha y por respeto al deber de confidencialidad médica.

El pasado viernes, ante la sucesión de informaciones sobre la salud psíquica de Lubitz, el centro hospitalario emitió un comunicado en el que señalaba que el copiloto había acudido a la clínica como paciente en febrero y, por última vez, el pasado 10 de marzo.

No reveló detalles de la posible enfermedad que padecía Lubitz, pero sí señaló que las informaciones que señalaban que el joven había sido tratado de una depresión en el centro eran incorrectas.

La Fiscalía de Düsseldorf estudia la documentación incautada en los registros de las viviendas del copiloto tras avanzar el viernes que había encontrado informes médicos que apuntaban a "una enfermedad y su correspondiente tratamiento", entre ellos "bajas médicas, actuales e incluso vigentes para el día de los hechos, hechas pedazos".

Según la Fiscalía francesa, Lubitz estrelló el pasado martes de forma aparentemente voluntaria el Airbus A320 en los Alpes franceses, con otras 149 personas a bordo.

Más noticias de Internacional