Público
Público

Hong Kong Los manifestantes abandonan el Parlamento de Hong Kong

Las graves consecuencias que podrían acarrearles el ser detenidos en las instalaciones del Parlamento llevaron a los manifestantes a optar por desalojarlo.

Publicidad
Media: 5
Votos: 2

Cientos de manifestantes irrumpen en el Parlamento de Hong Kong (China), este lunes. EFE/Ritchie B. Tongo

Los cientos de manifestantes que ocuparon este lunes el Parlamento de Hong Kong lo abandonaron cerca de tres horas después, pasada la medianoche local (14.00 GMT) ante la confirmación de que las fuerzas policiales antidisturbios se disponían a acceder a la sede legislativa.

Las graves consecuencias que podrían acarrearles el ser detenidos en las instalaciones del Parlamento, que resultaron seriamente dañadas tras el asalto, llevaron a los manifestantes a optar por desalojarlo.

Poco después del abandono, cientos de efectivos antidisturbios -que finalmente entraron en acción, tras horas de pasividad- emplearon gases lacrimógenos para disolver a grupos de manifestantes que permanecían concentrados en las avenidas cercanas al Legislativo.

La citada marcha, en la que participaron 550.000 personas, según los organizadores, se convocó en protesta por la "excesiva" injerencia de Pekín en el gobierno de la ciudad y para demandar la retirada del polémico proyecto de ley de extradición así como la dimisión de la jefa del Ejecutivo local, Carrie Lam.

Tras pasar más de cuatro horas intentando echar abajo la entrada del edificio con barras de acero, ladrillos o piedras, los manifestantes consiguieron acceder al interior pasadas las 21.00 hora local (13.00 GMT).

Según expresaron, una amplia mayoría apuestaba por quedarse "por lo menos esta noche" o hasta que la policía intervenga.

En las cercanías de la sede parlamentaria, donde más de 10.000 personas llevaban varias horas concentradas esperando a que destruyesen las puertas, no había presencia policial, pese a que las autoridades habían negociado con los organizadores de la protesta que el recorrido de la manifestación no pasara por la zona en cuestión.

Tampoco había efectivos policiales dentro de la sede parlamentaria, donde muchos de los manifestantes descargaban su ira rompiendo el mobiliario y haciendo pintadas. Los agentes que se encontraban dentro del edificio se retiraron en cuanto entraron los manifestantes.

Un grupo de manifestantes permanecen congregados a las puertas del Parlamento de Hong Kong. EFE/Jerome Favre

Los asaltantes, ataviados con cascos y máscaras antigas, destrozaron varias de las entradas del complejo y fueron entrando en las diferentes estancias, incluido el salón de plenos en el que se reúnen los diputados.

La irrupción en el Consejo Legislativo se produjo tras la multitudinaria manifestación de este lunes, día en el que se conmemoraba el vigésimo segundo aniversario del traspaso a China de la soberanía sobre Hong Kong por parte del Reino Unido.

La citada marcha, en la que participaron cientos de miles de personas, se convocó en protesta por la "excesiva" injerencia de Pekín en el gobierno de la ciudad y para exigir la retirada del polémico proyecto de ley de extradición y la dimisión de la jefa del Ejecutivo local, Carrie Lam.

La protesta comenzó por retraso después de que la Policía negociase con los organizadores para que no llegasen a la zona de Admiralty, donde se ubica el Consejo Legislativo, y lo hiciese a cambio por la cercana y céntrica área de Wan Chai.

En su mayoría vestidos de negro, los manifestantes portaban carteles en los que se leía "No a la extradición a China. Carrie Lam dimisión" o "Hong Kong, ponte en pie", así como otros en los que condenaban la violencia policial durante protestas pasadas.

La policía monta guardia en el interior del Parlamento de Hong Kong (China) este lunes. EFE/Ritchie B. Tong

Esta misma mañana, los agentes de la Policía antidisturbios de Hong Kong hicieron uso de porras y sprays de pimienta para sofocar las protestas y disolver a los manifestantes que se encontraban bloqueando una de las calles cercanas a la sede del gobierno de la región administrativa especial china.

Los manifestantes permanecieron toda la noche en la zona con la intención de iniciar las protestas a las 8.00 de la mañana (hora local) con el objetivo de rechazar la ceremonia del aniversario.