Público
Público
Únete a nosotros

Maduro Mike Pence, sobre Venezuela: "No es tiempo para dialogar, es tiempo para la acción"

El vicepresidente de EEUU pronunció un tajante discurso en el que rechazó todo tipo de propuestas de diálogo para encontrar una solución en el país latinoamericano.

Publicidad
Media: 2
Votos: 2

El vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, ofrece un discurso en el que apoya al líder de la oposición venezolana, Juan Guaidó EFE/ Cristobal Herrera

El vicepresidente de EE.UU., Mike Pence, dijo hoy al exilio venezolano en el sur de Florida que no abandonará a Venezuela hasta que "recobre la democracia" y aseguró que no es tiempo para dialogar sino para actuar, al recordar que el gobierno de Donald Trump tiene "todas las opciones sobre la mesa".

Durante un discurso en un templo de Doral, una ciudad con una numerosa población venezolana, el vicepresidente, los congresistas republicanos Marco Rubio y Mario Díaz-Balart y el gobernador Ron DeSantis coincidieron en que "está llegando el día de una Venezuela libre".

Los cuatro, reunidos en la iglesia Jesús Worship Center con una multitud de inmigrantes venezolanos, reconocieron la lucha de esta comunidad y auguraron el fin del "socialista" Nicolás Maduro como presidente de Venezuela.

"Maduro se tiene que ir", dijo de forma tajante Pence entre gritos que pedían "libertad", porque "ya no tiene poderes legítimos".

El republicano subrayó que se sentía "orgulloso" de que el gobierno estadounidense fuera el primero en reconocer al diputado opositor Juan Guaidó, líder de la Asamblea Nacional de Venezuela (AN), como el presidente interino de ese país, a lo que se sumaron varias naciones latinoamericanas, europeas y de otras zonas del mundo.

"El petróleo de Venezuela pertenece a la gente de Venezuela", agregó Pence

Pence indicó que es "inconcebible" que Maduro permanezca en el poder con la criminalidad, hambruna y represión que padece el pueblo venezolano y destacó el riesgo que representa para la seguridad de la región.

"El pueblo estadounidense reunirá nuestros recursos y los recursos de las naciones de todo el mundo para proporcionar millones en ayuda humanitaria", expresó Pence.

Pence además adelantó que el gobierno Trump continuará con las "presiones económicas", como las sanciones impuestas esta semana por a la petrolera estatal venezolana PDVSA.

El opositor hizo un llamamiento a países como Uruguay y México a tomar partido entre Maduro o Guaidó.

Apoyo tajante a Guaidó

Por su parte, el gobernador De Santis, que se refirió a Maduro como el "tirano socialista, dijo que los "ojos del mundo están puestos sobre Venezuela" y que ello ofrece la oportunidad de "cambiar la historia".

Pence además advirtió que la seguridad de Guaidó y de su familia "es de gran importancia" para Estados Unidos y que los venezolanos en general no deben ser intimidados.

"Estamos con ustedes", indicó el vicepresidente Pence en español, para completar en inglés la frase, "hasta que la democracia sea restaurada".

El Partido Demócrata de Florida acusó al vicepresidente Pence de convertir en un acto "partidista" la reunión que sostuvo este viernes en Miami con la comunidad venezolana.