Público
Público
Únete a nosotros

La UE se suma a la cumbre internacional sobre Venezuela propuesta por Uruguay y México

La reunión contará con la participación de ocho de los países miembros de la Unión Europea (Alemania, España, Francia, Italia, Portugal, Holanda, Reino Unido y Suecia) y México, Bolivia, Costa Rica, Ecuador y Uruguay.

Publicidad
Media: 4.38
Votos: 8

Una mujer ondea una bandera de Venezuela durante una manifestación en contra de Nicolás Maduro. / REUTERS - ANDRES MARTINEZ CASARES

La Unión Europea y Uruguay han anunciado este domingo que el próximo día 7 de febrero se celebrará una reunión en Montevideo para tratar de abordar la crisis política que vive Venezuela. La noticia llega un día después de que México y Uruguay trasladasen una iniciativa de diálogo a las Naciones Unidas.

El jefe de la ONU, António Guterres, recibió en su despacho a los embajadores de México y Uruguay, que le informaron de las últimas propuestas de sus Gobiernos, incluida la ya mencionada conferencia internacional, en la que se reunirán países y organizaciones partidarios de la negociación y el diálogo para la resolución del conflicto venezolano. En cualquier caso, la confirmación de la UE en esta cumbre supone una novedad de cara a las acciones diplomáticas acordadas por los países miembros, ya que hasta el momento han lanzado un ultimátum a Maduro: si no convoca elecciones de manera inmediata, reconocerán a José Guaidó como presidente interino de Venezuela.

La reunión contará con la participación de ocho de los países miembros de la Unión Europea (Alemania, España, Francia, Italia, Portugal, Holanda, Reino Unido y Suecia) y México, Bolivia, Costa Rica, Ecuador y Uruguay. 

"Creemos profundamente que tenemos que crear un espacio para la política y la diplomacia para responder al importante desafío al que se enfrenta Venezuela", dijo a los periodistas el representante mexicano ante la organización, Juan José Gómez Camacho. México y Uruguay, que han optado por una posición de neutralidad ante la crisis, recalcaron su voluntad de ofrecer a las partes venezolanas alternativas para el diálogo y para una solución pacífica.

Esa línea es, a grandes rasgos, la defendida por el diplomático portugués, António Guterres, desde el inicio de las turbulencias en Venezuela. "Para el secretario general lo importante es encontrar una forma de tener un diálogo político inclusivo", reiteró su portavoz, Stéphane Dujarric, que aseguró que Guterres está en contacto con varios líderes internacionales.

Dujarric, preguntado por una posible intervención más decidida por parte de la ONU, señaló que Guterres no está interesado en conseguir "titulares" de prensa con sus gestiones y busca lograr avances de manera discreta pero efectiva. El portavoz no quiso decir si el diplomático portugués podría asistir a la conferencia de Montevideo o enviar a algún representante.

Sobre la mesa, el jefe de Naciones Unidas mantiene su oferta de "buenos oficios" para mediar en la crisis, pero Dujarric insistió hoy en que para que eso avance es necesario el visto bueno de los dos bandos.